Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Obrador ofrece ayuda a la familia de El Chapo para conseguir una visa humanitaria en EE UU

El presidente mexicano acepta la petición que le hizo la madre del narco por carta y les apoyará en la tramitación de un visado para que puedan visitarlo en la cárcel estadounidense

López Obrador, durante una conferencia de prensa matutina.
López Obrador, durante una conferencia de prensa matutina. REUTERS

López Obrador ha anunciado este viernes, en su conferencia matutina diaria, que ayudará a la familia de Joaquín El Chapo Guzmán. La madre del narcotraficante, declarado culpable en Estados Unidos por 10 cargos —liderar un grupo criminal, traficar con cocaína, torturar, sobornar y asesinar para defender su negocio, principalmente— y a las puertas de una condena por cadena perpetua, le había enviado una carta al presidente mexicano donde le imploraba apoyo para que su hijo pudiera cumplir su condena en su tierra (algo poco probable) o al menos recibir la visita de sus hermanas y de su madre. El mandatario mexicano ha aceptado este viernes brindar el apoyo legal para lo segundo. "Di instrucciones para que se den todas las facilidades y las hermanas puedan ir a visitarlo y ayudarles de acuerdo con las leyes y reglamentos que tienen en ese país", ha declarado el presidente.

La semana pasada, López Obrador visitó el municipio de Badiraguato, al que pertenece la localidad de La Tuna, donde nació Joaquín Guzmán Loera en 1957 y desde donde levantó su imperio de la droga y llegó a liderar el cártel más poderoso del mundo: el de Sinaloa. Allí recibió de un abogado del narco una carta de María Consuelo Loera Pérez —"madre afligida y desesperada", se lee en el documento— que pedía la repatriación de su hijo y, como última opción, la mediación del mandatario en la tramitación de unas visas humanitarias para ella y sus otras hijas. "Como cualquier madre me lo pediría por su hijo", ha señalado el presidente. Pero su hijo fue extraditado a Estados Unidos el 20 de enero de 2017 tras escaparse dos veces de prisión. La última, de un penal de máxima seguridad a través de un túnel de un kilómetro y medio, abordo de una motocicleta. Y el regreso a México después de la sentencia de los tribunales estadounidenses resulta poco probable. El presidente mexicano no ha querido responder sobre este asunto cuando ha sido cuestionado por la prensa.

Aunque ha anunciado que brindará el apoyo a la familia de Guzmán Loera en la tramitación de las visas humanitarias, la decisión sobre si serán otorgadas o no depende directamente de su vecino del norte. Y, según el Servicio de Migración de Estados Unidos, dicho permiso está reservado para personas con una emergencia imperiosa, aunque cualquiera puede solicitarlo. Aquellos que podrían considerarse aptos para conseguirlo deben acreditar una "razón humanitaria emergente o un beneficio público importante" para poder ingresar temporalmente a Estados Unidos. "En lo jurídico, corresponde en primera instancia a la Secretaría de Gobernación, a la Fiscalía General y al poder judicial. En esto vamos a mandar el escrito (con la petición de la madre) a la instancia correspondiente", ha explicado López Obrador. La Secretaría de Gobernación no ha proporcionado ninguna información sobre el trámite a este diario; tampoco la embajada de Estados Unidos en México.

El anuncio del presidente mexicano ha coincidido con la acusación de narcotráfico a los hijos del narco por parte del Departamento de Justicia de Estados Unidos, según informó el organismo este jueves. "Joaquín Guzmán López, de 34 años, y Ovidio Guzmán López, de 28, han sido acusados alegando que desde abril de 2008 hasta 2018 conspiraron para distribuir cocaína, metanfetamina y marihuana desde México y otros lugares para su importación en Estados Unidos", señaló en un comunicado. La acusación a estos hijos se une a la de otro, Jesús Alfredo Guzmán Salazar entre los 10 fugitivos más buscados por la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (la DEA) desde el año pasado.

Tras un juicio histórico, de tres meses, contra el mayor capo de la droga de los últimos años, un jurado popular concluyó que El Chapo era culpable de los 10 cargos que se le imputaban. Se trató del mayor juicio por narcotráfico que se haya vivido en Estados Unidos. La vista en la que se conocerá la sentencia definitiva al otrora líder del cartel de Sinaloa —que se enfrenta a una pena de cadena perpetua— se celebrará el próximo 25 de junio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información