La inflación afloja en México y se ubica en 7,13% anual en la primera mitad de enero

El gas LP y algunos alimentos registran disminuciones en los precios tras los máximos de 2021

Un puesto de venta de verduras en Ciudad de México.
Un puesto de venta de verduras en Ciudad de México.Graciela López (CUARTOSCURO)

La subida de precios da un respiro a México a inicios de año. La inflación se ubicó en 7,13% anual en la primera mitad de enero, ha revelado este lunes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Aunque se mantiene muy por encima del objetivo del Banco de México del 3% -hace un año se ubicaba en un 3,33% anual-, se trata de la tercera reducción consecutiva desde el pico del 7,7% anual a finales de noviembre. Algunos productos continúan al alza, como el limón, mientras que el gas LP y otros alimentos presentan disminuciones.

La inflación subyacente, la que toma en cuenta el Banco de México para tomar sus decisiones de política monetaria, se situó en un 6,11% anual, el mayor nivel para este mismo periodo desde 2001, y avanzó un 0,34% respecto a la quincena anterior. En cuanto a la no subyacente, que incluye productos más volátiles como los combustibles, los precios subieron un 0,53% quincenal y un 10,2% anual.

Por productos, los que más se encarecieron esta primera mitad de enero fueron el limón, con un aumento quincenal de 36,8%, y la papa, con un 11,6%. Del otro lado, el transporte aéreo cayó un 33,6% y el jitomate, un 15,2%. El gas LP, combustible que utiliza la gran mayoría de hogares mexicanos y cuyo encarecimiento ha centrado la atención del Gobierno, disminuyó un 1,1%.

México cerró 2021 con la tasa de inflación más alta en 21 años, un 7,36%, por el aumento sostenido en los precios de los alimentos y los combustibles. La recuperación de la demanda tras lo más duro de la pandemia y el impacto que esta tiene todavía sobre las cadenas de suministro están detrás del fenómeno, de carácter global.

Frente a la inflación, el Banco de México ha votado incrementos en la tasa de interés. Ahora se sitúa en un 5,5%, tras el quinto aumento consecutivo a mediados de diciembre. La Junta de Gobierno también revisó al alza sus proyecciones de inflación para este año. Sin embargo, la desaceleración del encarecimiento este inicio de año puede dar fuerza a las opiniones que abogan por detener, o al menos moderar, la subida de tasas.

El subgobernador Gerardo Esquivel se ha opuesto en varias ocasiones a esta política por considerar que la inflación es un fenómeno transitorio. “Esta tendencia descendente continuará en meses subsecuentes conforme se vayan deshaciendo algunos efectos de nivel que se observaron el año pasado. El más obvio será el de la gasolina, ya que su variación anual, aunque positiva, comenzará a disminuir en forma significativa”, escribió hace dos semanas.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Jon Martín Cullell

Es redactor de la delegación de EL PAÍS en México desde 2018. Escribe principalmente sobre economía, energía y medio ambiente. Es licenciado en Ciencias Políticas por Sciences-Po París y máster de Periodismo en la Escuela UAM- El PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS