Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer dato oficial de Mauricio Macri confirma una inflación desbocada

Argentina vuelve a tener una cifra oficial del aumento de precios, 4,2% en mayo

El director del INDEC, Jorge Todesca (centro), difunde el primer IPC oficial en 6 meses
El director del INDEC, Jorge Todesca (centro), difunde el primer IPC oficial en 6 meses AFP

El primer dato oficial del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) ha confirmado que la inflación es el principal desafío a vencer en Argentina. El titular del organismo, Jorge Todesca, ha informado en rueda de prensa que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de mayo aumentó un 4,2% con respecto a abril. La cifra ha sido incluso más alta que el 3,5% informado por el Congreso el lunes 13 de junio, única referencia de precios desde que las cifras del INDEC durante el kirchnerismo dejaron de ser fiables para la oposición. "Este día es muy importante para el país y para todos los que estuvimos trabajando en recomponer las estadísticas. Estamos dejando atrás de una manera clara y definitiva un período de alteración de las estadísticas públicas. Se destruyó a la institución", dijo Todesca al presentar el informe.

Una de las primeras medidas de gobierno de Mauricio Macri fue suspender en enero la difusión del IPC e impulsar una reestructuración del organismo, acusado de “maquillar” los números para mejorar los datos macroeconómicos del gobierno anterior. El resultado ha sido un nuevo índice mensual, pero sin comparaciones interanuales, en sintonía con la desconfianza del macrismo al anterior IPC. Si se toman en cuenta los datos del Congreso, basado en informes de consultoras privadas, la inflación interanual es del 43%, la más alta registrada desde 1992, durante los primeros años de gobierno de Carlos Menem (1989-1999).

“Los bienes, que representan un 61,5% de la canasta, tuvieron una variación de 4,8%, mientras que los servicios, que representan el restante 38,5% tuvieron una variación de 3,3%, con respecto al mes anterior”, dice el informe del INDEC. En el desglosado, Transporte y comunicaciones (5,6%) y Viviendas y servicios básicos (5,2%) fueron los capítulos que más subieron, impulsados por las subidas de hasta 700% en las tarifas de gas, electricidad, agua y billetes decretadas por Macri en abril.

Todesca aclaró que los datos aportados por el INDEC corresponden a la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, sin tomar en cuenta la inflación en las provincias. “El IPCNu (Índice de Precios al Consumidor Nacional urbano) fue un cascarón vacío, nunca hubo índice regional, las provincias no tenían datos. Compartimos tener un índice nacional”, dijo Todesca.

Normalizar las cifras del INDEC era un viejo reclamo del Fondo Monetario Internacional (FMI). Macri siempre criticó las estadísticas del gobierno anterior y apenas asumido decidió atender el pedido del Fondo. Todesca confirmó que los contactos con el Organismo se inciaron en diciembre y anunció que en “en los próximos días viene una misión técnica que hará un informe”. “El diálogo es muy profesional”, dijo.

Los cambios impulsados por Macri en el ente encargado de las estadísticas oficiales no han sido fáciles. “Hubo que tomar decisiones. Una forma de hacerlo era reconstruir todas las bases estadísticas. Tomamos la decisión de tener productos de buena calidad, que fueran útiles, veníamos de momentos complejos”, dijo Todesca. Los problemas no fueron sólo técnicos, sino también políticos. En febrero, el presidente despidió a la número dos del Instituto, Graciela Bevacqua, icono de la nueva etapa tras ser separada del INDEC en 2007 por su oposición al trabajo estadístico del kirchnerismo. Macri dijo en aquel momento que Bevacqua había pedido más tiempo para dar el primer índice, en contra de la normativa oficial de no demorar más allá de junio. Todesca aclaró ahora que tiene “muy buena consideración” de la funcionaria.