Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

México estrechará el cerco sobre los coches más contaminantes

La crisis ambiental de la capital obliga a salir a la palestra al secretario de Energía que niega que estén importando gasolina china más contaminante

Automóviles circulan por el Viaducto de la Ciudad de México.
Automóviles circulan por el Viaducto de la Ciudad de México.

La crisis ambiental que vive Ciudad de México ha obligado a salir al estrado a los pesos pesados de las carteras de energía y medio ambiente. Ante las tres alarmas en menos de tres meses por exceso de contaminación, México cambiará el programa prevención y respuesta utilizado hasta ahora, conocido como Hoy no circula. El secretario de Medio Ambiente, Rafael Pachiano, anunció este martes en una rueda de prensa que la nueva normativa, que entrará en vigor el uno de julio, apretará aún más las tuercas para asegurar “que solo transiten los autos que contaminen menos”

Sentados en la misma mesa, el secretario de Energía, Joaquín Coldwell y el director general de Pemex, José Antonio González Anaya negaron enfáticamente que Pemex, la petrolera estatal, esté importando gasolina procedente de China, como se ha especulado en la prensa mexicana en las últimas semanas. “El deterioro de la calidad del aire no es debido a una peor gasolina. México cumple con los estándares internacionales”, dijo Coldwel. México, que pese a ser una de los mayores productores de petróleo importa más de la mitad de la gasolina que consume debido a sus carencias tecnológicas para refinar crudo, tiene como primer vendedor a Estados Unidos. “La mayoría de gasolina, más del 90% proviene de Texas. Por lo tanto es el mismo estándar que en Texas. El resto de los exportadores son principalmente países europeos”, añadió González Anaya.

La acumulación de automóviles en la megalópolis mexicana es de lejos la primera causa de la contaminación

La acumulación de automóviles en la megalópolis mexicana es de lejos la primera causa de la contaminación. El Hoy no circula, el programa instaurado en 1989 que retira de circulación a millones de automóviles diarios, se ha visto rebasado por la magnitud de la crisis ambiental, la primera en 14 años, que ha mantenido a la ciudad en alerta durante varios días. Desde mediados de marzo, hasta en tres ocasiones los centros de medición registraron cotas por encima de los 150 puntos Imeca (Indice metropolitano de calidad del aire), que se prologaron durante varias jornadas.

Las autoridades pusieron en marcha las medidas extraordinarias del Hoy no circula y sacaron de circulación dos millones de automóviles particulares, casi la mitad de los cinco millones que se mueven por la zona metropolitana. La medida no termina de surtir efecto. En parte por el aumento de vehículos, que han pasado de 1,8 a 5,4 millones durante las casi tres décadas que lleva operativo. Y en parte también, por la acumulación de pequeños fraudes al sistema: coches que no tenían que salir a circular pero salían.

La nueva norma estará lista en 15 días y entrará en vigor a principios del julio. El secretario de Cofepris, Julio Sánchez y Tépoz, anunció por su parte que no se ha producido ningún fallecimiento por causa directa de la contaminación. Pero recordó las recomendaciones de su agencia para niños y ancianos, que deben moderar el ejercicio físico al aire libre mientras dure la crisis ambiental.