Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El movimiento ‘Ni una menos’ toma fuerza en Perú

La ciudadanía ha convocado una marcha nacional para el 13 de agosto contra la violencia machista y una legislación que, según ellos, no protege suficiente a la mujer

Cartel para convocar a la movilización.
Cartel para convocar a la movilización.

Dos sentencias judiciales recientes, que dejaron en libertad a hombres acusados de agredir a sus exparejas, han provocado la ira de agrupaciones de ciudadanos en Perú, que han convocado desde Facebook una marcha nacional para el 13 de agosto contra los feminicidios, la violación sexual, el maltrato físico y contra una legislación que, según ellos, no protege suficiente a la mujer de la violencia.

Además, personajes de televisión y radio han grabado spotscon el mensaje: “Si tocan a una, tocan a todas”. Y una empresa de vallas publicitarias ha cedido decenas de paneles en Lima para la protesta.

La iniciativa partió de un grupo en Facebook llamado Ni una menos: movilización nacional ya, formado por 55.000 miembros, a través del cual se han propuesto decenas de eventos para organizar la movilización, realizar murales y dar apoyo psicológico a mujeres que tardaron años en hablar. Según un estudio de la Defensoría del Pueblo, casi una de cada cuatro mujeres asesinadas habían denunciado ante los servicios estatales que eran víctimas de violencia, pero no recibieron protección.

Los detonantes

El 15 de julio, un tribunal de Ayacucho sentenció a un año de prisión suspendida a Adriano Pozo, quien en 2015 golpeó y arrastró de los cabellos a su expareja Arlette Contreras después de que esta se hubiera negado a tener sexo. El vídeo del hombre desnudo agrediéndola en la recepción de un hotel fue una de las pruebas, pero los jueces alegaron que no les constaba el intento de violación sexual y lo condenaron por lesiones leves.

“El problema es en este caso, y en general, la poca valoración del testimonio de la víctima. Como el vídeo no registra lo que pasó en el cuarto, no existe”, comenta la abogada Jeannette Llaja. La víctima denunció además que la presidenta del tribunal era amiga del padre de su agresor y la Oficina de Control de la Magistratura ha anunciado que investigará a los jueces.

El segundo fallo que ha puesto el foco en la violencia contra la mujer es el caso de Lady Guillén. “Una mujer sufre más por la injusticia del Poder Judicial”, dijo la exbailarina acerca del fallo. El 18 de julio un juzgado de Lima dictó cuatro años de prisión suspendida contra Ronny García,su expareja, quien en 2012 la golpeó hasta desfigurarla.

Perú tiene, después de Bolivia, la segunda tasa más alta de violación sexual en Latinoamérica, con 28,35 delitos por cada 10.000 habitantes, de acuerdo al Observatorio de Seguridad Ciudadana de la OEA.

Más información