Huracanes

El huracán Hanna deja tres muertos en el norte de México

Hay al menos cuatro desaparecidos y severas inundaciones en los Estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León por el ciclón, que se ha degradado a baja presión remanente

Trabajadores de protección civil rescatan a un joven, después del paso de Hanna en El Carmen, en las afueras de Monterrey.(FOTO: DANIEL BECERRIL (REUTERS) | VIDEO: REUTERS)

El primer huracán del año sobre la costa del Atlántico ha dejado al menos tres muertos, cuatro desaparecidos y graves inundaciones en los Estados de Tamaulipas, Coahuila y Nuevo León, en el norte del país. La Coordinación Nacional de Protección Civil ha informado este lunes de dos personas fallecidas y un desaparecido en Ramos Arizpe, Coahuila y de tres desaparecidos en Monterrey. Además, el Gobierno de Tamaulipas ha reportado la muerte de al menos una persona en la misma ciudad, una de las más afectadas. El ciclón, según informa la agencia Efe, se ha degradado este lunes a baja presión remanente.

La ciudad de Reynosa, en Tamaulipas, ha sufrido con fuerza el embate del ahora ciclón tropical. Las fuertes lluvias han provocado la inundación de un hospital materno-infantil en plena emergencia sanitaria en la ciudad con más casos de coronavirus y más decesos del Estado. El centro sanitario tuvo que trasladar a los enfermos de los primeros pisos a zonas más altas, incluso, muchos fueron enviados a otros hospitales por el riesgo. El servicio de agua potable de la ciudad quedó interrumpido por las fallas de electricidad. El Ejército mexicano se ha desplegado la madrugada de este lunes para atender al menos 70 colonias que quedaron inundadas y donde sus familias se encontraban en los techos de sus viviendas. Al menos 80 personas han sido evacuadas de sus domicilios, que estaban seriamente dañados, y varias familias que estaban atrapadas en cinco automóviles también han sido rescatadas.

Las imágenes de inundaciones, ríos desbordados y carreteras cortadas también se han visto en Coahuila. Una mujer y una de sus dos hijas han sido encontradas muertas este lunes en el municipio de Ramos de Arizpe tras ser arrastradas por la corriente. Estas tres personas fueron reportadas como desaparecidas este domingo después de que la camioneta donde viajaban junto a seis personas más que lograron escapar fuera arrastrada por las corrientes de un arroyo. La otra menor, de siete años, ha sido encontrada con vida. “La niña comentó que se agarró de un tronco, fue la manera que logró salir del lado oriente del arroyo y se fue caminando hacia Landeros, la auxiliaron ahí y nos hablaron y acudió la ambulancia”, ha informado el director de Protección Civil municipal este lunes.

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez, ha avisado también de que 709 personas han sido resguardadas en albergues debido al desbordamiento de varios ríos en el municipio de Cadereyta. El Gobierno de ese Estado ha anunciado a través de sus redes sociales de que se suspenderán las actividades gubernamentales y también las esenciales como el transporte público. Por el momento, el saldo del ciclón en este Estado es de un menor desaparecido, inundaciones y cierre de vialidades por los daños ocasionados, mientras continúan las operaciones de rescate del equipo de Protección Civil en la entidad.

Con vientos de unos 110 kilómetros por hora, el huracán Hanna encendió las alertas de varias zonas de Estados Unidos desde el pasado sábado. Con esa potencia se dirigió hacia el noreste de México, aunque después se degradó a una tormenta tropical. Al menos una treintena de condados de Estados Unidos sufrieron graves afectaciones. El presidente Donald Trump tuiteó cuando Hanna tocó tierra el sábado que su Administración trabajaría en coordinación “estrecha” con las autoridades estatales, e instó a los lugareños a “proteger a su familia y sus propiedades”. El mandatario estadounidense declaró el domingo el estado de emergencia en Texas, debido al impacto del ciclón tropical que incluso ha obligado a la Cruz Roja a abrir tres refugios en este lugar en plena contingencia sanitaria. Las imágenes mostradas durante el fin de semana por la cadena pública estadounidense CBS dieron cuenta de carreteras y un parque de caravanas en la ciudad costera de Corpus Christi, en Texas, cubiertos de escombros y árboles caídos. El gobernador del Estado, Greg Abbott, declaró zona de desastre a 32 condados de esta zona fuertemente sacudida por la crisis sanitaria que ha dejado más de 5.000 fallecidos y 380.000 contagios.

Más información

Lo más visto en...

Top 50