LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

México adelantará 450 millones de dólares para la compra de vacunas contra la covid-19

El presidente López Obrador confirma que esta semana se darán anticipos para asegurarse el fármaco

Trabajadores del laboratorio mAbxience, en Argentina, elegido por AstraZeneca para la producción en Latinoamérica de la vacuna contra la covid-19.
Trabajadores del laboratorio mAbxience, en Argentina, elegido por AstraZeneca para la producción en Latinoamérica de la vacuna contra la covid-19.Juan Ignacio Roncoroni / EFE

En la carrera por la vacuna de la covid-19, México sigue diversificando sus apuestas. El presidente Andrés Manuel López Obrador ha confirmado este miércoles que tienen disponibles 10.000 millones de pesos (unos 450 millones de dólares) para anticipos en la compra del fármaco. Una parte de esta cantidad iría destinada a asegurar la presencia de México en el Covax, un programa en el que ya están incluidos 172 países y permite garantizar el acceso de una vacuna para hasta el 20% de la población a cambio de adelantar parte de la financiación.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, señaló el martes que se iban a dar “los primeros adelantos para la adquisición de las vacunas contra la covid-19: la derivada del marco Covax, dos contratos con empresas farmacéuticas y dos contratos bilaterales adicionales con países”. Hoy el presidente ha confirmado en su rueda de prensa matutina que se iban a entregar los anticipos “antes de que termine la semana”: “Tenemos disponibilidad de recursos y no nos queremos quedar afuera”. López Obrador ha dicho que este miércoles les presentan la propuesta y que solo falta para cerrar el pago “revisar que haya seriedad en los acuerdos”.

México solicitó su entrada en el Covax la semana pasada, según anunció el canciller Marcelo Ebrard en su cuenta de Twitter. Esta iniciativa, liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), tiene nueve vacunas en su cartera (y otras nueve en evaluación), de manera que se asegura el suministro de la primera que se desarrolle. Funciona como una especie de póliza de seguro en la que los países con más recursos adelantan parte de los costos de las inyecciones para financiar las investigaciones y los más pobres reciben vacunas de forma humanitaria. Así, el objetivo de Covax también es garantizar un suministro equitativo y la vacunación para economías que no tendrían posibilidad de hacerlo.

Además, el Gobierno de López Obrador tiene cerrado con Rusia un acuerdo para adquirir 32 millones de dosis de su vacuna Sputnik V (no se ha detallado cuánto dinero implica el acuerdo) y otro con el laboratorio británico AstraZeneca para desarrollar junto a Argentina 250 millones de dosis. Cuando a principios de septiembre, la vacuna experimental de Oxford anunció su suspensión temporal de los ensayos clínicos —que duró solo unos días—, el Ejecutivo desveló que contaba con varios ases bajo la manga. “No estamos apostando todos los huevos a una canasta, sino que estamos jugando, o estando a tiempo, en muy diferentes proyectos”, dijo entonces el secretario de Relaciones Exteriores.

México ha mostrado interés en participar en los ensayos de la vacuna de CanSino Biologics, una de las vacunas chinas, y explora colaborar con otros dos proyectos del país asiático. También ha hecho público su interés de ser parte de Warp Speed, una operación de la Casa Blanca para acelerar las investigaciones para farmacéuticas estadounidenses como Moderna, Novavax, Johnson & Johnson y Pfizer.

Para acercarse a los países que desarrollan las vacunas, México pone sobre la mesa experiencias exitosas en campañas previas de vacunación, voluntarios para que avancen los ensayos clínicos al tener una epidemia activa y una infraestructura manufacturera que se curtió tras los acuerdos comerciales con EE UU y Canadá. A la receta mexicana se suma el respaldo de pesos pesados como Slim, una de las personas más ricas del mundo, y la posibilidad de convertirse en la puerta de entrada de los laboratorios a Latinoamérica.



Lo más visto en...

Top 50