Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una jueza obliga a Ecuador a admitir venezolanos sin pasaporte durante 45 días

El Gobierno solicitará un certificado de validez del documento de identidad para poder cruzar la frontera

Una ciudadana venezolana muestra su pasaporte tras llegar a Guayaquil, Ecuador.
Una ciudadana venezolana muestra su pasaporte tras llegar a Guayaquil, Ecuador.

Una jueza de familia dejó sin efecto la restricción migratoria que Ecuador empezó a aplicar el sábado pasado contra el flujo de venezolanos al exigirles presentar un pasaporte para entrar a su territorio. Durante 45 días, Ecuador tendrá que permitir la entrada sin pasaporte de los migrantes de Venezuela que lleguen a su frontera norte después de que la jueza Judith Naranjo, de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia, aceptara las medidas cautelares solicitadas por la Defensoría del Pueblo ecuatoriana.

Ecuador había empezado a exigir solo a los venezolanos, desde el fin de semana pasado, un pasaporte “vigente y válido” para permitir el paso por Migración, como medida para garantizar la seguridad del país y de los propios migrantes, según justificó el ministro de Interior, Mauro Toscanini. Pero la Defensoría del Pueblo y la Defensoría Pública rechazaron la restricción y presentaron una solicitud de medidas cautelares ante los juzgados para tratar de suspender la restricción lo antes posible, haciéndose eco de las dificultades que los venezolanos alegan a la hora obtener de su Gobierno o renovar cualquier documento oficial, incluido el pasaporte.

Con el visto bueno de la jueza, la Cancillería ecuatoriana tiene un plazo de 45 días para preparar un plan integral para regular el flujo migratorio si tiene la intención de seguir aplicando el requisito en adelante. Momentos después de que se conociera la resolución, el Gobierno ha emitido un comunicado en el que asegura respetar la decisión judicial, pero pone nuevas condiciones a los migrantes: "El ingreso de ciudadanos venezolanos con su cédula tendrá que ser con la validación de dicho documento". Es decir, los migrantes tendrán que presentar el documento acompañado de un certificado emitido por un organismo regional o internacional reconocido por Ecuador o emitido por el Gobierno de Venezuela, según se lee en el documento.

“Este caso nos confronta con una crisis humanitaria y frente a la cual, más allá de lo que digan las disposiciones legales, es importante encontrar el sentido de lo humano, reivindicar los derechos de las personas, de las que necesitan mayor protección. Así como nosotros los necesitamos cuando fuimos migrantes en Europa o en Estados Unidos”, ha añadido la defensora.

El nuevo requisito dejó durante días a cientos de venezolanos estancados en la frontera con Colombia, en el puente Rumichaca, y forzó a muchos a arriesgarse por pasos no autorizados para tratar de llegar hasta Perú antes de esta medianoche cuando el país empezaría a exigir pasaportes para permitir la entrada como Ecuador. Cientos de venezolanos trataron de hacer el camino a pie hasta que el Gobierno ecuatoriano dispuso 30 autobuses para facilitar, a través de un corredor humanitario, el traslado de los migrantes hacia la frontera sur en condiciones de seguridad.

Más información