¿Cuál es el mejor combustible para viajar?

Cuatro rutas por España y un total de 3.300 kilómetros recorridos. Comparamos el coste de realizar estos desplazamientos con tres carburantes diferentes

Gasolina, diésel y gas natural o GNC. Tres carburantes y una pregunta: ¿cuál es el mejor para viajar? Para responderla, se han realizado cuatro etapas de largo recorrido por España, sumando un total de 3.300 kilómetros, que equivalen casi a una vuelta a la Península, y analizado el coste al detalle de cada trayecto para extraer las conclusiones.

La iniciativa parte de Seat, que ha planteado los desplazamientos con una representación de su flota de modelos de GNC: un Ibiza, un Arona y dos León, uno de cinco puertas y otro Sportstourer o con carrocería familiar. Los modelos estaban conducidos por periodistas de motor y, para acercar las condiciones de circulación a las de cualquier familia o grupo de amigos que realizaran el viaje, iban con dos o tres personas a bordo, su correspondiente equipaje y algo de peso extra de los equipos de grabación (cámaras…).

Tras las cuatro etapas (Madrid-Valencia-Barcelona; Madrid-Sevilla-Madrid; Madrid-Bilbao-Zaragoza, y Bilbao-Oviedo-Santiago de Compostela), el coste medio de los cuatro modelos fue de apenas 118 euros. Si se hubiera cubierto la misma distancia con gasolina habría salido por un mínimo de 260 euros, y con gasóleo, por unos 185.

Pero para hacer cálculos más detallados, y comparar la factura final de cada carburante, se ha escogido el León con carrocería familiar, el más amplio y recomendable para viajes largos. El precio de la gasolina contemplado ha sido de 1,35 euros por litro, y el del gasóleo, de 1,16. Y los consumos son los oficiales WLTP suministrados por el fabricante: 4,9 litros en el diésel (1.6 TDI de 115 CV) y 5,9 en el de gasolina (1.0 TSI de 115 CV).

En las pruebas, el gasto del León Sportstourer de GNC (1.5 TGI de 130 CV) osciló entre 3,9 y 4,1 kilos cada 100 kilómetros, muy cerca de los 4,0 de valor oficial WLTP, por lo que se puede combinar este registro real, obtenido en los test, con los oficiales de la gasolina y el gasóleo sin incurrir en imprecisiones, porque la diferencia de estos con los gastos reales (también muy similares) es asimismo equivalente.

Primera etapa: de Madrid a Valencia y Barcelona.

Distancia recorrida: 710 kilómetros. Coste: inferior a 26 euros.

El León Sportstourer de gas natural arrojó un consumo en esta etapa de 4,1 kilos, dando lugar a un coste medio cada 100 kilómetros de 3,66 euros (precio del kilo del gas natural, entre 0,83 y 0,92 euros) y a una factura total de 25,97 euros. Con diésel habría salido por 40,32 euros, y con gasolina, por 56,51. El ahorro de viajar con GNC es superior a 14 euros frente al gasóleo y de más de 30 respecto a la gasolina.

Segunda etapa: de Madrid a Sevilla, y vuelta a Madrid.

Distancia: 1.140 kilómetros. Coste: inferior a 41 euros.

El León de GNC gastó 3,94 kilos y, con la misma horquilla de variación de coste del carburante de la etapa anterior, el precio cada 100 kilómetros fue de 3,57 euros, dando lugar a un total de 40,89 euros. Con diésel hubiera subido a 64,75, y con gasolina, a 90,74. El ahorro resulta superior a 23 euros frente al gasóleo y de caso 50 en comparación con la gasolina.

Tercera etapa: de Madrid a Bilbao y Zaragoza.

Distancia: 800 kilómetros. Coste: inferior a 27,5 euros.

En este tercer viaje, el León familiar de gas natural consumió 3,86 kilos a los 100 kilómetros y, como el carburante costó entre 0,86 y 0,92 euros el kilo, el desembolso cada 100 fue de 3,43 euros, el menor de todos, y el total de 27,46. Respecto a hacerlo con gasóleo (45,44 euros de factura al completar la etapa), el ahorro ronda los 19 euros, y respecto a la gasolina (63,68), de más de 36 euros.

Más información

Cuarta etapa: de Bilbao a Oviedo y Santiago de Compostela.

Distancia: 650 kilómetros. Coste: inferior a 24,5 euros.

El último recorrido. El León de GNC gastó 4,15 kilos de gas y, con las mismas tarifas del gas natural de los trayectos anteriores, el precio cada 100 kilómetros fue de 3,72 euros. Así, recorrer los 650 kilómetros costaría 24,08 euros, frente a los 36,92 del diésel y los 51,74 de la gasolina, dando lugar a una ventaja económica a favor del GNC de casi 13 y 28 euros, respectivamente.

Conclusión: hasta 4.000 kilómetros extra

Sumando las cuatro etapas, el León de gas natural con carrocería familiar permitió completar los 3.300 kilómetros de recorrido por un coste total de 118,4 euros. Una cifra llamativa y que marca un ahorro de 69,03 frente al gasóleo (187,43 euros) y de 144,27 respecto a la gasolina (262,67). Y, si este ahorro se dedicara a seguir circulando, se podrían recorrer 1.924 kilómetros extra en comparación con el diésel y de hasta 4.021 tomando como referencia el diferencial de la gasolina.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Lo más visto en...

Top 50