Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pokémon Go, el juego más letal en Bosnia

Una ONG bosnia advierte a los jugadores del riesgo de las minas sin explotar

Pokémon GO
Un jugador con la popular aplicación. AFP

Pokémon Go aún no ha llegado oficialmente a Bosnia Herzegovina, como a muchos otros países, pero quienes jueguen con la aplicación móvil de Nintendo podrían enfrentarse a una partida letal. La ONG Posavina bez mina (Posavina sin minas) ha alertado este martes a los cazadores de estos monstruos imaginarios creados en los 90 de que no practiquen su nueva afición en los campos de minas que hay en muchas zonas del país, pesado legado de la guerra que estalló en esta república exyugoslava de 1992 a 1995. "Nos han informado que usuarios de Pokémon Go se meten en zonas peligrosas para atrapar a los animalitos", ha indicado la ONG en su cuenta de Facebook. Muchos jugadores, ansiosos por encontrar a Pikachu o a Charmander en sus teléfonos móviles y jugar con ellos en sus calles han pirateado la aplicación, pero, tal y como advierte la organización, el juego puede ser peligroso, además de la polémica de perseguir pokémons en según que escenarios. 

Posavina es una región del norte de Bosnia, escenario de combates intensos, donde las líneas de fuego se han movido con los años, dejando mucho terreno minado." Rogamos a los ciudadanos que no se aventuren y que respeten los carteles de advertencia contra el peligro de minas", agrega la ONG. Casi 21 años después del final de uno de los conflictos más devastadores de la última mitad desl siglo XX  que causó unos 100.000 muertos, un 2,3% del territorio del país, unos 1.145 kilómetros cuadrados, están todavía infectados por decenas de miles de minas antipersonales o anticarro, así como de otro tipo de artefactos sin explotar en un territorio poblado por unas 550.000 personas, un 15% de la población bosnia.

Desde el final del conflicto, 604 personas han muerto en explosiones causadas por minas, entre ellas 74 desminadores,y 1.131 han resultado heridas, según el Centro bosnio de Eliminación de MINas (BHMAK), el principal organismo encargado de desminar el país, donde aún hay unas 120.000 sin explotar.

Más información