Checo Pérez culmina su mejor temporada como el socio ideal de Max Verstappen

El mexicano termina como el cuarto mejor piloto del año en la temporada en la que su compañero conquistó el Mundial de la Fórmula 1 en la última vuelta en Abu Dabi frente a Lewis Hamilton

Diego Mancera
Guadalajara (México) -
Checo Pérez junto a Max Verstappen, actual campeón de la Fórmula 1.
Checo Pérez junto a Max Verstappen, actual campeón de la Fórmula 1.GIUSEPPE CACACE (AFP)

El año de gloria de Verstappen también fue el de Checo Pérez. Red Bull ha tirado del trono a Mercedes en la última carrera del año, en la última vuelta en Abu Dabi. El de Países Bajos se encumbró en un duro enfrentamiento con Lewis Hamilton, siete veces rey del mundo, que parecía perdido. A cinco vueltas del final, un accidente permitió que se acortaran las distancias y ahí Mad Max mutó a campeón por primera vez en su trayectoria. El mexicano fue clave para el título. “Le tengo que dar crédito a Checo, hizo un gran trabajo, una buena defensa, un gran trabajo en equipo”, dijo Verstappen sobre su número dos que, tras el brutal sacrificio, tuvo que abandonar la carrera.

Pérez fue el compañero que Max Verstappen necesitaba para poder brillar. Alguien a quien el ego no le ganara. Le pidieron a Pérez impulsar al holandés y eso hizo. Cuando los ingenieros le pedían favorecer las salidas de su colega en las clasificaciones, el mexicano no protestaba. El coche, adaptado a Verstappen, fue un reto para el mexicano en las primeras carreras. Logró domesticar al Red Bull para cerrar su temporada con cinco podios, incluida una inesperada victoria en Azerbaiyán.

En Abu Dabi, la carrera final, el mexicano largó cuarto y logró escalar hasta la tercera posición. No eran gratas noticias para Red Bull porque Max Verstappen, pese a arrancar primero, perdió el lugar ante Hamilton. En la vuelta 13 Verstappen salió a boxes, perdió mucha ventaja y eso permitió que el británico también cambiara neumáticos. Y era el momento Checo Pérez. El mexicano se quedó con el liderato de la carrera, pero tenía que aguantar el embate del Mercedes. Pérez tenía que ser el tapón, alentar a su rival. Y le peleó cada curva a Hamilton. “¿No es un manejo agresivo?”, reprochaba el líder de la escudería alemana. Lejos de eso. El mexicano sacó colmillo y jugó limpio. Pérez acortó una diferencia de más de ocho segundos que tenía Verstappen frente a Hamilton. “Checo es una leyenda”, felicitó el holandés.

La carrera fue dura para el de Países Bajos. A falta de cinco vueltas, pasó lo impensado: el coche de Latifi perdió el control y provocó un safety car. Eso abría la oportunidad de oro para Verstappen. Los Red Bull cambiaron de neumáticos. Hamilton no quiso cambiar de llantas. Los de la empresa de la bebida energética esperaron a que pudieran atacar. Y eso ocurrió en la última vuelta. El frenesí era total. Si Verstappen lo lograba significaría un mazazo. En Mercedes no daban crédito. Y el de Red Bull pudo adelantarle en un épico final de una temporada de la Fórmula 1. A Checo Pérez le pidieron abandonar la carrera porque el coche no estaba bien pese a que marchaba en la tercera posición. “El motor estaba a punto de tronar, tuvimos que retirar el auto”, comentó Pérez a F1TV.

El mexicano comenzó su temporada con uno de los mayores sustos para los pilotos: que el coche deje de funcionar en la vuelta de formación. En Baréin, el orgullo de los Pérez arrancó desde el fondo de la clasificación para alcanzar un meritorio quinto puesto. Sus principales rivales en la pista eran los Mercedes, claro, pero también Lando Norris de McLaren, uno de los pilotos más rápidos. En Emilia Romaña, el mexicano había arrancado segundo y cayó hasta el undécimo puesto. Pasaban las carreras en las que el mexicano tenía problemas para poder encaminar su coche aunque se mantenía entre los primeros cinco puestos.

El coche Red Bull de Checo Pérez durante el Gran Premio de Abu Dabi.
El coche Red Bull de Checo Pérez durante el Gran Premio de Abu Dabi.KAMRAN JEBREILI (Reuters)

La liberación de Checo Pérez ocurrió en Azerbaiyán cuando peleaba por un segundo puesto, Verstappen era el líder y Hamilton quería arrebatarle la posición. Verstappen sufrió una pinchadura de neumático y tuvo que abandonar. Pérez quedaba frente a Hamilton. El de Mercedes frenó mal en el reinicio de esa carrera y el mexicano se encumbró. Luego vino el segundo podio para el de Guadalajara en Francia. En Estiria, el mexicano se quedó a unos segundos de otro podio.

Lo que le costó a Pérez fue siempre la clasificación para la carrera. Los sábados no eran su mejor día. Y menos cuando se trataba de la llamada sprint race. En el Gran Premio del Reino Unido, el mexicano pagó una mala maniobra y terminó decimosexto. Luego vinieron semanas muy duras con un retiro en Hungría y en Bélgica, en donde la lluvia frustró todo, fue decimonoveno. En Monza, Italia, el mexicano había finalizado tercero, pero un castigo le relegó hasta el quinto puesto. Su recuperación fue en Turquía cuando se hizo con el tercer lugar en una batalla directa con Hamilton.

En Austin, Texas, el mexicano finalizó la carrera en el tercer lugar, deshidratado porque no funcionó el sistema de agua y con una enfermedad estomacal. Un escenario de pesadilla. La consagración fue en casa, en Ciudad de México, donde se convirtió en el primer piloto de su país en subirse al podio. El primer año de Checo Pérez con Red Bull finalizó con un cuarto lugar en el Mundial detrás de Verstappen, Hamilton y Valtteri Bottas. El soldado Pérez cumplió para Red Bull.

La temporada de Checo Pérez con Red Bull

Baréin: quinto lugar

Emilia Romaña: undécimo

Portugal: cuarto

España: quinto

Mónaco: cuarto

Azerbaiyán: primero

Francia: tercero

Estiria: cuarto

Austria: sexto

Reino Unido: decimosexto

Hungría: se retiró de la carrera

Bélgica: decimonoveno

Países Bajos: octavo

Italia: quinto

Rusia: noveno

Turquía: tercero

Estados Unidos: tercero

Ciudad de México: tercero

São Paulo: cuarto

Qatar: cuarto

Arabia Saudí: se retiró de la carrera

Abu Dabi: se retiró de la carrera

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Diego Mancera

Es coordinador de las portadas web de América y México en EL PAÍS. También se encarga de informar de la actualidad deportiva de México. Empezó a trabajar en la edición mexicana desde 2016. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Vive en Ciudad de México.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS