Zaldívar responde a la polémica sobre la ley eléctrica: “Yo no soy niñera de mis compañeros ministros”

El presidente de la Suprema Corte asegura que no hubo mayoría calificada en la votación sobre la constitucionalidad de los cambios impulsados por el Gobierno

El ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldivar, y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en 2021.
El ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldivar, y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en 2021.Daniel Augusto (CUARTOSCURO)

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de México, Arturo Zaldívar, ha rechazado este miércoles haber orquestado “un manotazo” en la votación de la ley eléctrica para favorecer al Gobierno, como acusan algunos legisladores de la oposición. “Yo no soy niñera de nadie. Solo soy responsable de mis votos. No soy responsable de cómo votan mis compañeros”, ha respondido, visiblemente molesto, durante una rueda de prensa en la sede del tribunal. Zaldívar ha asegurado que la forma cómo se llevó a cabo la polémica votación fue “normal” y ha insistido en que no hubo mayoría calificada a favor de la inconstitucionalidad de la norma apoyada por el Ejecutivo de López Obrador.

Zaldívar ha defendido con vehemencia su actuación en la votación del 7 de abril, cuando se discutió la acción de inconstitucionalidad presentada por senadores de la oposición. Durante la discusión, los ministros Alfredo Gutiérrez y Juan Luis González Alcántara votaron por la invalidez por razones diferentes. Si se sumaban alcanzaban los ocho votos, la mayoría calificada, y se tumbaban los artículos polémicos.

El presidente de la Suprema Corte preguntó entonces a los dos ministros cómo querían que se computaran sus votos y González Alcántara respondió: “Aquí mi voto es por la validez”. En apariencia se refería al sentido de su voto por la supuesta violación al derecho a un medio ambiente sano -el apartado en discusión en ese momento-, pero Zaldívar ha dicho este miércoles que él había aclarado previamente que la pregunta era general, “sin apartados”, y que lo preguntó hasta siete veces. Sobre la libertad que dio a los ministros para definir cómo querían que se contaran sus votos, Zaldívar ha asegurado que lo decidió “con la anuencia del pleno”, aunque tres ministros expresaron dudas en esa misma sesión sobre ese proceder.

En cualquier caso, el presidente del máximo tribunal ha señalado que González Alcántara pudo corregir su voto, de haberse contado mal. “Si el voto hubiera sido malinterpretado el ministro tuvo que haber dicho ‘mi voto es por la invalidez’ y no dijo nada. Y todo el pleno aceptó que no había ocho votos. Y no solo eso, pasamos a los puntos resolutivos donde se desestima la acción. Esos resolutivos se votaron por unanimidad”, ha afirmado. “Me parece que es una falta de respeto pensar que el presidente de la Corte puede simplemente decidir el sentido de los votos. Ahora resulta que soy alquimista y convierto los ocho votos en siete. No, allí está la grabación”.

Los ministros votaron este martes por unanimidad el acta de la sesión del 7 de abril, pero cuatro de ellos anunciaron que emitirían votos aclaratorios. Zaldívar ha descartado que González Alcántara vaya a afirmar en el suyo que su voto fue contado mal. “El asunto es cosa juzgada y sería patético que un ministro después de todo esto diga que ‘mi voto se contó mal’. ¿Pues estaba dormido en la sesión pública?”, ha lanzado. “No creo que vaya a ser el caso. Es un ministro serio. Creo que él estuvo consciente de por qué votó como lo hizo”. La votación del acta se retrasó del lunes al martes porque, según Zaldívar, algunos ministros solicitaron que se integrara una versión estenográfica de la sesión.

Sobre la queja presentada por varios senadores de oposición, entre ellos Emilio Álvarez Icaza, Zaldívar ha dicho que ya se ha respondido, pero que este tipo de escrito “no está regulado”. Ha aprovechado, además, para cargar duramente contra los medios de comunicación por un ejercicio de la libertad de prensa “abusivo, insidioso y falso”, y contra algunos analistas que han cuestionado la votación. “Hay académicos que son muy buenos tuiteros, pero que como académicos son unos mediocres”, ha espetado, sin citar nombres.

La votación sobre la ley eléctrica, que dio la victoria al Gobierno, ha avivado las acusaciones de excesiva cercanía de ciertos ministros con el presidente Andrés Manuel López Obrador. En ese sentido, Zaldívar ha defendido la independencia del tribunal y ha puesto como ejemplo el que, en la misma semana en que se desechó la acción de inconstitucionalidad, se votara en contra de dos normas federales, la Ley de Austeridad Republicana y un cambio a la Ley Federal de Presupuesto. “Esos dos días fuimos muy independientes. El jueves tuvimos el atrevimiento de pensar que la Constitución permite diferentes interpretaciones y ese día no solo cuatro de nosotros dejamos de ser independientes, sino que fuimos objeto de todos los insultos habidos y por haber”, ha ironizado.

En la víspera de la votación, los ministros recibieron al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, mano derecha del mandatario. Zaldívar ha sostenido que esos encuentros son “normales”. “No hubo ninguna presión. Siempre que hay un asunto delicado del Gobierno federal, las autoridades vienen a hacer valer sus argumentos”, ha dicho. Al mismo tiempo, el presidente ha dejado caer que otros ministros también se reunieron con empresas extranjeras y nacionales en los días previos. “Yo no recibí a ninguno de estos grupos”, ha precisado él a continuación.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Jon Martín Cullell

Es redactor de la delegación de EL PAÍS en México desde 2018. Escribe principalmente sobre economía, energía y medio ambiente. Es licenciado en Ciencias Políticas por Sciences-Po París y máster de Periodismo en la Escuela UAM- El PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS