_
_
_
_
_

Regresar al Ejército a los cuarteles y fortalecer los órganos autónomos: el plan de la oposición para “reparar lo destruido”

La plataforma electoral y el programa de gobierno de la coalición opositora también contempla reformas de gran calado para modificar la elección de ministros y consejeros electorales

Xóchitl Gálvez habla sobre Andrés Manuel López Obrador, durante una de sus "Conferencias de la verdad"
Xóchitl Gálvez habla sobre Andrés Manuel López Obrador, durante una de sus "Conferencias de la verdad", en Ciudad de México, el pasado 30 de enero.Andrea Murcia Monsivais (CUARTOSCURO)
Elia Castillo Jiménez

Xóchitl Gálvez y la coalición opositora han sentado las directrices de su gobierno de coalición en caso de ganar la presidencia de la República en las elecciones del 2 de junio. Su plataforma electoral y programa de gobierno formalmente registrados ante el Instituto Nacional Electoral (INE) establecen una cascada de reformas para fortalecer: órganos autónomos, secretarías y los Poderes de la Unión. “Reparar lo destruido” y “reconciliar” son términos subrayados en el documento. En esencia, busca revertir en su mayoría lo instaurado en el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador. La propuesta incluye cambios para la elección de los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); una reforma electoral que entre otros aspectos, busca regular el proceso de selección de los integrantes de organismos electorales; regresar al Ejército a los cuarteles y convertir la Guardia Nacional en una corporación totalmente civil. Los programas sociales tienen continuidad en la propuesta opositora pero bajo fiscalización rigurosa.

El plan, dividido en 13 grandes temas, también pasa por revivir programas sociales de los sexenios pasados. Estancias infantiles, escuelas de tiempo completo, centros de atención a mujeres violentadas y el regreso de fideicomisos que la actual administración desapareció en materia de educación, salud, seguridad, ciencia y tecnología, forman parte de la propuesta de la coalición, quien también busca retomar el proyecto del Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco.

Reforma Judicial

En medio de la controversia por la reforma al Poder Judicial (PJ) que enviará este lunes López Obrador al Congreso encaminada a que los ministros de la Corte sean electos por voto popular, la oposición también plantea cambios a los mecanismos de selección de los integrantes del máximo tribunal del país y de su presidencia. La propuesta busca incorporar la opinión del Consejo de la Judicatura, el gremio y la academia. “Las ternas que el presidente presenta al Senado suelen reflejar su visión personal y no siempre aseguran la inclusión de tres candidatos sólidos y viables”, se lee en el documento. Adicionalmente, considera crucial reexaminar el proceso de elección del presidente de la Suprema Corte. Considera que el sistema vigente “puede propiciar alineamientos personales entre los miembros, lo que puede perjudicar la toma de decisiones imparciales”. Para ello se busca una presidencia anual, asignada con base en la antigüedad.

El frente opositor y su candidata proponen la creación de una comisión especial para designar a los miembros de los organismos autónomos. Esta instancia, integrada por 15 personas, ha de encargarse de evaluar y seleccionar los aspirantes que reúnan los méritos necesarios para asumir cargos de dirección en instituciones autónomas. “De esta manera, se asegurará que ni el presidente ni el Congreso intervengan en estos procesos, al mismo tiempo que se reducirá la posibilidad de que los nominados estén ligados a intereses partidistas o políticos”, señala el documento, que en esencia es el proyecto que construyó José Ángel Gurría, exsecretario de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y ahora mano derecha del priista Enrique de la Madrid.

Reforma electoral

En los primeros dos años de su posible Gobierno, Gálvez buscará una reforma electoral integral que comprende regular el proceso para la elección de consejeros y magistrados, la creación de un sistema de rendición de cuentas; cambios en los procedimientos electorales, en las condiciones de la competencia electoral y el sistema de partidos. Eliminar la cláusula de sobrerrepresentación del 8% en el Congreso a nivel federal y avanzar hacia un modelo en el que se elimine el sistema mixto para ampliar la representación proporcional (plurinominales) hasta alcanzar el 100%. “Es importante asegurar que ninguna fuerza política ostente una preeminencia abrumadora, y garantizar el equilibrio necesario para el adecuado funcionamiento del Congreso” plantean en su proyecto. También inciden de blindar los comicios de la intromisión del crimen organizado con el fortalecimiento de los mecanismos de supervisión y control de los recursos asignados a las campañas electorales.

Seguridad

Para la oposición, el combate a la inseguridad también implica una serie de reformas con el objetivo de regresar al Ejército a los cuarteles, convertir a la Guardia Nacional en una institución civil y fortalecer las corporaciones policiacas estatales y municipales. De este forma, la abanderada del PAN opta, al menos en el programa, por echar para atrás la polémica medida impulsada por el último presidente panista, Felipe Calderón (2006-2012), a los pocos meses de iniciar su mandato. 18 años después, los militares siguen en la calle para enfrentar a la delincuencia organizada. En la lista de instituciones de nueva creación que plantea el proyecto de la coalición entre PAN, PRI y PRD se contempla un Sistema Nacional de Inteligencia que articule la batalla contra las amenazas al Estado mexicano.

El sistema de salud será sujeto a reformas de fondo que tienen como objetivo implantar un Seguro Universal de Salud (SUSalud) que garantice el acceso a la atención médica a todas las personas en instituciones públicas y privadas. La propuesta apuesta por cinco modificaciones legales y constitucionales para alcanzar servicios de salud de alta calidad para los mexicanos.

Fiscalización de los programas sociales

Los programas sociales creados por el obradorismo tienen continuidad en esta administración, como ha asegurado la candidata presidencial, pero con candados y bajo una constante fiscalización. Para ello propone la creación de un padrón único nacional, un registro de beneficiarios actualizado que permita garantizar el uso imparcial y transparente de los recursos a cargo de una oficina independiente que cuente con toda la información sobre la cobertura y los resultados de estos apoyos.

“México enfrenta retos significativos en su proceso de democratización, donde el poder presidencial concentrado y el personalismo han sido barreras persistentes. La confrontación y polarización actuales amenazan con retrasar aún más la consolidación democrática. Es fundamental buscar una nueva estructura institucional, alejándose de la retórica divisiva y centrando los esfuerzos en robustecer el estado de derecho”, señala el documento formalmente registrado ante el INE que es la hoja de ruta del proyecto nación para la candidata presidencial de la coalición Fuerza y Corazón por México de cara al arranque de la campaña el próximo 1 de marzo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país

Sobre la firma

Elia Castillo Jiménez
Es periodista mexicana, está especializada en temas de política: Congreso de la Unión, partidos y elecciones. Ha trabajado en distintos medios como Milenio, Radio Centro y El Heraldo de México. Es licenciada en Periodismo y Ciencias de la Comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_