Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Obrador recurre a un hombre de confianza para cerrar su primera crisis de Gobierno

El presidente mexicano elige a un subsecretario para ocupar el Instituto de Seguridad Social cuyo titular renunció el lunes

López Obrador escucha a Zoé Robledo, el pasado 1 de mayo.
López Obrador escucha a Zoé Robledo, el pasado 1 de mayo. Cuartoscuro

A menos de 24 horas de haber sufrido la primera baja de su Gabinete, López Obrador ha nombrado a un hombre de confianza como director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). El presidente mexicano intenta cerrar de la forma más rápida posible la primera crisis dentro de su Gobierno tras la dimisión de Germán Martínez Cázares, quien abandonó el cargo denunciando luchas por el poder y los recursos al interior del Ejecutivo del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena). Zoé Robledo es el nuevo piloto del IMSS y deberá guiar una gigantesca institución que, como alertó su antecesor en el cargo, está castigada por la precariedad y los recortes.

Robledo, de 40 años, dejará la subsecretaría de Gobernación (Interior) para saltar al IMSS. Su carrera política inició en Chiapas, el Estado al sur de México que su papá gobernó por escasos meses desde finales del turbulento 1994, cuando se levantó en armas el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Aunque su padre fue miembro del PRI, Zoé Robledo ha hecho carrera en agrupaciones de izquierda. Primero como diputado local y, desde 2012, como senador por Chiapas. Desde allí preparó, como muchos otros legisladores del hoy exiguo Partido de la Revolución Democrática (PRD), su salto a Morena. En los comicios de 2018 fue electo diputado federal, lugar que abandonó para sumarse a la Administración.

"Le tengo toda la confianza, tiene experiencia... es un hombre progresista, honesto... Zoé es uno de los mejores servidores públicos que tenemos, por eso lo invité a participar", ha dicho la mañana de este miércoles López Obrador, durante su conferencia de prensa matutina. Robledo, quien tiene una maestría en Derecho por la UNAM, es un politólogo egresado del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), una universidad privada que ha formado a varios cuadros neoliberales de las administraciones anteriores. El ITAM ha sido criticado en el pasado por López Obrador, quien lo ha señalado como la cantera de técnicos "que han dañado a México".

El joven político deberá afrontar en su nueva tarea el difícil panorama que Germán Martínez describió en su carta de renuncia. El exdirector del IMSS, que volverá al Senado en las próximas horas, culpó a la oficial mayor de la Secretaría de Hacienda de un estrangulamiento presupuestal que ha colocado al instituto de seguridad social más grande de América Latina, con más de 60 millones de derechohabientes y 27 millones de asegurados, en una fea situación. Martínez aseguró que el control del dinero de Hacienda ha dejado a mucho personal sanitario en la incertidumbre, vacantes sin ocupar, congelado la compra de equipo, parado el pago a proveedores y rezagado la inversión en la siempre insuficiente infraestructura de una institución con más de 30.000 camas.

Esta situación apenas fue retomada por el mandatario mexicano, quien se limitó a decir que Hacienda no está reteniendo fondos, como algunos han afirmado. Este miércoles, Animal político publicó que 1.400 millones de pesos, 73 millones de dólares, destinados a la compra de medicamentos y al sector salud no habían utilizado. La información fue negada por López Obrador, aunque prometió revisar la información.  

En su conferencia matutina, López Obrador también dedicó unas breves palabras al primer funcionario que abandona su Gabinete. "Lamento el que Germán haya renunciado al IMSS y al mismo tiempo considero que está en su derecho, que somos libres", dijo el mandatario al arranque de su comparecencia diaria. Hacia el final del mismo evento, de 82 minutos de duración, fue menos benévolo con Martínez. "Cuando uno está de servidor público y está de por medio la atención a la gente, la justicia, uno lucha y hace valer la justicia... hay que ser perseverante y no rendirse. ¿Qué me voy a dejar vencer por una disposición legal o por lo que dice una secretaría, aunque se trate de Hacienda?". El presidente cerró así la comparecencia, pero está por verse si también se apaga la crisis que desató la dimisión.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información