ArchivoEdición impresa

Acceso a suscriptores »

Accede a EL PAÍS y todos sus suplementos en formato PDF enriquecido

lunes, 20 de septiembre de 2010

El PP asegura que la inmigración está peor en Badalona que en Francia

Sánchez-Camacho agita de nuevo la polémica sobre los gitanos

El pasado viernes la líder y candidata del Partido Popular (PP) a la presidencia la Generalitat, Alicia Sánchez-Camacho, ejerció de anfitriona de la eurodiputada francesa Maria Thérèse Sánchez-Schmid en un paseo por las calles de Badalona. La política conservadora del partido de Nicolas Sarkozy quería averiguar si en los barrios de esta ciudad se viven los mismos conflictos que en su país generan "los gitanos rumanos".

Ayer, Sánchez-Camacho regresó a Badalona para asistir a una botifarrada popular organizada por su equipo de precampaña electoral y volvió a aprovechar la polémica levantada por la deportación de gitanos en Francia para convertir la inmigración en la punta de lanza de su discurso.

La líder de los populares catalanes explicó que el objetivo de su partido es "erradicar la inmigración ilegal" y conseguir que "ningún inmigrante tenga más derechos que un español". Sánchez-Camacho calificó de "hipócritas" a "los que criticaron" su visita del viernes a Badalona y les acusó de "querer negar la realidad de la inmigración". Asimismo advirtió de que durante estos meses de campaña electoral visitará los municipios que tengan problemas con la inmigración. "Visitaré Salt, Vic y El Vendrell", anunció, "y volveré a Badalona las veces que haga falta".

Pero entre butifarras y sevillanas, la guinda de la fiesta la puso el edil del PP de Badalona Xavier García-Albiol, sobre el que más de una vez han caído acusaciones de fomentar la xenofobia, quien volvió a lanzar piedras sobre el tejado de los inmigrantes gitanos y aseguró que en su ciudad existen problemas de convivencia con ese colectivo.

"Aquí no tenemos campamentos de gitanos como en Francia, aquí la situación es aún peor", aseguró. "Están repartidos por varios barrios de la ciudad haciendo la vida imposible a los vecinos y, encima, cuando nos quejamos, nos atacan y nos tachan de racistas".

García-Albiol, que el viernes organizó la comitiva de Sánchez-Camacho con la eurodiputada francesa por las calles de Badalona, ya estuvo en el ojo del huracán hace meses por la campaña que organizó al incluir en un díptico del PP sobre seguridad ciudadana la foto de una pancarta en un balcón en la que se leía: "No queremos rumanos".

Al acto de ayer, celebrado en la plaza de Trafalgar de Badalona, asistieron unas 1.200 personas, la mayoría de avanzada edad, que aplaudían sin parar las palabras de Sánchez-Camacho. Para finalizar su discurso, la líder del PP en Cataluña se refirió a la asistencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a la Fiesta de la Rosa, que celebró ayer el PSC en Gavà (Baix Llobregat). "Zapatero", dijo, "tiene que ir a una fiesta y rodearse de sus amigos socialistas porque no puede pisar las calles de Cataluña solo. No puede pasear por la calle porque sabe que ha engañado a los catalanes".

Atención al cliente

Teléfono: 902 20 21 41

Nuestro horario de atención al cliente es de 9 a 14 los días laborables

Formulario de contacto »

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana