_
_
_
_
_

La primera generación Afore comienza a jubilarse entre incertidumbre y bajas pensiones

Más de 25.000 trabajadores registrados bajo el esquema de 1997 han pedido su retiro ante el IMSS

Pensiones en México
La pensión mínima garantizada para los trabajadores mexicanos puede oscilar entre 2.622 y 8.241 pesos mensuales (entre 122 y 384 dólares).Galo Cañas (CUARTOSCURO)

Sara López empezó a trabajar formalmente cuando ya tenía 36 años, por lo que quedó inscrita en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) bajo el régimen de 1997, cuando el Estado mexicano creó las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores). Hoy, a sus 59 años, está a punto de jubilarse, siendo parte de la primera generación de trabajadores que podrá acceder a una pensión bajo este esquema. “A diferencia de mi madre, que se pensionó casi con sueldo completo, yo voy a recibir menos de la mitad de lo que gano trabajando”, comenta la trabajadora administrativa.

Como buena parte de la fuerza laboral en el país, López ha navegado entre la informalidad y los empleos mal pagados, por lo que cuenta con menos de 150.000 pesos (unos 7.000 dólares) en su Afore. Pese a ello, gracias a la reforma que México realizó a su sistema de pensiones en diciembre de 2020, esta trabajadora podrá retirarse con una pensión mínima garantizada por el Gobierno, que en su caso será de 4.250 pesos al mes (casi 200 dólares). De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) hasta octubre de este año, 25.749 personas registradas bajo el esquema de 1997 han solicitado su jubilación.

Pese a que el Estado gasta buena parte de los recursos públicos en el pago de pensiones cada año, esto no aplica para los trabajadores inscritos en el SAR después de julio de 1997, sino que es el pago que se hace a los empleados inscritos bajo la ley de 1973, donde se tenía la posibilidad de retirarse con el 75% o el 100% del último sueldo. “Son cosas que una no piensa en su momento, yo siempre creí que me jubilaría como lo hizo mi madre o mis tíos”, dice López.

Antes de la reforma, los trabajadores requerían trabajar 1.250 semanas (poco más de 24 años) para poder acceder a su pensión, mientras que a partir de 2021 se requieren 750 semanas (poco más de 14 años) que irán aumentando gradualmente hasta llegar a las 1.000 semanas (unos 20 años), al igual que las aportaciones obligatorias que hacen los empleadores para el fondo de ahorro para el retiro de sus empleados.

“La primera generación Afore será de pensiones bajas y algunos tendrán que esperar para poder tener derecho a su pensión, sobre todo si les han pagado por fuera o han entrado y salido de la informalidad”, dice Moisés Pérez Peñaloza, analista de sistema de pensiones. “Es por eso que hay tantas campañas para realizar ahorro voluntario, porque bajo el esquema de 1997 importa lo que hayas ahorrado y las semanas que cotizaste”, indica.

La pensión mínima que garantiza el Gobierno ha sido uno de los avances para que miles de mexicanos puedan tener, cuando menos, una modesta suma de dinero para su vejez al mes. Previo a la reforma de 2020, la pensión mínima era un monto fijo para todos los trabajadores que hubieran trabajado estrictamente 1.250 semanas y con 65 años de edad, por lo que obtenían 3.289 pesos al mes (unos 155 dólares). Con la entrada en vigor de la reforma en 2021, la pensión garantizada es una función creciente de la edad de retiro, las semanas de cotización y el promedio del salario base promedio durante la afiliación del trabajador. Así, la pensión garantizada puede oscilar entre 2.622 y 8.241 pesos mensuales (entre 122 y 384 dólares).

La inflación acecha el futuro

Sara López confiesa que le preocupa cómo vivirá con lo que le corresponda de pensión, sobre todo cuando los precios de los alimentos básicos siguen subiendo. “Todavía gozo de buena salud, pero pensar en que un día llegue a necesitar medicamentos o tratamientos, es preocupante”, comenta. El aumento de la esperanza de vida de los mexicanos, actualmente de 75 años de acuerdo con el Inegi, y la inflación son factores de preocupación en cuanto al ahorro para el retiro.

Sebastien Page, director de la firma de inversiones global T. Rowe Price, indica que tan solo un incremento promedio de precios de 3% obliga a los trabajadores a incrementar su ahorro en 43% al año para poder tener acceso a una pensión similar al último sueldo de un trabajador. “La idea del retiro es mantener el estilo de vida y no perder el poder adquisitivo, algo que puede suceder si no se planea a tiempo”, comentó Page durante el Encuentro Digital de la Amafore 2021.

Quizá en ese sentido no sea tan descabellada la idea que puso sobre la mesa el empresario Carlos Slim, de jornadas de trabajo de 11 horas, pero de tres días a la semana, y elevar la edad de jubilación a los 75 años. “La idea es poder seguir ahorrando el mayor tiempo posible para poder acceder a un mejor monto de pensión”, comenta Pérez Peñaloza. Para López ya no hay tiempo de ahorrar, sino de considerar seriamente conseguir otro ingreso. “No hay de otra”, suspira, a unas semanas de que vaya a dejar el trabajo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Darinka Rodríguez
Periodista nacida en Iztapalapa, en Ciudad de México. Es licenciada en Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (2006-2010). Formó parte del equipo de Verne México desde julio de 2017 y en 2021 se sumó a la redacción de EL PAÍS México. Le apasiona andar en bicicleta.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_