Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Frente por México conoce a los ciudadanos

Los dirigentes del bloque opositor escuchan propuestas de asociaciones civiles para su programa de Gobierno

La mesa del foro Ciudadanos opinan.
La mesa del foro Ciudadanos opinan. Cuartoscuro

El Frente Ciudadano por México, formado por tres partidos políticos, ha conocido este jueves a los ciudadanos. El bloque opositor formado por la derecha del PAN y la izquierda del PRD y Movimiento Ciudadano (MC) ha recibido críticas por autonombrarse con ese apelativo a pesar de estar formado, y respaldado, por políticos tradicionales. Esta mañana, las tres cabezas visibles de la alianza escucharon durante varias horas a diversas asociaciones de la sociedad civil. “Este Frente, con los ciudadanos al frente, tiene todas las condiciones para ganar las elecciones de 2018”, dijo Ricardo Anaya, presidente del PAN.

El foro Ciudadanos Opinan estuvo conformado por tres mesas. Una sobre crecimiento económico con equidad, la segunda sobre desarrollo urbano y rural y una tercera sobre justicia y seguridad. En cada una de ella los dirigentes de los partidos escucharon problemas y diagnósticos planteados por expertos de oenegés.

A lo largo de cinco horas llovieron propuestas. La primera llegó del historiador Enrique Krauze, encargado de abrir la discusión con una reflexión sobre la democracia en el país. El escritor dijo que los debates de ideas deberían sustituir los miles de spots que la autoridad electoral da a los candidatos en tiempos oficiales. “Hagamos un ejercicio masivo de razón pública. Los ciudadanos lo merecen. Abramos paso a los debates”, dijo retomando una proposición de 2004 convocada por su revista Letras Libres.

Krauze habló sobre el espíritu ciudadano que se ha fortalecido en el país tras los terremotos de septiembre. “La magnitud de la tragedia exige a los ciudadanos debatir sobre el tema. No con declaraciones vagas y doctrinarias sino con propuestas precisas y prácticas”, dijo. El historiador avaló la aventura del Frente al decir que “a estas alturas la división entre izquierda y derecha es francamente doctrinaria y anacrónica”. Para Krauze los problemas de México van más allá de este laberinto ideológico. “Son la pobreza, la desnutrición, la corrupción, la violencia, la impunidad. Sobre ellos hay que debatir”.

Los encargados de la mesa de crecimiento económico con equidad propusieron modificar el impuesto sobre la renta (ISR) para quitar presión a las familias que tienen ingresos menores a 10.200 pesos al mes. De esta forma se pretende reducir la informalidad en la economía mexicana, pues los trabajadores informales son 40% menos productivos que los formales. La necesidad de elevar los salarios fue otros de los temas tocados. “Ya no existe un país más desigual que México en la OCDE… solo le sigue Estonia, que tiene un salario 300% más alto que nosotros. Es un error que hay que corregir”, dijo Anaya durante los comentarios finales.

La arquitecta Tatiana Bilbao y el urbanista y desarrollador Jorge Gamboa dijeron que es urgente construir un millón de lotes para personas de escasos recursos. La etapa de reconstrucción da la oportunidad al Gobierno a imaginar ciudades en el 34% del territorio mexicano con un transporte público masivo eficiente y una mejora de la calidad de vida.

“La cárcel no será la solución”, dijo Ana Laura Magaloni en la mesa sobre seguridad y justicia. La académica del CIDE propuso terapias psicológicas y trabajo en las comunidades en lugar de la mano dura. “Es la única manera de volver a reunir a las comunidades. No hemos logrado mucho con la mano dura”, dijo. Anaya, militante del partido que comenzó la batalla contra el narcotráfico durante el Gobierno de Felipe Calderón (2006-2012), dijo que “la guerra no será el camino para recuperar la paz”. “Estamos peor que nunca”, afirmó el panista en referencia a la cifra de homicidios de 2017, la más alta en la historia moderna del país, incluso superando a 2011, la cúspide de violencia del calderonato.

El 2018 será la tercera prueba a nuestra democracia en un siglo. Si la superamos, esta será irreversible

Enrique Krauze, historiador

Dante Delgado, dirigente de MC, dijo que las propuestas escuchadas a lo largo de este jueves serán recogidas por los partidos del Frente en lo que será, eventualmente, el programa de Gobierno. Ese es precisamente otra de las críticas que hacen los enemigos de esta alianza que ha reunido a partidos en las antípodas. Hasta el momento, carecen de una propuesta programática que los ayude a transitar a lo largo de la campaña electoral que desemboca en las elecciones presidenciales de julio de 2018. El Frente creará un “consejo consultivo” para recoger estas ideas de los ciudadanos. “Primero el proyecto y después las candidaturas, por más relevantes que sean”, dijo el dirigente de MC.

Alejandra Barrales, presidenta del PRD, dijo que el Frente reproducirá el acercamiento de este jueves con asociaciones civiles de ciudades de provincia. “Queremos que nos convoquen para escuchar a la gente. Queremos ir a Guadalajara, Tijuana, Monterrey, Querétaro… Tenemos que garantizar la participación ciudadana”, afirmó.

A manera de conclusión, Barrales, Anaya y Delgado recordaron que uno de los objetivos del Frente es “construir un nuevo régimen y sistema político”. La alianza de los tres partidos tendrá que ser registrada ante la autoridad electoral antes del 14 de diciembre. Delgado dijo que la unión entre las fuerzas será vigente por 12 años y cruzará las elecciones de 2018, 2021 y las presidenciales de 2024. También recordaron que pretenden crear un jefe de gabinete. Este será de un partido diferente que el de la presidencia del Ejecutivo y la del Congreso.

Krauze dijo que México tendrá una prueba decisiva en las elecciones de 2018. “Será la tercera prueba a nuestra democracia en un siglo. Si la superamos, esta será irreversible”.