México roza los 50.000 casos de covid y bate un nuevo récord en pleno pico de contagios por ómicron

El país registra 320 defunciones por coronavirus en la última jornada, la cifra más alta desde finales de noviembre

Un hombre recibe un refuerzo de la vacuna contra la covid, en Ciudad de México.
Un hombre recibe un refuerzo de la vacuna contra la covid, en Ciudad de México.José Méndez (EFE)

México ha vuelto a alcanzar un nuevo récord de contagios por coronavirus. Las autoridades sanitarias han notificado de 49.343 casos confirmados, en medio de la cuarta ola provocada por ómicron. En un mes en el que el foco ha estado puesto en el mayor incremento de personas enfermas de toda la pandemia, los datos de este martes arrojan también un alza considerable sobre fallecimientos. El país latinoamericano ha registrado 320 defunciones en las últimas 24 horas, la mayor cifra desde finales de noviembre.

Tras dos semanas complicadas por el frío y el alza disparada de los contagios, las miradas están puestas en las hospitalizaciones y en la carga que puede representar ómicron para el sistema sanitario. El subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, ha subrayado en la conferencia matutina del presidente, Andrés Manuel López Obrador, que en México los contagios crecen a una velocidad 10 veces mayor que las hospitalizaciones y ha insistido en que aún existe un margen de maniobra considerable para gestionar los ingresos hospitalarios. “Se ha ido mostrando que afortunadamente, si bien es una variante del virus SARS-CoV-2 que se propaga muy rápidamente y produce una gran cantidad de personas enfermas, en general, en su enorme mayoría tienen síntomas leves, semejantes a otras enfermedades respiratorias”, ha señalado el funcionario.

El último corte estadístico da cuenta de que el país registra un 34% de ocupación de camas generales, un salto de tres puntos porcentuales respecto de un día antes. Las camas con ventilador ya están ocupadas al 19%, un 2% más que el lunes, al tiempo que en las últimas semanas alrededor de un centenar de hospitales han registrado porcentajes de saturación considerables. La vacunación ha sido determinante para evitar casos graves y defunciones en comparación con el impacto que han tenido las olas del verano y de inicios del año pasado. Con todo, México ya supera las 5.000 personas hospitalizadas por covid.

El reto que plantea ómicron al sistema de salud es una cuestión de volumen. Es una versión del virus que en personas vacunadas tiene manifestaciones leves, pero es tan contagiosa que muchas personas han necesitado acudir a instituciones médicas para tratar los síntomas. “Si bien empieza a haber un impacto en el sistema hospitalario, no se ha incrementado significativamente el número de enfermos muy graves o fallecimientos”, señala Samuel Ponce de León, coordinador de la Comisión de Respuesta a la epidemia de covid-19 de la UNAM, aunque advierte de que las hospitalizaciones seguramente van a aumentar en los próximos días. “Por el tiempo de evolución de la enfermedad, esperaríamos que sea probablemente esta semana o la próxima cuando se tenga el mayor impacto de ocupación hospitalaria”, comenta.

Ciudad de México se mantiene como el motor de la epidemia en el país, con cerca de uno de cada cuatro casos activos en todo el país. Las autoridades sanitarias calculan que 300.000 personas están enfermas, una cifra que no se había alcanzado en las tres olas anteriores. El mapa de expansión de ómicron tiene como principales afectados el Estado turístico de Baja California Sur, la zona metropolitana de Ciudad de México y San Luis Potosí, en el centro del país cuando se mide la tasa de incidencia por cada 100.000 habitantes. A la región fronteriza con Estados Unidos, se ha sumado un avance considerable en Estados de la costa del Pacífico como Colima, Nayarit y Sinaloa, así como en la península de Yucatán.

El repunte de la pandemia ha vuelto a provocar que algunos Estados del país hayan tenido roces con el Gobierno federal por el regreso a las clases presenciales. Una docena de entidades han aplazado que los jóvenes vuelvan a las escuelas, pese a que las autoridades educativas insisten en que las escuelas no son zonas de riesgo ni han contribuido al repunte de casos. López-Gatell ha señalado que ya se ha vacunado con una dosis de refuerzo a cerca de 1,4 millones de profesores, más de la mitad de la población objetivo.

En todo el país se observan largas filas de personas que se han rezagado en la vacunación o que buscan un refuerzo, así como por hacerse pruebas de covid que les permitan confirmar su contagio y justificar bajas laborales, pese a los intentos gubernamentales de desalentar la aplicación de pruebas. Las autoridades esperan poner cerca de 18 millones de dosis de refuerzo en las próximas semanas a personas mayores de 40 años y más, siempre y cuando hayan pasado cinco meses desde la aplicación de su última vacuna. “En México, al igual que en otras partes del mundo, 65 de cada 100 personas que están hospitalizadas por covid-19 estaban sin vacuna o con el esquema incompleto”, ha afirmado López-Gatell, “es muy importante vacunarse”.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Elías Camhaji

Es reportero en México de EL PAÍS. Se especializa en reportajes en profundidad sobre temas sociales, política internacional y periodismo de investigación. Es licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y es máster por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS