Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México aumentará un 14% el precio de la gasolina en enero para entrar al mercado

A partir de febrero, el precio del combustible se modificará de manera diaria

Un grupo de conductores hace fila para comprar gasolina ante la escasez que sufre México.
Un grupo de conductores hace fila para comprar gasolina ante la escasez que sufre México. EFE

México ha anunciado un aumento en el precio máximo de la gasolina a partir del 1 de enero. De acuerdo con un comunicado de la Secretaría de Hacienda, el combustible tipo Magna subirá un 14,2% para ubicarse en los 15,99 pesos por litro. Del mismo modo, la Premium incrementará un 20,1% para venderse en 17,79 pesos por litro y el diésel 16,5% para llegar a los 17,05 pesos. Los nuevos montos estarán vigentes hasta el 3 de febrero, después tendrán dos modificaciones semanales y luego cambiarán de manera diaria para ajustarse a los precios internacionales y costos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

El precio de los combustibles en México será liberado de manera paulatina durante el próximo año. La liberación del mercado, planeada originalmente para 2018, es uno de los puntos claves de la reforma energética. La frontera con Estados Unidos será la primera región en modificar los precios a partir del 30 de marzo y se prevé que el cambio llegue al resto del país durante el transcurso de 2017.

Baja California y Sonora serán los primeros Estados que en enero ajusten los precios al mercado. En abril, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas se sumarán a la apertura y el resto del país lo hará a partir de julio. 

Actualmente, casi la mitad del país sufre desabasto de gasolina debido al aumento de demanda y los problemas de producción de Pemex. Los mexicanos han anticipado la subida de precios y, de acuerdo con Pemex, han realizado compras de pánico que no se han acabado con las reservas de las gasolineras. En algunos Estados, como Michoacán y Puebla, el problema se ha agravado debido a fallas en los ductos de distribución y robos clandestinos.

En San Luis Potosí, uno de los Estados más afectados por el desabasto, algunos medios locales reportan que las gasolineras sólo venden hasta 300 pesos de combustible, los pagos deben ser en efectivo y las filas de espera pueden ser de hasta dos horas. Un grupo de ciudadanos bloqueó la carreteras que conectan con Matehuala y Zacatecas en forma de protesta. Pemex pidió en su cuenta de Twitter mantener la calma, aseguró que cuenta con los inventarios suficientes para satisfacer la demanda y advirtió de los peligros de almacenar combustible en recipientes.

La empresa estatal Pemex, que durante 79 años ha mantenido un monopolio en hidrocarburos refinados, enfrentó en 2015 uno de sus peores años con pérdidas de hasta 40.000 millones de dólares. José Antonio González Anaya, director de la compañía, espera tardar otros cuatro años para tener finanzas saludables. La liberación del mercado y el aumento de la gasolina son sólo algunos de los planes para recuperar este negocio que representa una tercera parte del presupuesto público.

El aumento paulatino

La Secretaría de Hacienda afirma que el incremento de la gasolina se debe a los cambios en el mercado internacional y no a la modificación de impuestos. Las modificaciones del próximo año variarán conforme a la región del país y el costo que representa para Pemex transportar el combustible. El precio de referencia internacional, el costo de adquirir el combustible en el mercado, será el que se utiliza en la costa del golfo de Estados Unidos. La Comisión Reguladora de Energía, encargada de establecer los precios, creó 90 regiones diferentes y estará publicando las modificaciones a través de su portal de Internet.

Las siete zonas ubicadas en la frontera estadounidense contarán con un esquema distinto para determinar el costo. Con la finalidad de limitar la diferencia de precios con las ciudades del otro lado de la frontera, el Gobierno modificará los impuestos correspondientes para permanecer competitivo.

Pemex importa la mitad de los combustibles que consume México, por lo que será la responsable de garantizar el suministro del país. Además, deberá facilitar el uso de sus instalaciones para el almacenamiento y transporte de hidrocarburos.

La crisis de Pemex

Pemex, la compañía estatal más grande de México, está en riesgo de acabar en la ruina. Además de las pérdidas multimillonarias, la empresa tuvo que enfrentar este año un recorte de 100.000 millones de pesos (alrededor del 20% de su presupuesto) para hacer frente a su crisis financiera. 

José Antonio González Anaya, director de Pemex, inició un plan de austeridad que incluye el pago del 85% de las deudas a proveedores y la reducción en un 40% de la plantilla directiva. Ha reducido también sus proyectos energéticos casi por la mitad y aceptado un préstamo 84.000 millones de pesos (9.600 millones de dólares) de Hacienda para fondear el pasivo laboral.

La venta de petróleo, el principal negocio de Pemex, ha sufrido en los últimos años debido al desplome de precios en el mercado. El plan de negocios de la empresa estima que el barril de crudo ronde en los próximos años los 40 dólares.

Más información