_
_
_
_

Felipe Calderón tras el veredicto contra García Luna: “Se está utilizando la resolución para atacarme”

El expresidente evita condenar al que fuera su secretario de Seguridad Pública y justifica sus decisiones en la llamada “guerra contra el narco” durante su sexenio. “Lo volvería a hacer”, dice

Felipe Calderón
El expresidente de México, Felipe Calderón, en Nueva York en 2015.Leigh Vogel (Getty Images)
Carlos S. Maldonado

El expresidente de México, Felipe Calderón, ha reaccionado la noche del martes al veredicto de un juzgado de Nueva York que ha declarado culpable al que fuera su secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna. Calderón ha evitado condenar al encargado de dirigir la guerra contra el narcotráfico desatada durante su mandato, pero ha afirmado que el fallo es usado “políticamente para atacarme”. En un comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter, el exmandatario ha justificado las decisiones que en materia de seguridad tomó durante su sexenio y ha afirmado que actúo “con la ley en mano”.

Las declaraciones de Calderón se dan horas después de que el juez Brian Cogan, de Brooklyn, declarara culpable a García Luna por los delitos de conspiración para la distribución internacional de cocaína; conspiración para la distribución y posesión de cocaína; conspiración para importar cocaína; delincuencia organizada y dar declaraciones falsas en su solicitud de naturalización al declarar que no había cometido ningún delito. Nunca antes un exfuncionario mexicano de su perfil había sido llevado a juicio en Estados Unidos. Calderón ha evitado pronunciarse sobre los cargos de los que García Luna ha sido acusado y ha evitado criticar o condenar el actuar de su antiguo alto funcionario. “Esa resolución no demerita la lucha valiente de miles de policías, soldados, marinos, fiscales, jueces y servidores públicos de bien que defendieron a las familias mexicanas de la delincuencia”, ha dicho el exmandatario.

Tras asumir el poder en 2006, Felipe Calderón lanzó una ofensiva militar contra los grupos del crimen organizado en México. Conocida como “guerra contra el narco”, la estrategia sembró de terror amplias regiones del territorio mexicano y dejó más de 170.000 personas fallecidas en una década. Organizaciones de derechos humanos han señalado que durante esta ofensiva se produjeron fuertes abusos de las fuerzas armadas, pero las decisiones fueron justificadas desde las altas cúpulas del poder. En su comunicado de este martes Calderón ha afirmado que “luché con toda determinación contra la delincuencia con la ley en la mano, sin dar tregua ni hacer distinción entre grupos. Jamás negocié ni pacté con criminales. Jamás usé la investidura presidencial para abogar por sus intereses”. El exmandatario ha dicho, además, “que he sido el presidente que más ha actuado contra la delincuencia organizada” y ha asegurado que volvería ha actuar de la misma forma “porque es lo correcto”.

El expresidente (2006-2012) ha afirmado en su comunicado que respeta la resolución del juzgado estadounidense y ha asegurado que “los delincuentes confesos” que participaron como testigos en el juicio contra García Luna “fueron en su gran mayoría perseguidos, detenidos y extraditados por mi Gobierno”. En un recuento personal de los logros de su “guerra”, Calderón ha afirmado que logró debilitar al crimen organizado, fortalecer el Estado, recuperar territorios bajo control criminal y detener a “delincuentes de todas las organizaciones”. Ha agregado que “los decomisos de armas, drogas y dinero alcanzaron cifras sin precedentes”. El exmandatario, sin embargo, no se ha pronunciado sobre las decenas de miles de muertes causadas por la ofensiva contra el crimen ni los miles de desaparecidos, ni el estado de terror en el que quedaron sumidos varios Estados de México. “La política de seguridad dio resultados, no solo en los casos más emblemáticos, si no a nivel nacional”, ha resaltado Calderón.

El juicio contra García Luna ha sido utilizado por el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador como una campaña para criticar a Calderón, quien ha recordado en su comunicado que su estrategia de seguridad contó en su momento con apoyo de organismos gubernamentales estadounidenses. Calderón ha salido al paso de las críticas y ha reiterado que el veredicto del juzgado neoyorquino es utilizado de forma política para atacarlo. “Llamo a los mexicanos a no distraerse de los fundalmental: hoy mismo las familias sufren todos los días la extorsión, el robo, la violencia y la impunidad de los criminales”, ha escrito el exmandatario, que consiguió el pasado mes de octubre una autorización de residencia y trabajo como profesional altamente cualificado en España. Calderón también ha arremetido contra el Ejecutivo de López Obrador, aunque sin mencionar al presidente directamente. “El Estado debe usar su poder para luchar contra la delincuencia, y no para hacer un uso faccioso del justicia e intimidar a críticos y opositores”, ha dicho.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Carlos S. Maldonado
Redactor de la edición América del diario EL PAÍS. Durante once años se encargó de la cobertura de Nicaragua, desde Managua. Ahora, en la redacción de Ciudad de México, cubre la actualidad de Centroamérica y temas de educación y medio ambiente.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_