Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Lo más útil contra los incendios es rezar”, dice el Ministro de Ambiente argentino

El rabino Sergio Bergman responsabiliza al gobierno del que forma parte por recortes en el presupuesto

Una imagen del incendio forestal de 2015 en la provincia de Chubut. Ampliar foto
Una imagen del incendio forestal de 2015 en la provincia de Chubut. Télam

Se acerca la época veraniega en Argentina y con ella los incendios forestales que en muchos casos son producidos por la negligencia de quienes acampan en los bosques milenarios de la Patagonia. El ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, Sergio Bergman, se refirió a este problema. Pero si su objetivo fue llevar tranquilidad a la población logró el efecto contrario. “Yo creo que este verano estaremos en mejores condiciones, aunque como creyente que soy, para el próximo verano lo más útil que podemos hacer es rezar, además de trabajar”, dijo el titular de la cartera. La preocupación es entendible en una provincia que cuenta con 12 áreas y reservas naturales protegidas, de las cuales 74.000 hectáreas corresponden al bosque patagónico y en una región a la cual el fuego no dio tregua en 2015, con el incendio de 30.000 hectáreas de bosque nativo en Chubut y otros focos en Neuquén y Río Negro. En suma, se cree que desde octubre del 2014 a marzo de 2015 se perdieron más de 200.000 hectáreas en toda la región.

“Estamos trabajando con los mismos presupuestos e intentamos reforzar los del año pasado pero hay una reducción del presupuesto en general y estamos discutiendo con la jefatura de gabinete porque nosotros queríamos ampliar, para que por lo menos no estemos con menos de lo que tuvimos el año anterior, cuando hicimos un esfuerzo sustancial”, confesó Bergman. Desde el ministerio asumen por lo bajo que el presupuesto es un tema delicado. También difundieron una nota de prensa en la que aseguran que “el gobierno está en mejores condiciones para atender el Plan Nacional de Manejo del Fuego” y en el que aclaran que el llamado a rezar “se tomó fuera de contexto”.

“En tal sentido, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable no puede pasar por alto una interpretación mal intencionada de una expresión de deseos que como hombre de fe realizó el ministro en relación a que en la próxima temporada sucedan pocos hechos de este tipo”, aclara el escrito en referencia a la actividad religiosa de Bergman, quien además de ministro es rabino y asiduo concurrente de la Sinagoga de la Congregación Israelita Argentina. Pero, a pesar de que este diario consultó en reiteradas ocasiones, no aclararon nada acerca del malestar por el desfinanciamiento.

Una vez que se ha dado a conocer el proyecto que el poder ejecutivo envió al congreso nacional para diseñar el presupuesto de 2017, comenzaron los murmullos en el gobierno de Mauricio Macri por recortes en algunas áreas. Entre ellas, preocupa una baja del 3,5% sobre la inflación de los recursos para el sistema sanitario argentino y la partida que muchos consideraron pobre para el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). Ahora se ventila la disconformidad del ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, quien había pasado a las primeras luces de la escena tras el nuevo incidente que protagonizó la empresa minera Barrick en Veladero, San Juan.

El ministro, al asumir, denunció que el gobierno anterior recortó 170.000.000 de pesos (11.300.000 dólares) del presupuesto asignado al programa de protección de bosques nativos. Parte de ese dinero fue redistribuido por el kirchnerismo para atender necesidades de Aerolíneas Argentinas, del Ministerio de Agricultura, de la entonces Secretaría de Ambiente y de las Fuerzas Armadas. Ahora se ve obligado a advertir sobre un nuevo recorte, aunque decidido por la propia administración que él representa.

El presupuesto 2016 que ideó el Frente para la Victoria el año pasado establecía 203.262.500 de pesos (unos 13.500.000 dólares) para Plan Nacional de Manejo del Fuego en caso de ganar las elecciones. Luego, fue aumentado por Macri a 290.470.000 (19.360.000 dólares) y el año que viene bajará a 238.000.000 (15.860.000 dólares). El recorte de 55.000.000 de pesos (3.666.000 de dólares) preocupa a Bergman: “No veo que en el corto plazo la envergadura que Argentina debiera tener. Tal vez la tengamos para el próximo verano”. Incluso, planteó la necesidad de una agencia compartida de recursos de catástrofes con Brasil y Chile. “Que el ministerio de Ambiente tenga cargado sobre su presupuesto el sistema nacional de manejo de fuego es de una proporción que no tiene escala. Tenemos que coparticiparlo con un sistema federal”, se quejó el ministro.

Es la segunda vez que Bergman concurre a Bariloche para hablar de incendios forestales. La anterior fue en diciembre pasado cuando, ya como ministro, presentó el plan de prevención de incendios, a pesar de que la temporada de riesgo de incendios comienza en octubre. El Servicio Nacional de Manejo del Fuego cuenta actualmente con la contratación de 18 aviones hidrantes y 5 aviones observadores, desplegados hoy en las zonas de probabilidad de ocurrencia de incendio. Para el año 2017 se prevé un incremento de contratación de aeronaves para llegar a 24 aviones hidrantes, a lo que sumarán los observadores.

Más información