Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez da el primer golpe a las fotomultas en Ciudad de México

El fallo favorece a cuatro ciudadanos que tramitaron un amparo y declara inconstitucional sancionar a los infractores sin que antes se defiendan

fotomultas cdmx Ampliar foto
Automóviles en la Ciudad de México. EFE

Las fotomultas que se aplican en la Ciudad de México son inconstitucionales, ha declarado este lunes un juez federal. Fernando Silva ha concedido cuatro amparos al considerar que los automovilistas no pueden recibir una sanción sin que antes tengan la oportunidad de defenderse. El Gobierno capitalino, que puso en marcha el programa en octubre de 2015, ha negado que el programa esté en riesgo, ya que la decisión solo favorece a quienes tramitaron el amparo. La decisión, sin embargo, establece un precedente legal y abre la puerta a que más infractores se amparen.

Silva, juez octavo de distrito en materia administrativa, ha determinado que el sistema de multas a través de cámaras viola el artículo 14 de la Constitución, que establece el derecho de audiencia y defensa. Son cinco artículos los que, según ha decidido el juez, son inconstitucionales: el 9, el 60, el 61, el 62 y el 64. Estos apartados establecen sanciones con fotos y vídeos como evidencia de violaciones al reglamento de tránsito, sin que los conductores tengan la oportunidad de aportar pruebas para defenderse.

Se trata del primer fallo en contra de las fotomultas, La sentencia reconoce como legítimo que el reglamento de tránsito de la ciudad tenga como objetivo proteger el orden público y reducir el número de accidentes, pero advierte de que eso no justifica que no se respeten derechos fundamentales de los ciudadanos.

Silva ha cuestionado también que se subrogue la operación del sistema a una empresa privada y que se establezca un porcentaje de ganancia cada vez que se dé una infracción. Las compañías reciben más de un 40% de las multas, a cambio de absorber el costo por aumentar el número de radares en la capital. El juez ha considerado que esa situación crea incentivos negativos para que se sancione injustamente a los conductores.

Las infracciones se han incrementado más de un 200% el año pasado, señala una solicitud de información presentada por el portal Animal Político. Esto coincidió con la intervención de empresas privadas en la aplicación de las multas. Esto se reflejó en un total de 2.926.814 multas aplicadas por radares, tres veces más que en 2015. Otra solicitud de información, presentada por el diario El Universal, indica que las tres infracciones más comunes son ignorar la luz roja del semáforo, invadir el paso peatonal y dar vueltas continuas prohibidas. 

El Gobierno ha presentado recursos de revisión y no descarta apelar el fallo del juez federal ante la Suprema Corte. Las autoridades han defendido que, con la nueva normativa, las muertes por accidentes viales disminuyeron un 18,3% durante los primeros siete meses de su aplicación, es decir, se evitaron 77 muertes. El fallo abre la puerta para que más automovilistas inconformes presenten recursos que, al menos, retrasen el pago de las multas. 

Más información