_
_
_
_
_

Capturado en Venezuela uno de los sicarios que asesinó al fiscal paraguayo Marcelo Pecci

Gabriel Salinas fue el conductor de la moto de agua que llegó a la playa colombiana de Barú para perpetrar el ataque, según la investigación

Marcelo Pecci
Militares resguardan la playa de Barú, donde fue asesinado el fiscal paraguayo Marcelo Pecci.charlie cordero

Las autoridades policiales venezolanas confirmaron la captura en Caracas de Gabriel Salinas Mendoza, uno de los sicarios implicados en el asesinato el pasado mes de marzo del fiscal paraguayo Marcelo Pecci. El abogado se encontraba en ese momento en la península de Barú, en Cartagena de Indias, en la costa caribe colombiana. Salinas Mendoza, uno de los pocos implicados en el crimen del fiscal Pecci que no había sido detenido, fue, según la investigación, el conductor de la moto de agua que llegó hasta la playa para perpetrar el ataque. En ese momento, Pecci estaba pasando el último día de luna de miel junto a su esposa, la periodista Claudia Aguilera.

Salinas Mendoza fue detenido por la policía municipal en Chacao, municipio comercial y hotelero del este de Caracas, no muy lejos del muy concurrido Centro Comercial Sambil, el más grande de la ciudad. El Gobierno de Colombia había emitido una alerta internacional de captura a otros 190 países a través de Interpol mientras activaba las pesquisas para detener a Salinas. La policía colombiana calcula que el sicario salió de Colombia rumbo a Venezuela a finales de ese mes.

Las otras cinco capturas por este crimen, llevadas a cabo el pasado 6 de junio, se hicieron en Colombia. Los acusados son Wendre Carrillo, Eiverson Zabaleta, Marisol Londoño, Cristian Camilo Monsalve Londoño y Francisco Luis Correa, a quien la Fiscalía considera cerebro del asesinato. Las primeros cuatro acusados ya han recibido condenas de 23 años de cárcel por el crimen.

Salinas Mendoza, que ya había recibido el dinero prometido por su trabajo criminal, no será extraditado a Colombia. según las primeras investigaciones. Será juzgado en Venezuela, puesto que así lo estipulan las leyes de este país. La policía colombiana había ofrecido hasta 500 millones de pesos (unos 105.000 dólares) por obtener información sobre el paradero del acusado. Desde Colombia se informó que presentaran a Venezuela los cargos en contra de Salinas Mendoza por los delitos de homicidio agravado, tráfico de armas y tráfico de municiones.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_