De un anillo de boda de tres millones de dólares a discusiones de WhatsApp filtradas: así estalló el romance entre Belinda y Christian Nodal

En menos de un año, los artistas han pasado de comprometerse en un exclusivo restaurante de Barcelona a difundir en redes sociales los trapos sucios de su relación

La pareja de cantantes mexicanos Belinda y Christian Nodal en una fotografía tomada de redes sociales.
La pareja de cantantes mexicanos Belinda y Christian Nodal en una fotografía tomada de redes sociales.RR.SS

Era el 6 de junio de 2021 cuando Belinda y Christian Nodal, en el apogeo de su relación, sacaron una versión de Si nos dejan, de José Alfredo Jiménez. “Ahí juntitos los dos cerquita de Dios será lo que soñamos”, cantaba acaramelada la pareja del momento. Se acababan de prometer, en un exclusivo restaurante de Barcelona, y estaban tan felices que utilizaron la fotografía de esa noche como imagen promocional del sencillo. Millones de escuchas después, la caratula de Spotify es lo único que queda de ese compromiso. Todo lo demás ha sido borrado de las redes sociales de los dos artistas y ya no hay boda ni letras románticas, sino una larga ruptura, acusaciones veladas en entrevistas, canciones de despecho y, ahora, también discusiones de WhatsApp filtradas. Solo unos meses bastaron para hacer añicos el romance mexicano del año.

Belinda Peregrin, 32 años, y Christian Nodal, de 23, se conocieron siendo parte del elenco del show televisivo La Voz. En agosto de 2020 reconocieron su relación ante sus más de 20 millones de seguidores y pronto llegaron las presentaciones en familia y los tatuajes. Ella se marcó las iniciales de Nodal en la muñeca junto a un corazón; el artista charro, vestido habitualmente con botas y sombrero norteño, se dibujó los ojos azules de Belinda en el pecho, su nombre cerca de una oreja y una flecha en la muñeca. No había miedo lo suyo era para siempre.

El escepticismo acompañó la relación desde el principio y se llegó a interpretar como una estrategia de publicidad del programa de televisión. “Los únicos que saben lo que está pasando realmente somos Christian y yo, con el tiempo y nuestras acciones se van a dar cuenta que ni yo ni él somos de este tipo de artistas”, dijo entonces Belinda a los medios mexicanos. Una fastuosa pedida de mano sirvió para acallar los rumores.

El 26 de mayo de 2021, Christian Nodal escribió en su cuenta de Instagram: “Damas y caballeros, Belinda Peregrin Schull me acaba de hacer el hombre más afortunado del mundo”. A lo que la cantante respondió: “La mujer más feliz del mundo”. El compromiso quedaba sellado con un anillo de tres millones de dólares, una pieza de diamante de 12 quilates con corte de esmeralda acompañado de gemas de la firma Angel City Jewelers, diseñado especialmente para Belinda. La entrega de la joya fue en el restaurante Salvaje de Barcelona, situado en una inmensa parcela de 2.000 metros cuadrados donde Leo Messi tuvo también su restaurante. Nodal cerró en exclusiva el espacio para la pareja y su familia por un precio de 25.000 euros.

Después de aquello, fueron bautizados como Nodeli y hasta la revista People en Español los coronó como la pareja del año. Pero, el amor no llegó al siguiente San Valentín. Un día antes la pareja anunció su ruptura en las mismas redes sociales que los auparon. “Hemos decidido darle fin a nuestro compromiso y nuestra relación de pareja, llevándonos cada uno lo mejor del otro”, escribió el cantante de Sonora, que añadía: “Cada uno vivirá su proceso de separación a su manera y siempre deseándole lo mejor uno al otro por los tiempo felices vividos y los de prueba también”.

Las causas son todavía un misterio. Ante la avalancha de mensajes de los fans de la actriz cuestionándolo sobre la ruptura, Nodal contestó en Twitter: “Decepción la que me llevé yo. Y como fans, mejor ni sigan y dejen las cosas bonitas porque la única afectada va a ser Beli si se habla a fondo”, escribió el cantante, en un mensaje que borró poco después. En este par de meses de silencio, Belinda dijo que fueron días difíciles y acusó a los medios de comunicación de ejercer violencia de género “al emitir juicios con estereotipos sobre cómo deben comportarse las mujeres”.

La actriz vive ahora en España, donde ha grabado y está promocionando la serie Bienvenidos a Edén, el último éxito de Netflix sobre unos adolescentes que acuden a una peligrosa fiesta en una isla. Belinda, que nació en Madrid, ha puesto distancia con México ante la presión mediática y fiscal. Uno de los rostros más famosos del país debe al fisco mexicano siete millones de pesos, 350.000 dólares. Así, la última polémica le ha llegado a la cantante entre visitas a La Resistencia y vídeos en la playa con su compañero de elenco, el argentino Guillermo Pfening.

Aparentemente fueron los comentarios de su madre, Belinda Schüll, sobre Nodal —al que celebra llamar “naco” o le espeta no haber cuidado a la cantante— los que desencadenaron la filtración. Nodal publicó el miércoles una conversación que había mantenido con Belinda, en la que esta le pedía dinero para una reparación dental y para sus padres, y unos minutos después le acusaba de haberle destrozado la vida. El norteño ha contextualizado esa discusión con la frase: “Cuando me cansé de dar se acabó todo”.

Las palabras han caído como una bomba entre los seguidores de la pareja e incluso han llevado a colectivos feministas a pedir que a Nodal se le aplique la Ley Olimpia que sanciona la violencia digital contra las mujeres. El artista ha tratado de zanjar el último episodio de su propia telenovela: “No les molesto, ni siquiera exijo mis créditos en canciones o en la vida. Todo lo bello que está pasando se lo merece y también me costó a mí. Déjenme en paz, yo estoy sanando”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Beatriz Guillén

Redactora de EL PAÍS en México. Trabaja en la mesa digital y suele cubrir temas sociales. Antes estaba en la sección de Materia, especializada en temas de Tecnología. Es graduada en Periodismo por la Universidad de Valencia y Máster de Periodismo en EL PAÍS. Vive en Ciudad de México.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS