Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La muerte de un bebé refleja los problemas viales del DF

Un niño de cinco meses falleció este miércoles. El Gobierno capitalino ha destinado millonarios planes para mejorar la vialidad

Bebé Iztacalco México
Los bomberos del DF intentan rescatar a un bebé.

Basta la imagen. Un bebé de cinco meses ha muerto este miércoles porque cayó en una alcantarilla descubierta en Iztacalco, una de las 16 delegaciones del Distrito Federal, y también una de las más pobres. La labor de los rescatistas fue inútil. Raúl Esquivel, el jefe de los Bomberos de la capital mexicana, anunció esta tarde: “Mis compañeros lo rescataron con vida pero desafortunadamente no sobrevivió”.

La tragedia ocurrida esta tarde no es un caso aislado. El pavimento de la capital mexicana dista mucho del que se esperaría de una de las urbes más modernas de América Latina. Entre enero y septiembre de 2014, el 48,9% de las quejas ciudadanas por alcantarillas descubiertas, hoyos en el pavimento u obstrucciones viales quedaron en el olvido, de acuerdo con una investigación periodística. La desatención se acentúa en los barrios más alejados y pobres: Tlalpan, una delegación al sur de la Ciudad, es un ejemplo. Solo se atendieron poco más de 100 de más de 1000 denuncias: un 90%.

Las omisiones contrastan con el pomposo anuncio del jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, en noviembre de 2013: “La implementación del más amplio programa de pavimentación de los últimos años en la capital del país”. Un plan ambicioso y titánico, que prometía sanar más de 900.000 metros cuadrados de la capital mexicana y que supone una inversión pública de 300 millones de pesos (unos 20 millones de dólares al tipo de cambio de entonces).

Se trata de un plan del que no han quedado muy claros los gastos. La Asociación Mexicana de Asfalto ha denunciado que los hoyos en el pavimento (baches en mexicano) son cubiertos con material de tan bajo coste que solo dura un año. 

El problema no solo afecta a las parejas que pasean con sus hijos en la ciudad. Las vialidades en algunas zonas del DF se encuentran en tan mal estado que es un reto para los peatones, deportistas y ciclistas que se atreven a pasar por ahí. Pero, eso sí, “programa de pavimentación de los últimos años en la capital del país” quedó sellado con una frase que Mancera pronunció en 2013. “La ciudad que queremos construir es una ciudad inteligente, moderna, digital, lo cual no puede ser posible si no reforzamos la infraestructura”. La misma en la que hoy ha muerto un bebé.