_
_
_
_
_

El mensaje de López Obrador a Marcelo Ebrard: “Quien no piensa en el pueblo es un oportunista”

El presidente dice que el excanciller es “libre” de decidir sobre su futuro político y asegura que no va a presionarlo para que se quede en Morena: “Todo mundo tiene que actuar en función de sus convicciones”

Qué dijo Andrés Manuel López Obrador sobre Marcelo Ebrard
Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia matutina de este jueves, en Ciudad de México.Andrea Murcia Monsivais (CUARTOSCURO)

“Si no se piensa en el proyecto, si no se piensa en la nación, no sirve de nada un político, no es más que un oportunista, un convenenciero, un ambicioso vulgar”. Ese fue el mensaje que Andrés Manuel López Obrador mandó a Marcelo Ebrard en momentos decisivos para su futuro político. El presidente dijo este jueves que “no hay que presionar a nadie” para que se quede en Morena, elogió al excanciller y señaló que “todos somos libres” de decidir desde dónde hacer política. Al mismo tiempo, López Obrador lanzó duras críticas a quienes comprometen la unidad por disputas en el reparto de cargos políticos. “Quien no tiene ideales, quien no piensa en el pueblo es un politiquero, un arribista, un grillo, no puede llamarse político”, declaró el mandatario en su conferencia mañanera. Ebrard, que impugnó la contienda partidista por la candidatura presidencial, tiene previsto dar un mensaje antes de que termine esta semana sobre su permanencia o su salida del bloque gobernante.

“Se lucha por ideales, se lucha por principios, no se lucha por cargos”, afirmó López Obrador con semblante serio. El presidente hizo un último llamado a los liderazgos de su partido para cerrar filas con la Cuarta Transformación, su proyecto político. El mensaje llegó en instancias decisivas, no sólo para el futuro de Ebrard. También se dio un día antes de que Morena anuncie los resultados del proceso para designar a sus candidatos a gobernador en los nueve Estados que están en disputa para las elecciones de 2024, en medio de fuertes tensiones por el reparto de candidaturas a partir de los principios de paridad entre hombres y mujeres que aprobaron las autoridades electorales. “Ojalá y se dé la unidad pensando en el proyecto”, dijo el mandatario, la voz que tiene más peso en la formación guinda. “Todo mundo tiene que actuar en función de sus convicciones, de sus principios, de sus ideales”, agregó.

“Siempre he dicho que Marcelo es una gente inteligente, lo sostengo y me consta”, dijo el presidente, cuando le preguntaron sobre el ultimátum que dio Ebrard a la Comisión de Honor y Justicia de Morena para responder a las quejas que presentó tras el triunfo de Claudia Sheinbaum. López Obrador, un político de símbolos, recordó que él y su excanciller contendieron por la candidatura presidencial del Partido de la Revolución Democrática (PRD) para los comicios de 2012. Entonces, Ebrard decidió dejar el camino libre a López Obrador, a pesar de que había un empate técnico entre ambos aspirantes. Más de una década después, el mandatario le reconoció el gesto, aunque no hizo ninguna petición directa para que hiciera lo mismo con Sheinbaum. El excanciller quedó en segundo puesto en la carrera partidista, pero acusó fraude y una operación para imponer a su rival. “Yo con Marcelo tengo este antecedente”, acotó el presidente.

“Suele pasar que cuando no hay principios, los amigos son de mentira y los enemigos, de verdad”, dijo el presidente. López Obrador y Ebrard han trabajado juntos desde hace 24 años, primero en el PRD y luego en Morena. El equipo del excanciller señaló a EL PAÍS que la ruptura podía evitarse si la dirigencia del partido le ofrece una disculpa pública por cómo se condujo la contienda interna y garantiza puestos para sus colaboradores en las listas del partido de postulaciones al Congreso. La formación gobernante no ha dado visos de que eso vaya a pasar o de que se opte por reponer el proceso para elegir al candidato a la presidencia, como ha solicitado el aspirante. “Ojalá y lo que prevalezca sea el interés general”, insistió el mandatario.

Desde hace meses, se ha especulado sobre una salida de Ebrard a Movimiento Ciudadano (MC), la formación que le abrió las puertas en 2015 para postularse a la Cámara de Diputados cuando el PRD le cerró la puerta y lo arrinconó hasta forzar su salida. El líder del partido naranja, Dante Delgado, ha dicho que la llegada del excanciller como un candidato externo es una posibilidad real, pero ha dejado la decisión en sus manos. El plazo de inscripción a la contienda de MC sigue abierto y se adapta a los propios tiempos de Ebrard, que ha rechazado pronunciarse antes de que Morena decida sobre su impugnación.

Este ha sido el mensaje más duro que ha enviado López Obrador a Ebrard desde que se anunciaron los resultados de la encuesta presidencial de Morena a principios de septiembre. Antes, incluso, el presidente había ofrecido al excanciller volver al Gabinete y había adoptado un tono mucho más conciliador. La propia Sheinbaum le ofreció una reconciliación. Ahora, cuando los canales de diálogo parecen agotados, el discurso es diferente, a medida que se acaba el tiempo en el reloj de arena del exsecretario de Relaciones Exteriores para tomar una decisión. Está previsto que el anuncio de Ebrard tenga repercusiones considerables en las elecciones de 2024 y, en específico, en la contienda por la presidencia.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Elías Camhaji
Es reportero en México de EL PAÍS. Se especializa en reportajes en profundidad sobre temas sociales, política internacional y periodismo de investigación. Es licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales por el Instituto Tecnológico Autónomo de México y es máster por la Escuela de Periodismo UAM-EL PAÍS.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_