Columna
i

Nuestras violencias migratorias

Entre las situaciones más graves del ninguneo gubernamental destacan las condiciones insalubres de los centros de detención y las deportaciones desde Estados Unidos

Un choque entre migrantes y agentes mexicanos, en agosto de 2019.
Un choque entre migrantes y agentes mexicanos, en agosto de 2019.Víctor Peña

Los días de covid-19 siguen transcurriendo. Los dolores y las muertes se acumulan. Muchas precariedades han aparecido. Otras, trágicamente, han mostrado su dimensión histórica. En la discusión pública es visible la falta de medicamentos e insumos para la salud, así como los “subregistros” de contagios y muertes. La ausencia de narrativas y acciones integrales es visible. Las charlas sobre salud de nuestras autoridades se han instalado desde hace semanas entre lo anecdótico y lo reactivo. Las descalificaciones a incrédulos o críticos son la “mejor” respuesta gubernamental a los cuestionamientos...