_
_
_
_
_

La CNDH señala el uso excesivo de la fuerza de parte de los agentes migratorios en Chiapas

El ‘ombudsman’ emite por primera vez una recomendación por violaciones a los derechos humanos de los migrantes en su paso por México en caravana

María Julia Castañeda
Crisis migratoria en México
Cientos de migrantes se enfrentan con elementos de la Guardia Nacional y Migración, en la carretera Huehuetán (Chiapas) el 28 de agosto de 2021.Pedro Anza (CUARTOSCURO)

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha acusado este martes al Instituto Nacional de Migración (INM) de uso excesivo y desproporcionado de la fuerza contra la caravana migrante que transitaba el pasado 28 de agosto por Chiapas. La recomendación 102/2021, dirigida al comisionado Francisco Garduño Yáñez expone que el personal a su cargo cometió “violaciones a los derechos humanos, a la integridad, seguridad personal y al principio del interés superior de la niñez, en agravio de distintas personas”. Esta es la primera vez que el organismo se pronuncia acerca de las agresiones en operativos migratorios en México.

Tras recibir varias denuncias y recabar evidencias, la CNDH ha constatado que varios migrantes fueron agredidos por personal del INM durante las acciones realizadas para contener el desplazamiento de la caravana por la carretera federal 200, entre los municipios de Huehuetán y Tuzantán. “Personas servidoras públicas claramente identificadas se excedieron con el uso de la fuerza en reiteradas ocasiones”, expone la recomendación. “Dicho proceder indudablemente causó lesiones, además de omitir dar auxilio a quienes lo necesitaron”.

El pasado 28 de agosto cientos de haitianos, guatemaltecos, salvadoreños, hondureños y nicaragüenses decidieron salir juntos de la estación migratoria de Tapachula, cansados de esperar una respuesta a sus solicitudes de asilo. A puñetazos, patadas y empujones, agentes del INM pretendían detenerlos, afirma el documento. “En el intento por contener la caravana, se presentaron agresiones en agravio de múltiples personas en contexto de movilidad, incluidos niños y niñas, lo que orilló a su dispersión”, sostiene. “Personas fueron agredidas, sometidas, golpeadas con escudos y toletes; se identificó́ portación de armas largas por parte de elementos del ejército, elementos del INM vestidos de civil incitando a la agresión, así́ como otros agentes de seguridad sin identificar, vestidos civil y portando armas de fuego”.

La CNDH asegura que ha obtenido suficientes pruebas para establecer que la actuación de los agentes migratorios fue contraria a los principios establecidos en diversas leyes, como la Ley Nacional sobre el Empleo de la Fuerza. Además, el organismo ha resaltado que la dependencia que encabeza Francisco Garduño Yáñez se negó a atender las solicitudes de información que le fueron dirigidas, “lo que denota un claro desinterés hacia la labor de investigación que realiza este organismo y deriva en la inobservancia de obligaciones constitucionales establecidas para todas las autoridades”.

Como recomendaciones, la CNDH ha solicitado al INM rastrear si las personas agraviadas se encuentran aún en el país para brindarles una reparación integral por los daños causados, que incluya “una compensación justa y suficiente a partir de la inscripción correspondiente en el Registro Nacional de Víctimas”. Asimismo, ha pedido que se diseñe un protocolo de actuación “que considere los principios de absoluta necesidad, legalidad, prevención, proporcionalidad, rendición de cuentas y vigilancia que rigen el uso de la fuerza de conformidad con la Ley General en la materia, así como los manuales de técnicas para el uso de la fuerza y la descripción de las conductas a realizar por parte de los agentes”.

También ha exhortado al INM a que colabore ampliamente con la autoridad investigadora en la presentación y seguimiento de la queja que la CNDH presente ante el órgano interno de control de Migración. Además de que se diseñe e imparta un curso integral a los agentes federales adscritos a la Representación del INM en Chiapas sobre capacitación y formación en materia de derechos humanos a la seguridad jurídica y legalidad, a la integridad y seguridad personal y al interés superior de la niñez.

Aunque los enfrentamientos no han dejado de ocurrir, esta es la primera recomendación que la CNDH emite por los abusos cometidos por el personal migratorio durante las caravanas. No obstante, el INM ya había sido señalado por la comisión debido al hacinamiento y las condiciones en las que viven los extranjeros en los centros migratorios.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

María Julia Castañeda
Redactora en EL PAÍS México. Enfocada en contar historias con perspectiva de género. Es graduada en Periodismo por el Tecnológico de Monterrey y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_