NARCOTRAFICANTES

La lotería de la casa de la que se fugó El Chapo

El Gobierno mexicano lanza un sorteo para septiembre de las propiedades requisadas a los grandes capos y a funcionarios corruptos que incluye desde mansiones en Acapulco hasta un palco por 44 años en el estadio Azteca

Propiedad confiscada a Joaquín Guzmán Loera, ubicada en el Estado de Culiacán, la cual será sorteada a través de la Lotería Nacional el 15 de septiembre de 2021.
Propiedad confiscada a Joaquín Guzmán Loera, ubicada en el Estado de Culiacán, la cual será sorteada a través de la Lotería Nacional el 15 de septiembre de 2021.Adriana Gomez / AP

In English

Aparentemente, como dirían en México: la casa no tiene “ningún chiste”. Una fachada blanca con una reja negra, de la que asoman unas palmeras. Una planta, dos habitaciones, sala, comedor, cochera. “A siete minutos del parque de Culiacán”, reza el destartalado anuncio del Gobierno que ha tratado de subastarla desde hace años. El precio: 3.830.000 pesos (unos 163.500 euros). Y aunque ni la borrosa foto, ni el nombre, Casa en Culiacán, logran captar la atención de un posible comprador, lo realmente interesante es la historia que guardan esos muros. Fue en este domicilio donde un 16 de febrero de 2014 el entonces poderoso capo de la droga, Joaquín El Chapo Guzmán, toreó a la Armada mexicana. Mientras los marinos trataban de romper la puerta reforzada, el narco huía de ahí con su amante por un pasadizo secreto. El valor de esta casa se esconde en la bañera.

El Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (Indep), una institución que ya existía para subastar los bienes requisados a los delincuentes, pero que cambió de nombre con el afán de Andrés Manuel López Obrador de publicitar la lucha contra la corrupción, ha anunciado una nueva rifa en la que se ofrecerán decenas de casas, artículos de lujo y hasta un palco en el estadio Azteca hasta 2065, en un sorteo de la Lotería Nacional previsto para el 15 de septiembre, Día de la Independencia. Después de la rocambolesca historia con la lotería del avión presidencial que finalmente nadie adquirió, el presidente redobla la apuesta con una cantidad de inmuebles que suman en total 250 millones de pesos (más de 10 millones y medio de euros), la mayoría requisados a narcotraficantes y funcionarios corruptos.

Por un boleto de 250 pesos, usted puede vivir en la casa donde se fugó El Chapo. Sentarse en el sofá e imaginarse, sin necesidad de Netflix, que está dentro de uno de los capítulos de Narcos. También, si tiene suerte, puede adquirir otra propiedad con una historia menos truculenta, pero con más ceros: una enorme mansión donde su dueño original, Amado Carrillo, El Señor de los Cielos, ―en los noventa aglutinó la mayor flota de aviones que regaba de cocaína colombiana las pistas de aterrizaje estadounidenses―, descansaba y organizaba fiestas en una lujosa zona del sur de la capital, El Pedregal.

La piscina climatizada de la casa de Amado Carrillo en El Pedregal, Ciudad de México.
La piscina climatizada de la casa de Amado Carrillo en El Pedregal, Ciudad de México.GOBIERNO DE MEXICO

La casa en Culiacán fue el principio del fin del imperio criminal del hombre más temido de México. Desde su primera fuga en 2001, del penal de Puente Grande (Jalisco) en un carrito de lavandería, según la versión oficial, El Chapo había pasado 13 años en busca y captura. Siempre cerca de sus tierras sinaloenses, custodiado por su gente y respaldado por la seguridad de ser el máximo representante del imperio de la droga más poderoso del mundo. El Gobierno de Enrique Peña Nieto se propuso acabar con él a principios de 2014. Y en febrero de ese año la Armada mexicana en colaboración con la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) puso en marcha un megaoperativo para capturar al enemigo público número uno del país. Le estaban pisando los talones.

Para ese entonces, se calculaba que El Chapo había agujereado ya gran parte de la frontera norte. Solo en Baja California, Sonora y Chihuahua la DEA le atribuía a su organización un centenar de narcogalerías. Pero no contaban con el túnel secreto bajo la bañera de la casa de Culiacán, la que subastará en septiembre el Gobierno mexicano. Mientras los comandos de la Marina intentaban frenéticamente derribar la puerta de blindaje hidráulico, Guzmán Loera puso en marcha el mecanismo de fuga: accionó un resorte que levantó la bañera y se escabulló por un corredor metálico que desembocaba en las alcantarillas. Como esa, siete casas suyas en Culiacán estaban conectadas por esta red subterránea.

Esa noche, según el diario El Universal, El Chapo no estaba solo, huyó junto a una de sus amantes, Lucero Sánchez, conocida desde entonces como la Chapodiputada. El capo fue finalmente detenido unos días después, el 22 de febrero de ese año, en el departamento 401 del Condominio Miramar, frente al malecón de Mazatlán, en la costa de Sinaloa. Entonces estaba junto a su esposa y sus hijas gemelas. Eran las 6.50. Junto a una maleta rosa, un bote de champú y un montón de ropa desperdigada, había caído el delincuente del siglo. Se volvería a escapar en 2015 de un penal de máxima seguridad hasta que fue finalmente detenido en 2016 y extraditado a Estados Unidos en 2017.

Las peripecias junto a la que fuera la diputada más joven de la historia de Sinaloa no acabaron en el domicilio de Culiacán, un año después de que el narco se fugara de la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano y sepultara la credibilidad del Gobierno de Peña Nieto, la reconstrucción oficial de sus últimas horas en libertad puntualizó que pasó la nochebuena de 2015 con su esposa, la reina de la belleza e influencer —ahora detenida en Estados Unidos— Emma Coronel, pero solo unos días después, y con todo el Estado enfocado en capturarlo, en Nochevieja encontró un hueco para celebrar el Año Nuevo junto a Lucero Sánchez.

Una mansión del narco y un palco en el Azteca

El palco del estadio Azteca que se sorteará en septiembre.
El palco del estadio Azteca que se sorteará en septiembre.

La casa de otro de los capos de la droga es una de las joyas de la corona del sorteo. La mansión de El Señor de los Cielos se encuentra en la zona residencial de lujo del sur de la capital de México y dispone de más de 3.000 metros cuadrados. Aunque Amado Carrillo manejaba desde Ciudad Juárez (Chihuahua) el control de la droga hacia Estados Unidos, se calcula que poseía decenas de casas y mansiones de un lado y otro de la frontera. La que se puede obtener en septiembre está valorada en 77.260.000 pesos (unos tres millones de euros).

El terreno requisado hace 20 años cuenta además con una piscina climatizada, nueve habitaciones, una casa de juegos para niños, saunas, jacuzzis y una cava de vinos. También, el que fuera el capo del cartel de Juárez y que muriera en una fatídica y misteriosa intervención quirúrgica, contaba en este mismo condominio con su propio salón de fiestas.

Otro de los premios gordos de la Lotería Nacional es un exclusivo palco en el estadio Azteca, casa del club América, que se podrá disfrutar hasta 2065 y tiene un valor de 20 millones de pesos (casi un millón de euros). El lugar fue comprado por el Gobierno del entonces presidente Miguel de la Madrid, en 1984, y estaba a nombre de unos directivos de Pronósticos de la Lotería Nacional para uso y disfrute de la presidencia y sus amigos. “Siendo que no es función de Pronósticos comprar palcos para el uso de los funcionarios, y siguiendo la misma línea del presidente de no a la corrupción, se decidió que este palco tenía que ser rifado”, señaló la directora general de la Lotería, Margarita González Saravia en una conferencia de prensa.

Boleto de la rifa “Gran sorteo especial 248“ que se llevará a cabo el 15 de septiembre a través de la Lotería Nacional.
Boleto de la rifa “Gran sorteo especial 248“ que se llevará a cabo el 15 de septiembre a través de la Lotería Nacional.

El espacio cuenta con 20 asientos, además de baño privado, cocina y cuatro plazas de estacionamiento. Según la información de El Universal, fue en este rincón del templo del fútbol mexicano donde en el Mundial de México 86, Diego Armando Maradona recibió de manos del entonces presidente Miguel de la Madrid la copa que reconocía a Argentina como campeón.

En total serán sorteados 22 inmuebles, que además de los mencionados, incluyen también más casas, terrenos y ranchos en Acapulco, Ixtapa y Zihuatanejo, en el Estado de Guerrero; León y Silao, en Guanajuato; Tlajomulco (Jalisco); así como en Ensenada, Baja California, y en las alcaldías Coyoacán y Benito Juárez, en Ciudad de México. Las autoridades han señalado que “en caso de que haya extranjeros con billetes ganadores, estos no podrán hacerse acreedores de los inmuebles que se ubiquen en las zonas fronterizas, playas y costas del país, de conformidad con la legislación aplicable”. En el caso de que un extranjero resulte ganador de una de estas propiedades, se le entregaría el valor del premio en efectivo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50