‘A pesar de ti, mañana será otro día’

En tiempos convulsos, en los que los corruptos se resiste al cambio y los ciudadanos se entregan al pesimismo, siempre queda la poesía

Manifestantes contrarios al 'impeachment', ayer en Brasilia,
Manifestantes contrarios al 'impeachment', ayer en Brasilia,IANO ANDRADE (AFP)

Nadie es capaz de expresar sentimientos como los poetas. Ya sean los nuestros sentimientos o los del conjunto de una sociedad. Y la poesía habla varios lenguajes a la vez.

Más información
La democracia de Brasil, a prueba
Olvídense de los especialistas en imagen: sean ustedes mismos
“Tristeza es un pájaro muerto”
¿Habrá perdido Dios la paciencia con los congresistas de Brasil?

En Brasil, ha habido pocos poetas como Chico Buarque, el genial letrista y músico que, en los años duros de la dictadura militar brasileña, fue de expresar el sentir de la sociedad en aquel momento oscuro y dramático.

La letra de una de sus músicas más famosas, A pesar de vocé, amanha vai ser outro dia (A tu pesar, mañana será otro día), fue entonces, y sigue siendo hoy, un ejemplo de la fuerza de la poesía, esa que siempre intrigó e irritó a los poderes autoritarios.

Ese poema de Buarque puso en alerta a los militares que lo interrogaron para saber quién era aquel você (la segunda persona del portugués).

Hoy Brasil no vive una dictadura. Es una democracia de las más firmes del continente, pero que empieza a mostrar rajaduras.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Hoy el você de la canción puede ser muchas cosas, hasta nosotros mismos, los que vivimos en Brasil y mostramos pesimismo ante el futuro incierto de este país.

Pueden ser los políticos corruptos, que se resisten a un cambio, los nostálgicos de la autoridad, los cínicos que se resisten a aceptar que Brasil, su economía, su democracia, su esperanza en el futuro tienen que crecer. Los que siguen más enroscados en defender sus derechos y privilegios que en pensar con generosidad en el futuro de la sociedad a la que representan.

A pesar de ellos, podría volver a escribir Buarque, "mañana va a ser otro día".

Lo va a ser, porque la sociedad brasileña va a salir más madura del drama que está viviendo. A pesar de las polémicas y divisiones, es una sociedad que ha crecido democráticamente, más exigente con los políticos y con la democracia.

Una sociedad, que por ejemplo, ya no admitiría una guerra contra la Lava Jato que, por primera vez en este país está juzgando y encarcelando a esa parte del poder político y económico que se ha sentido siempre inmune de castigo.

Hoy, Brasil, sabe mejor que ayer lo que quiere y lo que no quiere.

"Vocé vai ter que ver

Amanha renascer

e esbanjar poesía".

"Vas a tener que ver / el mañana renacer / y derrochar poesía".

Salvar

Salvar

Ojalá el genial poeta vuelva a tener hoy razón como la tuvo cuando escribió esta música, que como toda la verdadera arte, no muere porque no tiene tiempo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS