Administración AMLO

El periodista Julio Hernández se defiende de las acusaciones del Gobierno contra su trabajo: “No he mentido y tengo toda la documentación”

El columnista califica los señalamientos del presidente contra la prensa en la ‘mañanera’ como “desproporcionados y sin fundamento”

El periodista Julio Hernández (izquierda) y López Obrador, en la 'mañanera' de este miércoles.

El periodista Julio Hernández ha utilizado este miércoles su derecho a réplica en la mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador después de que el Gobierno utilizara ese espacio para descalificar el trabajo del reportero. “La semana pasada fui señalado de mentir en tres ocasiones en un ejercicio que me parece desproporcionado, sin fundamento y sin la autoridad periodística correspondiente”, ha dicho el columnista y ha zanjado: “No he mentido y tengo toda la documentación y la argumentación”. El Gobierno estrenó en junio un espacio en la conferencia matutina del presidente para señalar y exponer noticias que considera “falsas” o “manipuladas”.

Más información

El pasado martes fue el turno de Hernández, columnista de La Jornada, que fue señalado por un artículo en el que afirma que la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) hizo maniobras para entregar más de 1.800 hectáreas de la Sierra de San Miguelito, en San Luis Potosí, a particulares. El periodista reclamó una disculpa y dijo que en caso de no recibirlas iniciará acciones legales “para que no se siga estigmatizando el ejercicio periodístico recto, honesto y crítico”. Tras la intervención del reportero, la titular de Semarnat, María Luisa Albores González, defendió que el Gobierno no está “coludido con nadie”. López Obrador, por su parte, aseguró que no conoce el proyecto y que “por interés de la Nación” no sería desarrollado aunque haya sido autorizado por autoridades locales.

El presidente inauguró el pasado 30 de junio el espacio, un paso más en la ofensiva contra la prensa, y justificó la iniciativa como una respuesta a las noticias que considera falsas, poco contrastadas o que están “hechas de mala fe”. Enseguida organismos internacionales y asociaciones civiles mexicanas encendieron las alarmas y advirtieron de los peligros para la libertad de prensa, la pluralidad mediática y un debate público crítico e informado en uno de los países más peligrosos para ejercer el oficio.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50