La reducción de casetas de cobro en efectivo provoca largas filas en su primer fin de semana

Las medidas contra la covid-19 de Caminos y Puentes Federales empuja a impulsar el cobro electrónico en las autovías mexicanas

Un puesto de cobro en la carretera México-Cuernavaca el pasado agosto tras la ocupación de manifestantes.
Un puesto de cobro en la carretera México-Cuernavaca el pasado agosto tras la ocupación de manifestantes.

El primer fin de semana de febrero ha dejado colas largas de vehículos que intentaban salir o entrar de Ciudad de México. La disminución de carriles para pagar en efectivo los peajes en los puestos de control de carreteras ha aumentado las esperas de los conductores, quienes aprovechaban el fin de semana para salir de la metrópoli. Las redes sociales se han inundado de quejas por la reducción de alternativas para pagar en metálico y de las filas de vehículos que entorpecían la circulación en los puestos de control. El organismo público Caminos y Puentes Federales (CAPUFE) ha anunciado que los cambios, implementados desde el 1 de febrero, se mantendrán para proteger a los trabajadores de las casetas de contagiarse de covid-19, una enfermedad que ha dejado ya más de 166.000 fallecidos en México.

El refuerzo del pago electrónico de la CAPUFE se enmarca dentro de un plan estratégico para la contingencia sanitaria. “CAPUFE recomienda quedarse en casa y seguir las instrucciones de la Secretaría de Salud, Si por algún motivo es necesario viajar por carretera, se recomienda efectuar el pago de peaje mediante TAG electrónico”, han subrayado en un comunicado. Esta recomendación se repite tal y como se hizo en la primera ola de la pandemia en abril, cuando el organismo notificó de 7.500 casos de coronavirus en sus trabajadores, quienes se exponen al tránsito de conductores en los puestos de control.

El secretario general del sindicato de CAPUFE, Martín Curiel Gallegos, denunció en rueda de prensa hace dos semanas que pese a los esfuerzos del organismo por dotar a su personal con medidas de protección, el gel hidroalcohólico y los guantes no alcanzan para cubrir un turno laboral. Curiel encabezó las manifestaciones de los trabajadores, que bajo pancartas en las que se leía “Trabajo bajo protesta”, exigían más protección frente al virus por estar expuestos a entrar en contacto con los conductores. Además, el colectivo reclama más seguridad en las casetas para evitar los asaltos de grupos criminales. Las cifras del sindicato apuntan a que hay 179 trabajadores contagiados de coronavirus, de los cuales 57 están hospitalizados y hay por lo menos 37 fallecidos.

La reducción de carriles para el cobro en efectivo ha coincidido con el aumento de las tarifas de los peajes en México. El Fondo Nacional de Infraestructura anunció el pasado martes que los precios se han ajustado un 3%. “El ajuste tarifario es equivalente a la inflación registrada en 2020 y cumple con los requerimientos de servicios en la operación de tramos por carretera”, informó la CAPUFE.

Los usuarios han usado las redes sociales para protestar por el aumento del precio y las colas de espera en los controles. Las críticas resaltan que la subida de las tarifas no se ve reflejada en una mejora del servicio, y que las colas de vehículos para pagar electrónicamente se entorpecían por los conductores que aún no disponen del sistema.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50