Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Encontrados restos humanos cerca de donde desapareció un avión militar chileno

La Fuerza Aérea de Chile ha informado del hallazgo a los familiares, según una autoridad regional

Familiares de los tripulantes del avión militar que desapareció en ruta hacia la Antártida llegan a la base militar en Punta Arenas, en Chile. En vídeo, declaraciones del general de brigada de la Fuerza Aérea de Chile, Eduardo Mosqueira, tras el hallazgo de los restos. Foto: JOEL ESTAY (AFP) | Vídeo: EFE

A 48 horas del más grave accidente de un avión militar chileno, la Fuerza Aérea de Chile (FACH) ha confirmado el hallazgo de restos humanos y de un avión que podrían corresponder a la aeronave que transportaba a 38 personas y que cayó el lunes en el furioso paso de Drake, entre el cabo de Hornos y la Antártida. Primero se dio a conocer este miércoles el hallazgo de pedazos de esponjas flotando en el mar, hallados por el pesquero  Antartic Endeavour, de bandera chilena. Las autoridades investigan si corresponden al interior de los depósitos de combustible de las alas del Hércules C-130. Los materiales fueron localizados 30 kilómetros al sur del lugar donde por última vez hubo un contacto por radio, en una zona donde el mar tiene 3.200 metros de profundidad.

"En la tarde de hoy la Fuerza Aérea nos dio a conocer una noticia que nos tiene consternados, que fue el hallazgo de cuerpos en el mar de Drake y también parte del fuselaje que corresponde al avión siniestrado", ha explicado el intendente de la región chilena de Magallanes, José Fernández. El intendente dijo haber recibido la información de la FACH, institución que aún no se ha pronunciado públicamente sobre este nuevo hallazgo, pero que sí informó de ello a los familiares de los ocupantes del avión, según la autoridad regional.

“Se están haciendo las pesquisas para determinar si corresponde al avión desaparecido”, informó Eduardo Mosqueira, general de brigada de la Fuerza Aérea, desde la base aérea Chabunco de la ciudad de Punta Arenas, en el extremo sur de Chile continental. Esta es la base de operaciones de las intensas labores de búsqueda y rescate que han movilizado buques, aviones y satélites tanto de Chile como del extranjero. Según las autoridades, en unas 48 horas podría determinarse con certeza si la esponja hallada corresponde a la aeronave desaparecida. Mientras, un buque ofrecido por el Gobierno brasileño, Maximiano, permitirá rastrear con su tecnología el fondo submarino, donde dada la profundidad no pueden llegar buzos.

Minutos después de que la FACH entregara la información oficial, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, a través de Twitter agregó que la armada de su país ubicó “artículos personales y restos compatibles” con el Hércules C-130. “El Ministerio de Defensa informa de que el buque de la armada brasileña Almirante Maximiano Polar Vessel recogió, alrededor de las 15.45, artículos personales y restos compatibles con el avión Hércules C-130 de la Fuerza Aérea de Chile”, señaló el mandatario. “Las partes y objetos del avión estaban a aproximadamente 280 millas náuticas (518 km) de Ushuaia, Argentina. El barco de la armada brasileña permanece en el área de búsqueda en acciones coordinadas con las autoridades chilenas y dos barcos continúan recogiendo restos”, indicó.

El Hércules C-130 despegó el lunes desde Chabunco y se dirigía a la base antártica chilena Presidente Eduardo Frei Montalva para brindar apoyo logístico, como la revisión del oleoducto flotante de abastecimiento de combustible y el tratamiento anticorrosivo de las instalaciones. Pero cuando la nave había recorrido 700 kilómetros y le faltaban otros 500 para llegar al destino, se perdió el contacto por radio con el avión. Eran las 18.13 (hora local) y le faltaba todavía una hora y cuatro minutos para el aterrizaje. Los dos pilotos eran experimentados, según ha informado la FACH y el Ministerio de Defensa, por lo que no existen pistas evidentes sobre las razones del accidente que investiga tanto la institución militar como la Fiscalía.

De las 38 personas a bordo, 17 corresponden a tripulantes y 21 a pasajeros: 15 de la FACH, tres del Ejército y tres civiles (un estudiante de la Universidad de Magallanes que viajaba a la Antártida para realizar una investigación y dos trabajadores de una empresa privada de ingeniería). Este miércoles, 69 familiares de los desaparecidos arribaron hasta Punta Arenas para conocer el detalle de los operativos en la zona, que durante la jornada pudieron desarrollarse bajo mejores condiciones climáticas. Aunque por la cercanía con el Polo Sur en esta época del año por la noche no oscurece —lo que permite el trabajo durante 24 horas seguidas—, las olas en el paso de Drake pueden superar los seis metros, como sucedió cuando se iniciaron las labores de búsqueda y rescate.

El accidente aéreo del lunes es el más grave que haya sufrido un avión militar chileno. El último que protagonizó una aeronave de la FACH se registró el 2 de septiembre de 2011, cuando 21 personas murieron cuando llegaban a la isla de Juan Fernández, en medio del Pacífico, con 18 pasajeros y tres tripulantes a bordo. De las tragedias aéreas que se ha producido en Chile, la que dejó mayor cantidad de fallecidos fue la de una aeronave comercial de la compañía Aeronor que en 1982 cayó en La Serena —a unos 500 kilómetros al norte de Santiago—, con el resultado de 46 muertos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información