La Fiscalía investiga la muerte de un niño ahogado durante las clases de natación en Ciudad de México

El padre de la víctima asegura que no recibió información por parte del Colegio Williams. Los familiares acusan al centro de negligencia

Los padres del menor Abner, el menor que perdió la vida en las instalaciones del Colegio Williams en la entrada del instituto.
Los padres del menor Abner, el menor que perdió la vida en las instalaciones del Colegio Williams en la entrada del instituto.Rogelio Morales Ponce (CUARTOSCURO)

La Fiscalía de Ciudad de México ha abierto este martes una investigación para aclarar lo ocurrido con la muerte de un niño de seis años durante una clase de natación, según ha informado la institución investigadora. La víctima entró al Colegio Williams el pasado lunes a las siete y media de la mañana. Dos horas más tarde, los familiares recibieron un aviso del centro, en el que indicaban que el niño “había tenido un percance en la alberca”, pero no obtuvieron más información, según indicaba el padre, Juan Leonardo, en un vídeo. Los padres acusan a las autoridades escolares por negligencia y consideran el ahogamiento la causa de la muerte.

Lorena Álvarez, tía del niño, ha compartido a través de su cuenta en Twitter el certificado de defunción, en el que se observa que Abner murió por ahogamiento (“asfixia por sumersión”). “Se confirmó lo que el Colegio Williams está ocultando, la negligencia con la que se han conducido desde el minuto uno de esta historia de terror”, escribe en el texto que acompaña a la imagen. Álvarez ha criticado que desde la dirección del centro educativo han escuchado versiones “que buscan responsabilizar” al niño.

La Fiscalía ha comunicado que la carpeta de investigación se inició por el delito “de homicidio culposo por otras causas” y ha anunciado que el cuerpo del joven ha sido trasladado al Instituto de Ciencias Forenses para realizarle una necropsia.

Este miércoles, Juan Leonardo ha hablado ante varios medios de comunicación, donde ha asegurado que no ha conseguido más datos de lo ocurrido. “No puede ser que sea un día normal de escuela, que les vale madres. Soy el papá de un niño muerto”, ha contado. Horas antes, había indicado que una ambulancia trasladó a su hijo al hospital del Instituto Nacional de Cardiología. “Preguntamos y nos dijeron que no podían ofrecer más información. Más tarde nos dijeron que lo estaban reanimando y dándole oxígeno”, lamentaba.

El padre ha criticado la actuación de la escuela que, según él, no actuaron de manera responsable. “¿Qué hicieron? No hicieron nada, ¡ni la pinche jeta dieron!”, reclamaba ante los medios. El niño, Abner, falleció en una alberca del campus de San Jerónimo, localizado a nueve kilómetros del campus de Mixcoac, lugar al que se han acercado los familiares este martes a pedir explicaciones a los directivos del centro.

Juan Leonardo contaba el pasado lunes que el niño dijo antes de ir a la escuela que “no quería nadar”. A lo largo de la mañana, familiares y padres de otros niños se han acercado al campus de Mixcoac, sede central del Colegio Williams, para manifestarse contra lo sucedido. El colegio, cuenta la tía del niño, solo ha tenido contacto con los padres en un cruce de palabras previo a la entrada del director al edificio del centro educativo. En el intercambio de palabras, no hubo ninguna aclaración. En el lugar, se han escuchado gritos como: “Mataron a Abner”, “lo asfixiaron“, “este señor [un trabajador del centro] no nos ha sabido dar una explicación desde ayer”.

Familiares del menor Abner a las afueras del colegio.
Familiares del menor Abner a las afueras del colegio. Rogelio Morales Ponce (CUARTOSCURO)

La Jefa de Gobierno de la ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha llamado al padre de Abner para trasladarle que la Fiscalía había comenzado una investigación para esclarecer lo ocurrido en el campus San Jerónimo. Más tarde, en rueda de prensa, Sheinbaum ha asegurado que la familia quería indagaciones porque no estaba de acuerdo con la posición del colegio.

El centro educativo ha declarado tres días de luto, con los que suspende todas las actividades académicas de este periodo. En un comunicado previo, anunciaron la cancelación de las clases de natación “hasta nuevo aviso”. Como en el anterior escrito, el centro ha reiterado su intención de colaborar con las autoridades.

Durante el año 2021 se registraron 1.747 muertes a causa de ahogamientos accidentales en México, según los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), lo que supone el 5% de las 34.627 muertes accidentales que hubo en el país. Además, también se registraron 83 sumersiones como homicidio.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS