Un alud de piedras cae sobre Tilcara, una joya turística del norte de Argentina

El derrumbe ocurre pocas semanas después del que sepultó a Volcán, también en Jujuy, y deja 62 evacuados

Algunas calles de Tilcara quedaron sepultadas por las rocas.
Algunas calles de Tilcara quedaron sepultadas por las rocas.EL PAÍS

La provincia de Jujuy, distante a 1.500 kilómetros de Buenos Aires, es todo un emblema del noroeste argentino. En parte, porque allí se localiza la Quebrada de Humahuaca, un patrimonio cultural y natural de la humanidad que anualmente recibe a unos 300.000 visitantes, con picos máximos en épocas de carnaval. En enero, la región sufrió un alud que sepultó al 80% del pueblo de Volcán, de apenas 2.000 habitantes, y provocó la muerte de dos personas y la evacuación de un millar. Este viernes, el pueblo de Tilcara, cuna del folklore andino y uno de los principales destinos del turismo receptivo, amaneció con sus calles bloqueadas por otro alud de piedra y barro que se desató por las crecidas de los ríos Huasamayo o Huichaira, y también los más pequeños.

El trabajo de los bomberos duró todo el día.
El trabajo de los bomberos duró todo el día.EL PAÍS

La pesadilla otra vez vino por la bajada del cerro y el barro, las piedras, el agua volvieron a invadir a las apacibles comunidades de la quebrada. Esta vez le tocó a Tilcara, escenario del festivo enero tilcareño y plaza fuerte del carnaval andino en Jujuy, aunque también fue afectada la localidad de al lado, Maimará, donde descansa el famoso cerro de los siete colores. Allí también fue cortada la ruta nacional 9 que conecta con Bolivia. El relato de los habitantes de Tilcara coincide en señalar como el agua se metió por las calles hacia el centro del pueblo, llenándolo todo de barro. Las clases fueron suspendidas y la mayoría de los evacuados fueron llevados al hotel de Turismo de Tilcara y al regimiento 20 de febrero de Jujuy.

La ruta nacional 9 también fue cortada al tránsito.
La ruta nacional 9 también fue cortada al tránsito.EL PAÍS

Uno de los vecinos, Jorge Ávalos, dijo a la radio Cadena 3: “De todos los cerros caían piedras. Fue tremendo para la gente que vive ahí (en las laderas). El cerro se desmoronó todo, el agua fue muy fuerte y tapó todo el contorno de la casa, tapó todo con ripio y barro”. “Nosotros desde afuera le abrimos una ventana y pudieron salir”, respondió el hombre al relatar como rescató a sus sobrinos de la vivienda que fue tapada por encima de la mitad.

Los vecinos, junto a personal de personal de Defensa Civil y bomberos locales de de Humahuaca se organizaron al instante para colaborar con sus vecinos para rescatar los bienes que pudieran quedar a salvo.

Los propios vecinos ayudaron en las evacuaciones.
Los propios vecinos ayudaron en las evacuaciones.EL PAÍS
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS