Para Argentina, la Carta Democrática de la OEA no resolverá la crisis en Venezuela

La canciller Malcorra dice que la mejor salida es el diálogo entre el presidente Maduro y la oposición

La canciller Susana Malcorra durante la rueda de prensa en el Palacio San Martín.
La canciller Susana Malcorra durante la rueda de prensa en el Palacio San Martín.Reuters

Para Argentina, aplicar la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) contra Venezuela no resolverá la crisis política, económica y social del país petrolero. Así lo ha dejado claro la canciller, Susana Malcorra, aunque sin adelantar cuál será el voto de Buenos Aires en las discusiones del Organismo sobre el asunto. La ministra de Exteriores ha advertido que “la Carta puede ser un cierto mecanismo de la OEA, pero no necesariamente sirve para resolver el problema de los venezolanos”.

“Nosotros estamos convencidos que Venezuela necesita resolver sus problemas a través de un camino de diálogo. ¿Cómo se puede hacer eso? Discutiendo la cuestión fuera de Venezuela, en alguna organización, no lo vemos. Creemos que si hay alguna rendija del diálogo, cualquiera sea el mecanismo, tenemos que apoyarlo, porque esa es una forma de que los venezolanos encuentren una salida a una situación muy seria. Solo desde adentro y con la participación intensa de todas las organizaciones de un país se puede salir de ese nivel de crisis”, dijo Malcorra.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, invocó el martes día 31 la Carta Democrática del organismo para el caso de Venezuela. En un informe de 132 páginas, el excanciller de Uruguay mencionó la "crisis humanitaria generada por la escasez de alimentos y medicinas, el bloqueo de los poderes del Estado y la situación de derechos humanos contra los presos políticos" ponen en peligro la democracia en el país petrolero. De aprobarse su pedido Venezuela hasta podría ser suspendida de la OEA. Malcorra, candidata a suceder a Ban Ki-moon en la Secretaría General de Naciones Unidas, ha rechazado la efectividad de dicho mecanismo de control continental. “Ha habido una apelación al uso de la Carta Democrática que me parece que en algunas ocasiones no entendía exactamente cómo se podía aplicar”, dijo la funcionaria argentina, porque “no hay forma de resolver un problema de un país  importando la solución desde afuera”. “Las soluciones surgen desde adentro y los venezolanos tienen que encontrar ese mecanismo y yo estoy convencida de que tienen posibilidades de encontrarlo”, aclaró.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro.
El secretario general de la OEA, Luis Almagro.AFP

Malcorra ha aclarado que su posición no está en contradicción con anteriores pedidos del presidente Mauricio Macri para que el Mercosur aplique sus propios mecanismos de control hacia Venezuela, miembro pleno del bloque que integran además Brasil, Paraguay y Uruguay. “Lo que dije ante la señal de Macri de que iba a pedir la Carta del Mercosur fue que la Carta se usa sobre hechos consumados. Hubo elecciones que dieron mayoría absoluta a la oposición y se reconocieron los resultados, ergo el pedido de Macri quedó saldado. Ahora vuelve a haber una discusión a partir de distintos hechos, que el secretario general de la OEA, según señala en su informe, atentan contra la democracia No he visto aún el informe, pero puedo decir que así como uno puede argumentar que hay que usar la Carta, uno debe mirar en sentido más amplio como se resuelve el problema”, explicó Malcorra.

La intención de Almagro ha sido que su informe sea analizado por los países de la OEA en una sesión urgente convocada entre el 10 y el 20 de junio próximo. Malcorra no adelantó cuál será el voto de Argentina, pero todo parece indicar que será negativo.

El martes pasado, Malcorra y sus pares María Ángeles Holguín (Colombia), Heraldo Muñoz (Chile) y Rodolfo Nin Novoa (Uruguay) firmaron un documento conjunto en apoyo de todo "procedimiento constitucional" en Venezuela, entre ellos el proceso referente al referéndum revocatorio impulsado por la oposición contra Madruo, que sirva para resolver la crisis.

"En estos momentos de profunda preocupación por la democracia y los derechos humanos y por el futuro político, económico y social en Venezuela, manifestamos nuestro apoyo a este esfuerzo de entendimiento y diálogo y a los procedimientos constitucionales tal como el relativo al referéndum revocatorio", afirmaron los cancilleres en la misiva. La palabra diálogo ha sido la clave del documento.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS