El Instituto Electoral pide a los candidatos que no se declaren ganadores antes de tiempo

Las autoridades auguran una elección ajustada e insisten en que no se caiga en una guerra de declaraciones

Votantes en una casilla de Texcoco, al oriente del Estado de México.
Votantes en una casilla de Texcoco, al oriente del Estado de México.C. Palma

El Instituto Nacional Electoral (INE) ha pedido a los candidatos al Gobierno del Estado de México que sean responsables y no se declaren ganadores si no hay elementos precisos para ello. Ante la ajustada votación que auguran todos las encuestas, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, ha insistido en no caer en una guerra de declaraciones cuando se conozcan los primeros resultados: "Los conteos rápidos que realizan las autoridades electorales tienen mayor precisión que las de los partidos".

Más información
Elecciones en el Estado de México, en vivo
México mide el desgaste del PRI y la fortaleza de López Obrador
Las promesas de los candidatos al Estado de México
La maestra, el priísta, el roquero y la excandidata presidencial: estos son los aspirantes al Estado de México

Los mexiquenses han salido a votar este domingo para elegir nuevo gobernador entre la apatía y una relativa calma entre los candidatos, en comparación con los ataques que se lanzaron durante la campaña. Los mensajes de todos los aspirantes para dirigir el Estado más poblado del país fueron de una concordia que, a buen seguro, se irá disipando con el paso de las horas.

"Que haya libertad para que los mexiquenses elijan a quien consideren su mejor opción, que sea una jornada donde se respete el voto y las instituciones", aseguró Alfredo del Mazo, candidato del PRI (Partido Revolucionario Institucional), el partido que ha gobernado el Edomex de manera ininterrumpida durante casi nueve décadas. "Lamentablemente se ha querido practicar y difundir el miedo, por lo que he visto en las redes, en Whatsapp...es momento de actuar para la ciudadanía, la ciudadanía es diferente: quiere participar y quiere ser escuchada", dijo tras depositar su voto su principal rival, la candidata de Morena (Movimiento de Regeneración Nacional), Delfina Gómez.

A primera hora de la mañana, las urnas vacías y los supervisores mano sobre mano era la tónica dominante en muchos de los colegios del Estado de México. "Ha sido una campaña muy sucia y el voto es la única oportunidad que tenemos de cambiar esta situación", ha explicado Armando Toledo. "Ha sido un escándalo. He visto decenas de camiones llegados con acarreados", dice en referencia a la movilización de votantes, un recurso empleado habitualmente por los partidos.

"Hay muy poca gente, mucha menos que otras veces", apunta mientras muestra el pulgar pintado que demuestra que votó. Para este proceso, Toledo empleó menos de un minuto en el colegio electoral del fraccionamiento Monte Carlo de Cuatitlán. "El problema empezará por la noche con el recuento", advierte. La misma escena de casillas vacías e interventores desocupados se repitió en la escuela primera Calpulli de la colonia cofradía y bosques de Cuautitlán, uno de los municipios más grandes del Estado de México. Según las encuestas, una alta abstención favorecería al gobernante PRI frente a Morena. Tradicionalmente, en los comicios a gobernador vota un 45% del padrón, que lo componen más de 11 millones de electores.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Gómez, llamada a ser una de las protagonistas de esta jornada electoral, acudió a votar antes de las nueve de la mañana en el centro del municipio de Texcoco, a 49 kilómetros al noroeste de la Ciudad de México. La maestra de primaria convertida en política depositó la boleta en una urna que había en la secundaria Nezahualcóyotl, la misma en la que estudió cuando era joven. Posteriormente, invitó a los mexiquenses a acudir votar y dejar a un lado las campañas para inhibir la participación.

"Yo voté por un cambio, por la herencia que nos ha dejado el PRI en todo este tiempo", dijo José Luis, de 52 años. El habitante de Texcoco, sentado en el kiosco principal del pueblo, se decantó por la maestra Delfina. "Si Morena no gana aquí ya no hay nada que hacer en el Estado", dijo entre risas.

Lamentablemente para la aspirante de Morena, los 200.000 habitantes de este municipio sólo representan una pequeña pieza de los 11.3 millones de habitantes llamados a votar. El PRI busca retener su bastión principal confiando en el respaldo de las zonas rurales y de difícil acceso. El 80% restante, ubicado en zonas metropolitanas, muchas de ellas ubicadas en las inmediaciones de la capital mexicana, serán territorio en disputa.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS