México inicia el retorno a las aulas el 13 de abril en el Estado de Campeche tras un año de cierre por la pandemia

Las autoridades del Estado, que se mostraban reacias a la reapertura, han accedido a la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de abrir las escuelas

Un estudiante recibe educación a distancia en Ciudad de México.
Un estudiante recibe educación a distancia en Ciudad de México.Nayeli Cruz (El Pa’s)

Las autoridades de Campeche han accedido a reabrir las escuelas e iniciar las clases presenciales después de Semana Santa, como lo ha sugerido el presidente Andrés Manuel López Obrador la mañana de este martes. La secretaria de Educación Pública del Gobierno federal, Delfina Gómez, ha acordado con su par de Campeche, Ricardo Koh Cambranis, que el regreso a los planteles escolares en ese Estado del sureste será el 13 de abril. La entidad había sido una de las de más baja de incidencia de casos de coronavirus en el país y había estado en el menor nivel de riesgo desde septiembre del año pasado hasta enero de 2021. Después de unas semanas de repunte, Campeche volvió en febrero al color verde, lo que abrió el camino al retorno a las aulas. Esa vuelta será “siempre en consenso con el magisterio y los padres de familia”, ha confirmado a EL PAÍS Juan Ramón Flores, el portavoz de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

El Gobierno del Estado —en semáforo epidemiológico verde— había informado la semana pasada que las escuelas locales abrirían hasta el ciclo escolar 2021-2022, que inicia a finales de agosto, ante el temor de padres y maestros a contagios dentro de los centros educativos. Flores ha afirmado que “esa actitud cambió” desde el viernes, cuando la secretaria Gómez se reunió con el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, y otros funcionarios locales “para definir la ruta de regreso”. Flores ha informado que la secretaria, una de las más recientes sumas al Gabinete de López Obrador, “ya habló con el gobernador [Carlos Miguel Aysa González] como con el secretario de Educación del Estado” para determinar cómo será la vuelta a los colegios. “El regreso será el 13 de abril, al término de las vacaciones de Semana Santa”, ha insistido Flores. Koh Cambranis, el secretario de Educación local, no respondió a las solicitudes de información hechas por este diario.

López Obrador volvió a sugerir este martes durante su conferencia de prensa matutina la reapertura de las escuelas en Campeche y ha afirmado que el Estado, donde gobierna el PRI, es el único donde se ha avanzado en la vacunación de los maestros, una de las condiciones para que se pueda retornar a las clases presenciales. “Si así lo deciden, porque tiene que ser voluntario, podrían reiniciar clases presenciales regresando de Semana Santa. Sería el primer Estado una vez vacunados todos los maestros, los trabajadores de educación y los adultos mayores, y también con un protocolo de cuidados”, ha sugerido López Obrador. El mandatario ha informado que dio instrucciones a las autoridades educativas federales para que transfieran fondos al Estado dentro del programa La Escuela es Nuestra, una iniciativa que pretende dar a los maestros y padres la posibilidad de que ellos se hagan cargo de administrar los fondos para las mejoras de los planteles escolares.

A López Obrador le urge la reapertura en Campeche para presionar a otros Estados de la República para que sigan los mismos pasos, tras un año del cierre de los colegios y de la implementación de un programa de educación a distancia y por televisión. La SEP aún no ha dado a conocer los resultados de Aprende en casa, el programa para continuar las clases a distancia a través de la programación televisiva y que ha sido criticado por expertos en educación y sindicatos de maestros. “Una vez que comience Campeche, vamos a ir incorporando a otros Estados siempre que estén todos los maestros, trabajadores de la educación vacunados y todos los adultos mayores de 60 años, más protocolos y cuidados, todo con el propósito de ir regresando a la normalidad en lo educativo”, ha afirmado el presidente.

Koh dijo en enero a EL PAÍS que el plan preliminar que habían diseñado para el retorno a la escuela consistía en formar grupos de estudiantes de acuerdo al número de matrícula, para que no todos asistan el mismo día. El funcionario reconoció que existían temores de padres y maestros, que se niegan a la reapertura. En su Estado, el 40% de los docentes sufre enfermedades como diabetes, hipertensión y otras que los convierten en una población de riesgo. “Ese es un factor importante para considerar el regreso a las clases presenciales”, afirmó el secretario local de Educación “Muchas familias no quieren el regreso, porque sienten que es un riesgo para sus hijos, para ellos mismos”, agregó.

Una posición similar mantuvo Karla Toledo Zamora, presidenta de la Comisión de Salud del Congreso del Estado, quien ha dicho que primero se deben garantizar las condiciones sanitarias óptimas en las escuelas para que el regreso de los estudiantes sea seguro. “Estamos a tres meses de terminar el ciclo escolar y no vamos a poner en riesgo a nuestros hijos, a los alumnos, si las condiciones no están dadas. No es así de fácil. En algún momento tendremos que abrir [las escuelas] siempre y cuando existan las condiciones necesarias”, ha afirmado la legisladora en declaraciones al diario local El Expreso Campeche.

Un estudio publicado en 2019 por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) muestra que el 81% de las escuelas en México están ubicados en construcciones con condiciones mínimas de sanidad. Otro informe de 2018 de la misma institución reveló que de las más de 226.000 escuelas públicas del país, el 2,2% no dispone de suministro de agua de ninguna fuente (red pública, pozos, abastecimiento por camiones cisternas) y solo 53% cuenta con el abastecimiento mediante la red pública. Además, solamente el 66,4% de las escuelas tiene servicios sanitarios y el 66,1% energía eléctrica. En el Estado de Michoacán, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de Educación (CNTE) —un sindicato que cuenta con 600.000 integrantes— ha denunciado que 140 centros educativos carecen de la infraestructura necesaria para un regreso seguro de los estudiantes, lo que incluye desde la falta de baños, agua potable, techos en malas condiciones y aulas con espacios sin ventilación. Con todo, el presidente mantiene la presión para la reapertura de los planteles. “Es muy importante, porque la escuela es el segundo hogar y nos hace falta que estén los niños en las escuelas”, ha dicho.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Carlos Salinas Maldonado

Redactor de la edición América del diario EL PAÍS. Durante once años se encargó de la cobertura de Nicaragua, desde Managua. Ahora, en la redacción de Ciudad de México, cubre la actualidad de Centroamérica y temas de educación y medio ambiente.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS