Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Notimex estaba controlada por una mafia”

Sanjuana Martínez justifica las decisiones que ha tomado al mando de la agencia mexicana y afirma que está en un “proceso de transformación”

La periodista mexicana Sanjuana Martínez, directora de Notimex.
La periodista mexicana Sanjuana Martínez, directora de Notimex. Presidencia de México

La periodista mexicana Sanjuana Martínez acudió el viernes a la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador para explicar las polémicas decisiones que ha tomado desde que el 21 de marzo asumió la dirección de Notimex —la agencia de noticias del Estado mexicano— y que le han valido críticas de los medios locales. Frente a decenas de periodistas que la cuestionaron sobre despidos masivos de trabajadores de la agencia, Martínez respondió que ha comenzado un “proceso de transformación” en una organización controlada por una “mafia” —en referencia al liderazgo del sindicato interno— que había derrochado los fondos de Notimex, nombraba a familiares de los líderes del sindicado y se aprovechaban de la agencia para hacer “negocios” paralelos. “Había un huachicoleo [en referencia a publicidad publicada como información] de noticias liderado por esta mafia”, aseguró Martínez.

Sanjuana Martínez mencionó directamente a Conrado García Velasco, líder del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex, que es investigado por la Secretaría de la Función Pública (SFP) por malos manejos de los recursos de la agencia. Martínez dijo, por ejemplo, que García realizó 28 viajes nacionales e internacionales sin justificación, adjudicándose más de 500.000 pesos (más de 26.000 dólares) en viáticos, además de encontrar “componendas económicas” por otros 1.5 millones de pesos (79.000 dólares aproximadamente), monto supuestamente otorgado para apoyo al sindicato, “pero que nunca llegó a los trabajadores”. Lo acusó también de nepotismo, al nombrar familiares y “parejas extramaritales” en cargos dentro de la agencia, y dijo que esa “mafia, cofradía” había creado una agencia paralela —Agencia Periodística de México— que recibió millones de pesos en publicidad de instituciones públicas, al ofrecer como noticias la publicidad contratada. “Nos encontramos con un panorama sombrío. Ciertamente había el peligro de que la agencia se fuera por el abismo… En los últimos sexenios la habían convertido en un órgano propagandístico básicamente controlado por esta mafia”, dijo. “Estoy orgullosa de estar combatiendo la corrupción”, aseguró Martínez. “Yo vine a hacer el cambio, una transformación”.

El tema más espinoso este viernes fue, sin embargo, el despido de decenas de trabajadores de Notimex. Los periodistas reunidos en el imponente Salón de la Tesorería del Palacio Presidencial —localizado en el centro histórico de Ciudad de México— cuestionaron a la funcionaria por estas decisiones que han afectado incluso a reporteros con muchos años laborando en la agencia. Martínez dijo que al analizar la nómina de más de 300 trabajadores se encontró con que “había gente que no llegaba a trabajar”, otros contratados por “prácticas de nepotismo” y también hallaron “perfiles duplicados para cubrir plazas”. Reconoció, sin embargo, que parte de los 87 despedidos responden también a la “austeridad republicana” establecida en el Gobierno por la administración de López Obrador.

Sanjuana Martínez junto al presidente López Obrador.
Sanjuana Martínez junto al presidente López Obrador. Presidencia.

“Se hizo un reajuste de personal del 27% de la plantilla”, afirmó. En relación con los reclamos de trabajadores sobre el impago de liquidaciones, Martínez dijo que “la mitad” del personal ya firmó acuerdos de liquidación con la agencia y han recibido sus cheques, incluidos montos por un fondo de ahorro creado dentro de la institución. “Prácticamente todos ya han aceptado su liquidación, solo un pequeño grupo no está de acuerdo. Seguiremos negociando. Los [trabajadores] que se quedaron están contentos con esta nueva etapa de Notimex”.

Mientras Martínez desarrollaba su conferencia, extrabajadores de la agencian protestaban en las afueras de Palacio Presidencial contra la funcionaria, a quien acusan de despidos irregulares, de hacer uso de policías para expulsar a trabajadores de la agencia y de no cumplir con el pago de liquidaciones. “Todos los comentarios que hizo están plagados de falsedades”, dijo Ana Luisa Rueda Torres, despedida el 12 de junio tras más de una década de trabajo en Notimex. “No se han acercado a negociar con nosotros y de hecho rompieron los compromisos que habían adquirido. Nos ofrecen apenas el 30% [de liquidación] y no el 100% prometido”, aseguró quien fue editora en la mesa de noticias nacionales. “No se han violado los derechos laborales de ningún trabajador. Se ha respetado el marco jurídico, se ha entablado negociaciones en cada caso”, alegó, por su parte Martínez.

Con relación al despido de 20 corresponsales extranjeros de la agencia, la directora dijo que fueron decisiones que se tomaron antes de que ella asumiera la dirección de Notimex, pero como “parte de la austeridad republicana”, la institución no mantendrá las corresponsalías externas, que le cuestan a Notimex 30 millones de pesos (1.5 millones de dólares aproximadamente) anuales. Afirmó que estos corresponsales han demandado a la agencia por 130 millones de pesos (casi siete millones de dólares). “A todos se les ofreció volver a México. En este momento es imposible tener corresponsales”, explicó la directora, quien dijo que está dispuesta a abrir “mesas de diálogo” para hallar una solución a las demandas de estos extrabajadores.

El viernes, cuando el presidente López Obrador anunció la comparecencia de Sanjuana Martínez, dijo que la consideraba una “extraordinaria periodista” y “una excepcional servidora pública”. En el hermoso salón de Palacio Presidencial sonaron risas de los colegas de la directora de Notimex.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información