La Ciudad de México veta el transporte de carga por las mañanas

El Gobierno acordó con la industria una restricción de circulación de 6.00 a 10.00 horas para disminuir la contaminación

Transportistas bloquean los accesos a la Ciudad de México, el pasado 6 de abril.
Transportistas bloquean los accesos a la Ciudad de México, el pasado 6 de abril.EFE

Las medidas para reducir los niveles de contaminación en el aire de la Ciudad de México se han enfrentado con la oposición de algunos ciudadanos y grupos empresariales, sin embargo, esta resistencia ha empezado a ceder. La industria y el Gobierno han firmado un convenio para impedir, desde este lunes, que el transporte de carga ingrese a la capital en el horario más conflictivo de la mañana: entre las 06:00 y las 10:00 horas.

La capital mexicana ha cumplido un mes en crisis ambiental por un aumento de las partículas de ozono concentradas en el aire, situación que ha llevado a las autoridades a decretar el estado de Contingencia y a imponer medidas restrictivas, principalmente a la circulación vehicular. Entre los inconformes estuvo un grupo de transportistas que bloqueó el acceso a la Ciudad de México a través de las autopistas México- Querétaro y México- Puebla el 6 de abril, en protesta por el reforzamiento del programa ‘Hoy no Circula’.

Más información
El ozono cede pero se mantiene la alerta de salud en Ciudad de México
Los mexicanos que protestaron por las medidas contra la polución

Este domingo, la Policía capitalina informó del convenio de colaboración que firmó el 12 de abril con organismos empresariales para “fomentar la reducción sustancial de las emisiones contaminantes generadas por autotransporte de carga”. Con este acuerdo, los transportistas no podrán ingresar durante ese periodo matutino de lunes a viernes, y los que ya estaban en circulación a las 06.00 tendrán sólo una hora de tolerancia para salir de la ciudad, es decir, hasta las 07:00 de la mañana.

La secretaría de Seguridad Pública especificó que, en caso de que el índice de ozono rebase los 150 puntos y sea decretada en consecuencia la Fase 1 de Contingencia ambiental, los vehículos de transporte de carga suspenderán del todo la circulación dentro del Valle de México, basándose en el día que deban descansar según su número de matrícula. “Además de que aquellos automotores que sean determinados como ostensiblemente contaminantes, sean retirados de manera inmediata de la circulación”, reiteró la autoridad.

La restricción a la circulación del transporte de carga contempla algunas excepciones, como el de materiales y residuos peligrosos, unidades con sistemas de refrigeración, de productos perecederos y vehículos eléctricos e híbridos.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Esta medida forma parte del plan emergente que el Gobierno de la Ciudad aplica desde el pasado 5 de abril y hasta el próximo 30 de junio, para reducir las partículas contaminantes en el aire de la capital, que hace unas semanas se densificaron y provocaron una crisis ambiental que ha mantenido en vilo a las autoridades y los habitantes de la metrópoli. Aunque las medidas son temporales, algunas de ellas podrían permanecer e incluso ser reforzadas tras ese periodo, según el ministerio federal de Medio Ambiente.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS