Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lenín Moreno viaja a Reino Unido y España sin tratar el ‘caso Assange’

El presidente de Ecuador llega a Londres con una agenda oficial que descarta las negociaciones sobre el asilo del fundador de Wikileaks

Lenín Moreno, con el rey Felipe VI durante su última visita a España.
Lenín Moreno, con el rey Felipe VI durante su última visita a España. EFE

Casi al mismo tiempo en que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, aterrizaba este domingo en Londres, su Secretaría de Comunicación emitía un comunicado desde Quito para desmentir que el asunto Assange esté incluido en la agenda oficial. El mandatario inicia el lunes una serie de actos en Reino Unido, enfocado principalmente en la Cumbre Mundial de Discapacidades, y no dará espacio en su gira para abordar la condición del fundador de Wikileaks, que lleva asilado en la embajada ecuatoriana de Londres desde 2012. El desmentido responde a una información publicada en un medio británico donde se asegura, en base a fuentes de Exteriores, que Moreno aprovechará su visita europea para negociar la retirada del asilo a Julian Assange y poner fin a su estancia en la sede diplomática. 

“Ni el Jefe del Estado ecuatoriano ni su comitiva abordarán en su viaje al Reino Unido y España lo relativo al asilo del señor Assange” asegura la cancillería ecuatoriana. “El Estado Ecuatoriano continuará con su postura e conversar y propiciar entendimientos sobre el asilo del señor Assange en el marco del derecho internacional, con los abogados del interesado y con el Gobierno británico”, prosigue el comunicado oficial en el que se da por hecho que, dada la “complejidad del tema”, no habrá una “solución a corto o largo plazo”.

La expectativa sobre si Ecuador solucionaría el tema de Assange en este viaje se desvaneció de forma oficial el jueves, cuando el Gobierno hizo pública la agenda de reuniones y eventos planificados hasta el próximo viernes 27 de julio. Pero tras la información publicada por un medio británico, de la que se han hecho eco otras cabeceras, el Ejecutivo ha reconfirmado que Assange no está en sus planes. Los tres primeros días de gira, Lenín Moreno permanecerá en Reino Unido. Primero en Londres, para la Cumbre Mundial de Discapacidades y después, en Edimburgo, con dos citas de perfil educativo y empresarial. Pero en ningún punto se menciona que el presidente ecuatoriano tenga pensado visitar la embajada londinense de Ecuador en la que permanece Julian Assange desde hace seis años.

No obstante, desde que Moreno asumió el cargo de presidente de Ecuador se han producido varios desencuentros con el fundador de Wikileaks por la intención del Gobierno de buscar una salida a su situación. Tras fracasar en el intento de que saliera con pasaporte diplomático, una vez que le fue concedida la nacionalidad ecuatoriana en diciembre del año pasado, Quito trató de iniciar una mediación con Reino Unido, pero tampoco fue bien acogida. Las autoridades británicas consideran que Assange podrá salir de la embajada de Ecuador solo si se entrega a la Justicia, pero Assange no está dispuesto. Teme ser extraditado a Estados Unidos y procesado allí por las filtraciones de Wikileaks.

Tras su paso por Reino Unido, el mandatario ecuatoriano viajará a España, donde tendrá encuentros tanto con el Rey Felipe VI como con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. El objetivo será firmar acuerdos de entendimiento para mejorar la cooperación e inversión bilateral entre Ecuador y España.

El otro asunto que, previsiblemente, queda fuera de la gira europea concierne al expresidente Rafael Correa. Moreno no visitará a su predecesor en Bruselas, desde donde el exmandatario está desarrollando una campaña en la que se presenta como víctima de una presunta persecución política. Según Correa, que está siendo procesado por el secuestro de un opositor y que podrá ser formalmente acusado esta semana, su implicación en el caso es una maniobra, orquestada desde el Ejecutivo de Moreno, para acabar con su vida política e impedir que regrese a Ecuador.