El cadáver de un presunto narco hallado en el centro de Tlaquepaque se suma a la estela de violencia en Jalisco

El supuesto criminal había asegurado en un vídeo el día anterior que el jefe de la Policía de Ciudad de México le “brindó su apoyo” contra el Cartel Jalisco Nueva Generación

Omar García Harfuch, secretario de Seguridad de Ciudad de México, durante una conferencia de prensa en octubre.
Omar García Harfuch, secretario de Seguridad de Ciudad de México, durante una conferencia de prensa en octubre.CUARTOSCURO

“Mi nombre es Carlos Enrique Sánchez Martínez, alias El Cholo, originario de Guadalajara, Jalisco. Me encontré en el Distrito Federal con Omar García Harfuch para que me brindara apoyo, ya que ambos somos contras del CJNG [Cartel Jalisco Nueva Generación]”. Así arranca un vídeo en el que un supuesto narco afirma tener vínculos con el jefe de la Policía de Ciudad de México. El presunto miembro del Cartel Nueva Plaza continúa: “Sí me brindó su apoyo, solo me dijo que ocupaba algo relevante para poder dejarse caer aquí en la ciudad con toda su gente y el apoyo que iba a mandarme”. La Fiscalía de Jalisco investiga ahora si un cadáver encontrado esta mañana corresponde al hombre que habla en la grabación. Este cuerpo embolsado, hallado en pleno centro de un municipio de la zona metropolitana de Guadalajara, se suma a la estela de violencia que sacude con impunidad la capital del Estado norteño.

El vídeo dura casi dos minutos. Quien habla está custodiado por hombres fuertemente armados y con los rostros cubiertos. De fondo, se escucha una canción que hace alusión a Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el más poderoso del país, según la DEA. El hombre que se identifica como El Cholo pertenece, supuestamente, otro más pequeño, una escisión del CJGJ, llamado Nueva Plaza. En la grabación, se hace cargo de diferentes masacres, como la que sucedió en Tonalá (Jalisco) hace menos de un mes. Ese día, un grupo de hombres armados asesinó a 11 personas, entre ellas un menor de edad. Las víctimas, principalmente albañiles y herreros, tomaban una cerveza afuera de una casa particular de la colonia La Jauja a las 18.30 de un sábado cuando los sicarios aparecieron a abrir fuego. Tras esa matanza, que fue el quinto homicidio múltiple registrado en 2021 en Jalisco, el gobernador, Enrique Alfaro, acérrimo opositor al presidente Andrés Manuel López Obrador, se mostró incapaz de hacer frente a la delincuencia organizada solo y exigió el apoyo urgente de las autoridades federales.

Enrique Sánchez Martínez, 'El Cholo', en un vídeo del 19 de marzo.
Enrique Sánchez Martínez, 'El Cholo', en un vídeo del 19 de marzo.REDES SOCIALES

En este Estado del norte del país tiene su bastión el CJNG, la organización criminal liderada por El Mencho. El cartel ha expandido su poder desde 2017 hacia todo México. Allí, mantiene en su propia tierra una guerra con otros más pequeños, pero financiados por los grandes, como el Cartel de Sinaloa. Entre ellos está el llamado el de Nueva Plaza, al que dice pertenecer el hombre del vídeo. El terror de embolsados y descuartizados, secuestros a plena luz del día, balaceras y enfrentamientos entre el narco y el Ejército sacuden especialmente Guadalajara, la capital del Estado. En su zona metropolitana, donde se encuentra Tlaquepaque, se cometieron en 2019 1.553 asesinatos, más de cuatro al día. Y en 2020, en plena pandemia, esta cifra descendió levemente a 1.369, casi 200 muertos menos.

El hombre del vídeo se hace cargo, en parte, de esa violencia y asegura ser responsable de diferentes fosas: “Yo las hice, y yo mismo he hablado con las autoridades para que fuera algo relevante”. “Todo el desmadre que sucedió fue por orden mía, para que Harfuch me apoyara”, resume. Horas después de que se difundiera la grabación, un cadáver embolsado fue encontrado en el centro Tlaquepaque. “El traicionero. Carlos Enrique Sánchez Martínez. Alias: El Cholo”, se lee en un papel que fue colocado sobre el cuerpo, escrito con letras negras y atravesado por un cuchillo. En otro papel, se añade: “Gracias a todos los que me mandaron calentar”.

Un cuerpo envuelto en plástico negro fue dejado en una de las bancas del Centro de San Pedro Tlaquepaque y trasladado en una camioneta del Estado de Jalisco, el día 18 de marzo de 2021.
Un cuerpo envuelto en plástico negro fue dejado en una de las bancas del Centro de San Pedro Tlaquepaque y trasladado en una camioneta del Estado de Jalisco, el día 18 de marzo de 2021. Fernando Carranza (CUARTOSCURO)

La Fiscalía de Jalisco ha iniciado una investigación para determinar si el cuerpo hallado en pleno centro de Tlaquepaque corresponde al del presunto miembro del Cartel Nueva Plaza. El fiscal estatal, Gerardo Solís, ha dicho que “hay algunas coincidencias en algunas características físicas” y que espera comunicar más avances sobre la investigación en los próximos días. Solís ha señalado que “todo indica” que la persona que aparece en el vídeo es Sánchez Martínez. “Este material confirma la existencia de una estrategia orquestada para desestabilizar al Estado por parte de la delincuencia”, ha defendido.

El secretario de Seguridad de Ciudad de México se ha desvinculado del presunto narco en un mensaje en redes sociales. “Sobre un vídeo en donde un delincuente secuestrado por otros delincuentes refiere comentarios sobre mi persona, reitero que no nos van a distraer mensajes falsos de los criminales”, ha escrito este viernes en su cuenta de Twitter el jefe de la Policía de Ciudad de México, uno de los hombres de mayor confianza de Claudia Sheinbaum, la alcaldesa de la capital.

El CJNG tiene una pelea abierta con García Harfuch. Antes de ser jefe de la Policía de Ciudad de México, García Harfuch fue titular de la Agencia de Investigación con el Gobierno de Enrique Peña Nieto, que continuó la llamada guerra contra el narco empezada por su antecesor, Felipe Calderón, en 2006, y fue el encargado de capturar a los grandes criminales de este país, no siempre exento de polémica. En junio de 2020, la camioneta en la que viajaba el secretario capitalino fue emboscada por 28 sicarios en una de las zonas más exclusivas de la Ciudad de México. El jefe de la Policía sufrió tres heridas de bala, pero sobrevivió al atentado. Las autoridades atribuyeron el ataque al CJNG. Se trató de un golpe a las fuerzas de seguridad y evidenció la fragilidad del Estado ante una organización criminal, en un país que convive con casi 100 homicidios diarios.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS