_
_
_
_

Rodolfo Hernández se desmarca del uribismo: aborto, Venezuela y marihuana

En un hilo de Twitter, el candidato a la presidencia presenta propuestas menos disruptivas y que se inclinan a conquistar el centro

Catalina Oquendo
Rodolfo Hernández en los periódicos
Un hombre lee un periódico popular cuya portada muestra a Rodolfo Hernández y el titular: 'El gallo tapa'o'.YURI CORTEZ (AFP)

Rodolfo Hernández se enfrenta a una disyuntiva: recibir los votos del uribismo y al mismo tiempo mantenerse como independiente. En un hilo de Twitter de 20 puntos, el exalcalde de Bucaramanga se ha desmarcado de esa coalición de la derecha que representa el expresidente Álvaro Uribe y de paso, ha criticado la gestión de Iván Duque. El candidato a la presidencia ha marcado distancias con el uribismo, después de que varios líderes le dieran su apoyo, en temas clave: apoyo al aborto, restablecimiento de las relaciones con Venezuela o legalización de la marihuana.

“Yo les recibo los votos, pero no les cambio el discurso. Y ese discurso es no robar”, dijo Hernández unos minutos antes en un live de Instagram después de que políticos de derecha, de la raíz del uribismo, como Paloma Valencia o María Fernanda Cabal le manifestaran su apoyo. Un mensaje que también iba dirigido al excandidato presidencial Federico Gutiérrez, que el domingo manifestó su respaldo al contrincante de Gustavo Petro.

La estrategia de Hernández parece ahora calmar los miedos frente a sus declaraciones y propuestas, además de mostrarse lejano al uribismo. “No coman cuento, aquí les dejo 20 diferencias que tengo con el uribismo. 1. En mi gobierno voy a reactivar el campo, dejando atrás las políticas neoliberales y la violencia que nos dejaron en el atraso, acabaron la autosuficiencia alimentaria y obligaron a la gente a desplazarse”, escribió.

Se distanció también de las políticas económicas de Iván Duque y, concretamente de la reforma tributaria del gobierno actual, que fue uno de los detonantes del estallido social, algo que ya venía diciendo el petrismo desde hace meses. “Siempre he dicho que la reforma tributaria de (Alberto) Carrasquilla, promovida por el gobierno de Iván Duque, fue un intento de ponerle IVA al hambre, algo completamente inaceptable”.

Y en la búsqueda de hablar a los jóvenes que participaron en las protestas, dijo que “contrario al gobierno de Iván Duque”, él respeta la protesta social. “Salí a marchar en años anteriores y lo haré cuando una injusticia indique que el mejor camino para protestar es salir a las calles”, escribió.

El constructor y exalcalde de Bucaramanga criticó también al mandatario, ahijado político de Álvaro Uribe, por el manejo de las relaciones exteriores con Venezuela, rotas por primera vez en la historia del país. “Voy a reestablecer las relaciones diplomáticas con Venezuela”, aseguró. En este punto, Hernández ha sido consistente.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

Petro no dejó pasar los giros programáticos del exalcalde. “Muy bien que recojas las propuestas de mi programa, te hacían falta. Bueno debatirlas. La mejor política antineoliberal es bajar las tasas de crédito de los inmuebles, casas y apartamentos vendidos. Sin embargo, ya los jefes uribistas te hacen campaña”, escribió Petro a través de Twitter, el lugar por donde pasa la campaña.

Cambios de postura

El plan de Gobierno de Hernández se contradice muchas veces con sus declaraciones en medios y, también, con lo que difunde a través de Twitter. Frente al fracking ha cambiado de postura en varias oportunidades. Ahora dice que no lo implementará si llega a la Casa de Nariño. “Tras evaluar la información disponible, mi posición es en contra del fracking, contrario a la del gobierno uribista de Iván Duque”, dijo. Algo similar al uso de glifosato. En Colombia, el presidente Duque ha intentado aplicarlo infructuosamente.

Petro ha insistido en que el glifosato afecta al medio ambiente. Ahora Rodolfo Hernández parece estar de acuerdo. “Igualmente, tras hablar con expertos en el tema, mi postura es EN CONTRA del uso de glifosato, debido a las consecuencias que tiene en la salud y el medio ambiente”, escribió.

El ingeniero también ha destacado que está a favor de la legalización de la marihuana medicinal y recreativa. Y, en cuanto a libertades civiles, una de las mayores preocupaciones que ha despertado Hernández, ha dicho en su hilo de Twitter que apoya la diversidad sexual, el matrimonio igualitario y la adopción por parte de parejas del mismo sexo. Frente a la despenalización del aborto, que en Colombia es legal hasta la semana 24 de embarazo, el exalcalde dijo que “la que tiene el derecho a decidir si aborta o no es la mujer”. Aunque muchas de sus expresiones y entrevistas ha dicho que “el ideal sería que las mujeres se dedicaran a la crianza de los hijos”.

La implementación de acuerdo de paz con las Farc, que es un tema medular en Colombia después décadas de conflicto, es otro de los puntos que ha destacado Hernández. Dice que lo implementará y, además buscará un acuerdo con el ELN. Sin embargo, su propuesta para sentar a el ELN, que es la única guerrilla activa en Colombia, es que ese grupo armado firme un “otrosí”, como si la solución al conflicto fuera un asunto contractual o empresarial.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Catalina Oquendo
Corresponsal de EL PAÍS en Colombia. Periodista y librohólica hasta los tuétanos. Comunicadora de la Universidad Pontificia Bolivariana y Magister en Relaciones Internacionales de Flacso. Ha recibido el Premio Gabo 2018, con el trabajo colectivo Venezuela a la fuga, y otros reconocimientos. Coautora del Periodismo para cambiar el Chip de la guerra.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_