Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dimite Tomás Zerón, el investigador del ‘caso Ayotzinapa’

Los padres de los 43 rechazan reunirse con las autoridades hasta que el exfuncionario de la PGR sea sancionado

Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal.
Tomás Zerón, exdirector de la Agencia de Investigación Criminal. EFE

Tomás Zerón renunció el miércoles a la jefatura de la Agencia de investigación criminal (AIC), el área de la Fiscalía General mexicana que elaboró el caso Ayotzinapa. La dimisión del se ha anunciado a diez días de que se cumpla el segundo aniversario de la tragedia en la que desaparecieron 43 estudiantes rurales en el Estado de Guerrero y que ha marcado la Administración de Enrique Peña Nieto. El papel de Zerón en las pesquisas fue fundamental porque aportó elementos a lo que el Gobierno ha llamado la verdad histórica, una narrativa de lo ocurrido la noche del 26 de septiembre de 2014 que ha sido cuestionada una y otra vez por los expertos internacionales que han analizado el caso. Pocas horas después de anunciada su renuncia, la presidencia informó de que el funcionario tendrá un nuevo encargo como secretario técnico del Consejo Nacional de Seguridad Pública.

Los familiares de algunos de los jóvenes desaparecidos y defensores de derechos humanos dijeron ayer jueves que las señales del Gobierno eran confusas. “Lo que podría ser un signo de distensión es hoy un signo de impunidad”, señaló Mario Patrón, director del Centro Pro de Derechos Humanos. Los padres de las víctimas han acusado a Zerón de manipular la evidencia.

El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que ha cuestionado la versión oficial, acusó con un vídeo a Zerón de haber visitado en secreto el río San Juan en octubre de 2014, un mes después de la desaparición de los jóvenes. El sitio fue donde se encontró una bolsa con restos humanos y de donde se extrajo un pedazo de hueso que ayudó a identificar a Alexander Mora Venancio, una de las víctimas. Los padres de los 43 habían exigido a la Fiscalía la dimisión de Zerón desde que se hizo público el video.

“¿Qué hay en las cuatro bolsas más que encontraron? ¿A quién protegen tantas irregularidades?, señaló en una conferencia de prensa Mario González, padre de César González. Acompañado de otros cuatro padres, González considera que Zerón ha sido premiado con su nuevo cargo. Mario Patrón ha dicho, sin embargo, que en su nuevo puesto el funcionario no tiene ninguna vinculación con los trabajos de la Procuraduría General de la República (PGR).

Para nosotros es importante que [Zerón] sea investigado, que pague por todo el mal que nos ha causado


Epifanio Álvarez, padre de Jorge Álvarez

La PGR había anunciado la renuncia de Zerón en un escueto comunicado sin detallar las causas de la dimisión. Fuentes cercanas al funcionario reconocieron que la renuncia busca tender un puente entre las autoridades y las familias de las víctimas. Los padres habían instalado desde abril un campamento afuera de la Fiscalía para exigir la renuncia de Zerón y solicitar una nueva línea de investigación diferente de la verdad histórica presentada por el exfiscal Jesús Murillo Karam el 7 de noviembre de 2014.

Los padres han alertado este jueves que no reanudarán el diálogo con la procuradora, Arely Gómez, hasta que se avance y sancione con la investigación interna que la PGR supuestamente abrió en contra de Zerón. “Esta obedece a las violaciones al debido proceso y a las irregularidades en la investigación”, señaló Vidulfo Rosales, uno de los abogados de los familiares de los desparecidos. El letrado y los padres han exigido que se comunique una “resolución sancionatoria” de esa investigación interna como condición para volver a reunirse con las autoridades.

La presidencia dijo que el nuevo cargo de Zerón como secretario técnico de la Comisión de Seguridad Nacional es "un reconocimiento a sus acciones y responde a la experiencia y capacidad que ha demostrado en sus encargos anteriores". Mario Patrón asegura que el cobijo prestado por Los Pinos al funcionario es “la crónica de una absolución anunciada”

Zerón era jefe de la AIC desde septiembre de 2013. Bajo su cargo se encontraba la Policía Federal Ministerial, la Coordinación general de Servicios Periciales y el centro de inteligencia para el combate a la delincuencia. Aunque su trayectoria estará marcada por el caso Ayotzinapa, Zerón también fue el responsable de dirigir los esfuerzos que llevaron a la segunda recaptura de Joaquín El Chapo Guzmán, en febrero de 2014.

El Chapo había vivido a salto de mata durante 13 años. Desde su primera fuga, en enero de 2001, ningún policía le había echado el guante al poderoso capo del cártel de Sinaloa. Tras ser capturado en un departamento de Mazatlán, Zerón fue el primero en entrevistarlo para cerciorarse de tener frente a él al líder de la corporación criminal más grande del país.

Los tres años de Zerón al frente de la AIC le pasaron factura y le provocaron un rápido desgaste. El funcionario tiene una larga trayectoria en las áreas policiales mexicanas. En el sexenio de Felipe Calderón, Zerón fue el encargado del área de Control policial de la Policía Federal Preventiva. Perdió el puesto tras un tiroteo entre criminales y civiles que dejó cinco uniformados muertos.

Con la salida de Zerón de la Fiscalía, el Gobierno ha culminado un relevo en sus cúpulas policiales. A inicios de este mes, Enrique Galindo, el comisionado de la Policía Federal fue destituido tras un duro informe de violaciones a derechos humanos.