López Obrador rechaza enviar ayuda militar a Ucrania: “Nosotros no mandamos armas, somos pacifistas”

El presidente asegura que México sí ofrecerá “protección y ayuda humanitaria a todos” los afectados por la ofensiva rusa en territorio ucranio

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en una foto de archivo.
El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en una foto de archivo.Reuters

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha rechazado este viernes cualquier escenario de envío de ayuda militar a Ucrania, una medida adoptada por Estados Unidos y países de la Unión Europea. “Nosotros no mandamos armas, nosotros somos pacifistas”, ha señalado el mandatario en su conferencia de prensa matutina al ser preguntado al respecto. Justo ayer, seis diputados del Parlamento ucranio dirigieron una carta a la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero, solicitando armamento y equipamiento militar “en grandes cantidades” para hacer frente a la invasión ordenada por Vladímir Putin.

México condena la agresión del Kremlin, pero, como ha recordado una vez más el canciller Marcelo Ebrard, el Gobierno descarta imponer sanciones económicas o comerciales unilaterales a pesar de que esa fue la decisión mayoritaria de sus aliados internacionales. López Obrador ha aclarado que la Secretaría de Relaciones Exteriores, que ya ha coordinado la acogida del primer grupo de desplazados por la guerra, más de 40 mexicanos y 28 ucranios, atenderá a los afectados de cualquier bando. “Protección y ayuda humanitaria a todos”, ha dejado claro. Pero ha cerrado la puerta de forma rotunda a la cooperación militar. “Nosotros somos el partido de la fraternidad universal, que va más allá de fronteras”, ha agregado.

El debate sobre el envío de armamento a la resistencia ucrania se da en México en un contexto concreto. El país, que sufre una grave crisis de seguridad por el enfrentamiento entre organizaciones criminales, ha hecho de la cruzada contra la circulación de armas un eje central de su política exterior. El Gobierno denunció ante una corte de Massachussets a 11 fabricantes y además persigue con varios países europeos nuevos acuerdos para prevenir el tráfico de material bélico.

Ucrania, que desde hace nueve días sufre la agresión del ejército ruso en su territorio, solicitó al Senado mexicano armas antitanques, misiles tierra-aire, aparatos de comunicaciones, municiones, lanzagranadas, chalecos antibalas y cascos. Sánchez Cordero aún no ha respondido públicamente, pero este viernes ha manifestado su posición sobre el conflicto en una réplica al senador estadounidense Bob Menéndez, del Partido Demócrata, que criticó la tibieza de la Administración de López Obrador y del partido oficialista, Morena. “México”, ha recordado la exsecretaria de Gobernación, “ha condenado tanto la invasión contra Ucrania como la conducta rusa en el Consejo de Seguridad. Lejos de un respaldo hipotético, lo que hemos dejado claro es una doble oposición de México ante la invasión rusa”, ha afirmado.

Esa posición oficial ha recibido críticas de la oposición, aunque tanto el presidente como la Cancillería han intentado dejar muy claro, aun de forma indirecta, que Putin está lejos de ser su aliado y que la Casa Blanca es el principal referente en sus relaciones internacionales. De hecho, la propuesta de López Obrador pasa por ampliar la alianza comercial y productiva con Washington, en primera instancia, con América del Norte y después con todo el continente.

Aun así, es cierto que en el seno de Morena, el partido oficialista, hay corrientes, por minoritarias que sean, todavía ancladas en la retórica de la Guerra Fría y en el rechazo preventivo a Estados Unidos y a la OTAN. La última muestra fue un comunicado de un grupo juvenil del Estado de México que reproducía la propaganda belicista del Kremlin para justificar la guerra que Putin inició contra Ucrania. La dirección nacional de la formación se desvinculó del escrito, aunque este episodio acabó ilustrando los complejos equilibrios de la Cuarta Transformación ante la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Francesco Manetto

Estudió Filosofía y Letras y en 2006 empezó a trabajar en EL PAÍS tras cursar el Máster de Periodismo del diario. En Madrid se ha ocupado principalmente de información política y, como corresponsal en la Región Andina, se ha centrado en el posconflicto colombiano y en la crisis venezolana. Actualmente trabaja en la redacción de Ciudad de México

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS