Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yo Soy 132 denuncia la detención de inocentes en las protestas del sábado

"Hay indicios de que hubo provocadores en las manifestaciones", dicen organizaciones civiles

Manifestante en el Congreso de México, este sábado.
Manifestante en el Congreso de México, este sábado. AFP

El movimiento Yo Soy 132 ha denunciado la detención de personas inocentes en las protestas de este sábado con motivo de la toma de posesión del nuevo presidente de México, Enrique Peña Nieto. Al menos 92 personas fueron detenidas durante las protestas, convertidas en algunos puntos de la capital mexicana en una auténtica batalla campal. Unos 69 manifestantes continúan detenidos, lo que ha ocasionado una manifestación de apoyo este lunes en Ciudad de México y la emisión de un comunicado conjunto por parte de medio centenar de organizaciones civiles que aseguran que "hay indicios que hubo gente provocadora en medio de las manifestaciones" e instan a investigar lo ocurrido.

El alcalde de la ciudad, Marcelo Ebrard (del izquierdista PRD), no dudó en atribuir los incidentes violentos en el centro de la ciudad y las inmediaciones del Congreso a tres grupos anarquistas: Bloque Negro México, Cruz Negra y Coordinadora Estudiantil Anarquista. Yo Soy 132, que siempre se ha definido como un movimiento pacífico de protesta, culpa a infiltrados de la policía. "De repente estaban dentro de la marcha y de repente fuera, platicando con policías", recuerda una integrante de las asambleas de la Universidad Autónoma de México (UNAM) consultada por este periódico.

Al menos ocho integrantes de un grupo anarquista llamado Unión de la Juventud Revolucionaria México, detenidos el pasado sábado, aseguraron que recibieron 300 pesos (unos 17 euros) a cambio de provocar disturbios durante la toma de posesión de Peña Nieto, según el portal mexicano Aristegui Noticias. Muchos de los supuestos instigadores "llevaban un guante negro", agrega Claudio G., miembro del Comité Jurídico y de Derechos Humanos de Yo Soy 132. El detalle tiene reminiscencias inquietantes: quienes iniciaron la matanza de Tlatelolco, en 1968, portaban un guante blanco.

La violenta represión de las protestas también está dando que hablar en México. Decenas de personas resultaron heridas en unas duras cargas policiales que emplearon gases lacrimógenos y pelotas de goma. Un joven ha perdido un ojo por el impacto de un proyectil, y otro ha resultado gravemente herido e incluso se rumoreó que había muerto.

Yo Soy 132 amenaza ahora con acciones legales contra el Gobierno saliente, el Ejecutivo entrante, el Gobierno del Distrito Federal, la Secretaría de Seguridad Pública y la Secretaría de Seguridad deL DF. El Comité Jurídico pretende acusarlos de detención arbitraria, uso desproporcionado de la fuerza pública y desaparición forzada.

Los representantes legales del movimiento denuncian asimismo que "las detenciones fueron indiscriminadas, incluso contra personas que solo transitaban por las zonas sin participar en las manifestaciones", e investigan ahora el paradero de seis personas arrestadas el sábado.