Elecciones México

Los candidatos independientes de México se alejan del poder

Aunque en estos comicios intermedios se registraron 647 aspirantes sin partido político, apenas un puñado ha conseguido un triunfo local

Una persona emite su voto en Ciudad de México, este 6 de junio.
Una persona emite su voto en Ciudad de México, este 6 de junio.Rogelio Morales / cuartoscuro

Miguel Treviño de Hoyos ha repetido la hazaña en el municipio de San Pedro Garza García, en el Estado de Nuevo León. Con la totalidad de votos escrutados, el candidato independiente ha logrado por segunda ocasión la victoria en el Ayuntamiento. El empresario obtuvo el 56,7% de los votos y dejó atrás a los contendientes del PAN y de Movimiento Ciudadano. A 1.400 kilómetros de distancia, en el municipio de Cananea, en el Estado de Sonora, también se perfila la reelección de otro candidato independiente: Eduardo Quiroga quien, con un 53% de los sufragios, aventaja a sus oponentes. Los casos de estos presidentes municipales son, no obstante, la excepción. Pese a que en estas votaciones 647 personas se registraron como candidatos independientes a alguno de los 20.000 cargos públicos, la mayoría ha registrado un magro resultado respecto a los partidos tradicionales, que han ganado terreno tras la jornada electoral del 6 de junio.

Más información

Desde 2014, ciudadanos que no pertenecen a ningún partido político pueden participar como candidatos a cargos locales y federales en los diferentes procesos electorales del país. En 2015, Nuevo León fue el primer Estado en elegir a un candidato independiente como gobernador: Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, quien tres años más tarde buscó bajo esta figura la presidencia de México, pero fracasó.

Pese a que en estas elecciones intermedias el INE avaló el registro de 647 aspirantes independientes para distintos cargos, desde diputaciones locales y federales hasta presidencias municipales y gubernaturas, el tablero político sigue acaparado por el sistema de partidos, dejando poco margen a los aspirantes sin afiliación partidista quienes en esta carrera de obstáculos enfrentaron la falta de firmas o recursos para avanzar en la contienda. De acuerdo con los datos oficiales, Ciudad de México y los Estados de Tlaxcala, Jalisco y Estado de México fueron los lugares donde se registró la mayor cantidad de contendientes independientes. Este año, según los reportes del árbitro electoral, el financiamiento público para el conjunto de candidaturas independientes rebasó los 31 millones de pesos.

A medida que se ha ido cerrando el escrutinio de votos en los Estados, congresos locales y municipios, las expectativas de los candidatos independientes palidecen. Por ejemplo, en Baja California Sur el candidato a gobernador independiente Ramón Parra quedó en uno de los últimos sitios de la contienda con menos del 1% de los sufragios, mientras que la coalición Morena-PT se ha llevado la victoria con el 46% de los votos. Los pobres resultados también se han dado en el Congreso federal. Christopher Rodríguez, candidato independiente a diputado federal por el distrito nueve de Guadalajara, Jalisco, apenas ha conseguido un 3% de los votos con el 97% del escrutinio.

La académica de la UNAM Patricia Martínez Torreblanca explica que las candidaturas independientes se han desdibujado en estos comicios porque en el sistema electoral mexicano sigue arraigada la representación partidista. “El Bronco fue una excepción que logró en el momento de mayor impulso de las candidaturas independientes a una gubernatura. La figura de los candidatos independientes está pensada para cargos que son más cercanos a la ciudadanía, las presidencias municipales, las sindicaturas, los diputados locales”, señala.

Martínez Torreblanca detalla que las candidaturas independientes han conseguido victorias en el ámbito local, sin embargo, no pueden replicarse cuando intentan llegar a la escala federal, como ha ocurrido con Pedro Kumamoto, en Jalisco. Kumamoto fue el primer independiente en ocupar una diputación local en el Congreso de Jalisco en 2015 y fue candidato a senador en 2018. Ahora en estas elecciones intermedias contendía por la presidencia municipal de Zapopan, mediante su partido Futuro, de reciente creación. Su candidatura ha obtenido el 15% de los votos colocándose en un tercer lugar, detrás de Movimiento Ciudadano, quien se perfila como el ganador de la presidencia municipal con una amplía ventaja, y de Morena. El joven, de 31 años, ha reconocido la derrota y ha agradecido el apoyo a través de su cuenta de Twitter.

Martínez Torreblanca enfatiza en que no solamente el sistema electoral está pensado para los partidos políticos, también la política parlamentaria de México. “Faltaría un gran trecho para que puedan aspirar de una manera equitativa a una gubernatura”, añade. La especialista de la UNAM asegura que aún falta reforzar la extracción social de las candidaturas independientes para que no se conviertan solo en un vehículo en el que los políticos obtienen la posibilidad de contender por un cargo al romper con su antiguo partido político, como ha venido ocurriendo con algunos aspirantes.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50