Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una joven denuncia a un conductor de Uber por abuso sexual en el norte de México

Las autoridades informaron que hay una investigación en contra del chofer

Imagen de archivo de un conductor de Uber.
Imagen de archivo de un conductor de Uber. AFP

Una joven denunció haber sido víctima de abuso sexual por parte de un conductor de Uber en Hermosillo, la capital de Sonora, al norte de México. La madrugada del domingo la mujer, de 25 años, abordó la unidad que solicitó a través de la plataforma del servicio privado de transporte, pero el chofer no la condujo a su domicilio. Sus familiares, al no tener contacto con ella durante las primeras horas del domingo, difundieron en redes sociales una imagen pidiendo apoyo para localizarla. “Hola amigos, la madrugada de este día se perdió mi hermana al subirse a un Uber”, escribió el hermano de la víctima. Horas después la familia de la joven agradeció el apoyo e informó que había sido localizada.

El departamento de Seguridad Pública de Hermosillo confirmó que policías locales acudieron a atender el reporte de los familiares de la joven por desaparición. Los agentes lograron ubicar al conductor de Uber de 33 años de edad. Según el parte policial al salir del centro nocturno donde había acudido la noche del sábado, se subió en un coche que solicitó a través de la aplicación con destino a su domicilio. Sin embargo, el chofer se desvió de la ruta y la llevó a un hotel, donde despertó alrededor de las 9:00 horas del domingo. 

En un escueto comunicado la empresa informó que "se está trabajando en el caso", pero no detalló si tomó alguna medida de suspensión en contra de su conductor mientras se aclara lo sucedido. "En Uber condenamos cualquier tipo de abuso o agresión. Nuestro equipo especializado en seguridad ha trabajado en el caso desde el primer momento para esclarecer los hechos. Confirmamos que estamos en contacto con las partes", se expuso.

En septiembre pasado, una joven fue violada y estrangulada tras pedir un coche en la aplicación de alquiler Cabify, competencia de Uber. El caso desató una ola de protestas en varios estados del país, donde hubo marchas en contra de los feminicidios y las agresiones a las mujeres. Las redes sociales se incendiaron para defender a la estudiante que fue criticada por algunos usuarios de Twitter por haber subido al coche después de beber y divertirse. Uno de los lemas de la protesta fue el hashtag #Nofuetuculpa, en respuesta a las personas que aseguraban que Mara pudo haber evitado su muerte si no hubiera salido de noche y tomado un Cabify sola en la madrugada.