Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La grieta argentina se está diluyendo”

Referente cultural de su país, asegura que el peronismo sobrevive porque expresa la vocación de justicia social de muchos argentinos

El 22 de octubre, Mauricio Macri se enfrenta a su primera gran prueba: las elecciones de medio término, que renuevan buena parte del Congreso. Su gran rival es Cristina Fernández de Kirchner, que se presenta a senadora en Buenos Aires. EL PAÍS presenta una serie de entrevistas a empresarios, activistas, intelectuales y artistas para analizar la situación del país

Aníbal Jozami, en su despacho de la Universidad de Tres de Febrero.
Aníbal Jozami, en su despacho de la Universidad de Tres de Febrero.

Aníbal Jozami (Buenos Aires, 1949) es uno de los principales coleccionistas de arte de Argentina y uno de los referentes culturales del país sudamericano. Empresario, peronista, hombre influyente, es rector de la Universidad Nacional de Tres de Febrero y director de la Bienalsur, que conecta a 16 países a través de proyectos de arte contemporáneo hasta el próximo diciembre.

Pregunta. La educación y sanidad argentina se hunden pero la cultura resiste incluso las peores crisis. ¿Por qué?

Respuesta. El 10 o el 11 de diciembre de 2001 [en plena crisis del corralito] habíamos organizado el premio Fundación Banco Ciudad para las Artes Visuales. Me puse a buscar qué otros eventos culturales había y descubrí que había otros 19 de un buen nivel. Llegué al museo convencido de que en la inauguración iba a haber muy poca gente y creo que batimos el récord del museo hasta ese día, 4.000 personas. Era una situación de crisis y sin embargo la gente seguía organizando recitales y conferencias y demás. Creo que la cultura siempre es un refugio espiritual de los argentinos en épocas de crisis.

P. ¿La cultura es la reserva de esa Argentina con pasado glorioso?

“La cultura es el refugio de los argentinos en las crisis”

R. Creo que sí, que eso se ha mantenido. Argentina es un crisol de razas, no hay alguien que por ser hijo de italianos no quiere a los que son hijos de alemanes. Hay una conciencia nacional. A todos nos gusta el fútbol, el asado, el tango. Pero lo que sí falta en la Argentina es una conciencia cívica. Dicho en términos de Perón, nadie se realiza en una comunidad que no se realiza. En los atentados del 11 de septiembre, al día siguiente o esa misma noche salieron todos en manifestación, todos se sentían parte de América y sentían que habían sido agredidos. Cuando acá se hicieron los atentados de la Amia y de la embajada de Israel había mucha gente que decía que eran atentados contra la comunidad judía. La cantidad de pasaportes extranjeros que hay en la Argentina marcan también que hay algo de ese supuesto patriotismo que tenemos en el fútbol que no se ha ampliado a otras cosas

P. ¿Cómo ve ahora la grieta, el estado anímico de los argentinos?

R. Creo que se está diluyendo. La disolución va a tener que ver con que ambos lados de la grieta tengan un lenguaje menos agresivo.

P. ¿La gente está cansada de pelear?

R. Claro, porque además a medida que pasan los días tenemos que pasar a un momento en el que uno pueda plantear con qué está de acuerdo y con qué no pero sin enfrentamiento. Terminó un gobierno y lo reemplazó otro, democráticamente elegido. No es el 55 o el 76 [el inicio de dos dictaduras]. La sociedad tiene que volver a organizarse políticamente pero sin que persista un odio como si acá hubiera habido un golpe militar.

“El enfrentamiento sólo será superado con muchos años de democracia”

P. ¿Qué dice la situación del arte actual sobre Argentina?

R. Creo que se está sufriendo un problema serio de financiación de la cultura. Hay muchísimos elementos criticables del kirchnerismo pero también otros que no lo son, entre ellos que le dio una gran importancia al sector cultural y se dispusieron de muchos fondos, esa es una diferencia fundamental con el momento actual, aunque ahora están tratando de revertirlo.

P. ¿La cultura en Argentina a pesar de que tiene dificultades de financiación está bien valorada?

R. Creo que sí, que la Argentina tiene una tradición cultural muy rica. En determinados momentos ese desarrollo cultural estuvo más centrado en algunos sectores y en otros momentos alcanzó mayor difusión, pero que en general está bien valorada.

P. ¿Qué cree que quedará con la historia del kirchnerismo?

“El gran drama de Argentina es que la sociedad ve normal que los maestros ganen poco”

R. Creo que lo que marcó la historia de este país y de alguna manera la sigue marcando es el peronismo. No el kirchnerismo ni el menemismo. Creo que el peronismo ha sido siempre la expresión de la vocación por la justicia social que tiene una gran parte de nuestro país.

P. Hay gente diciendo que Macri puede acabar con el peronismo.

R. Hace muchos años que me vienen hablando de que el peronismo se termina y siempre ha renacido. Evidentemente alguna vez ha de terminarse, pero el peronismo subsiste porque es la expresión de la vocación de una parte muy importante de los argentinos por la justicia social como principal elemento de preocupación y por lo tanto es la idea de llevar adelante la modernización del país con el menor costo social posible.

P. Usted es rector de una universidad del conurbano. ¿Está tan mal la educación como dicen?

"Hace muchos años que me vienen hablando de que el peronismo se termina y siempre ha renacido"

R. El gran drama de Argentina es que la sociedad argentina ha visto como algo normal que los maestros, que se ocupan de formar al futuro del país, ganen poco. Eso llevó a que tuvieran varios empleos, tanto docentes primarios como secundarios. Ha habido una falta de atención del conjunto de la sociedad argentina acerca de la educación. La educación primaria mantiene un cierto nivel y sigue siendo muy inclusiva. La secundaria bajó muchísimo. En la universidad sigue habiendo un 80% de estudiantes que están en la pública y 20% en la privada. En Brasil es a la inversa. Los alumnos vienen del secundario cada vez con peor nivel. Pero más del 80% en nuestra universidad son la primera generación universitaria de su familia, por eso es más que loable lo que está ocurriendo. Las ceremonias de graduación son muy emotivas. Para ellos es un gran logro.

P. ¿Es optimista sobre el futuro?

R. [Eduardo] Duhalde decía que la Argentina estaba condenada al éxito. ¿Por qué no fuimos Australia? Las grietas han sido siempre muy grandes acá. ¿Cómo te explicás si no que a una fuerza armada se le haya ocurrido que tenía que bombardear Plaza de Mayo [en 1955] y matar a 400 personas en una plaza que no tenían nada que ver? Es como si estuviéramos en guerra con un país extranjero. Este nivel de enfrentamiento solo va a ser superado con muchos años de práctica democrática, que nos haga sentir a todos parte del mismo país y que una elección la ganarás vos, otra yo y otra ella. Y a todos nos va a parecer normal.

Más información