Petro, sobre la victoria del no en el plebiscito de Chile: “Revivió Pinochet”

El presidente de Colombia llama a unir las fuerzas democráticas y sociales para “dejar atrás un pasado que mancha a toda América Latina”

Promotores de la opción 'Rechazo' al plebiscito constitucional, en Santiago de Chile.
Promotores de la opción 'Rechazo' al plebiscito constitucional, en Santiago de Chile.ELVIS GONZÁLEZ (EFE)

Gustavo Petro ha reaccionado de forma abrupta a la derrota de la nueva Constitución en Chile que abandera su colega Gabriel Boric, junto al que pretende liderar un eje progresista en Latinoamérica. “Revivió Pinochet”, escribió el presidente de Colombia en Twitter sobre una noticia de la CNN que avanzaba la victoria del no. En ese momento ni siquiera Boric había hablado en público. Minutos más tarde de su primer mensaje, Petro ahondó en la idea de unión entre una nueva generación de gobernantes alejados de los viejos dogmas de la izquierda radical para imponer una agenda reformista: “Sólo si las fuerzas democráticas y sociales se unen, será posible dejar atrás un pasado que mancha a toda América Latina y abrir las alamedas democráticas”.

Varios de sus colaboradores tienen acceso a la cuenta de Twitter de Petro, pero este mensaje tan contundente solo ha podido escribirlo él mismo. En apenas dos tuits ha nombrado y ha hecho referencia a dos fantasmas del pasado de Chile, el dictador Pinochet que gobernó desde los setenta hasta principios de los noventa y a Salvador Allende, el presidente socialista que sufrió el golpe de Estado de Pinochet y se suicidó en la residencia presidencial con un disparo de escopeta cuando los militares estaban a punto de entrar por la puerta. Petro confiaba en una reforma constitucional que, a su forma de ver, encaminaría al país andino hacia una sociedad más justa.

Él mismo ha barajado en algunas ocasiones modificar algunos artículos de la constitución colombiana, pero el rechazo que ha encontrado enfrente le ha frenado en seco. Se considera un texto progresista, al menos más que la propia sociedad colombiana. Intentar modificarla sería tremendamente impopular. En campaña electoral tuvo que desechar esa idea porque con ella en el programa le hubiera sido prácticamente imposible ser presidente. Cree que la que se firmó en el 91 con un gran acuerdo nacional, un sendero que se abrió con la entrega de armas de la guerrilla del M-19 (Petro formó parte de ella), tiene algunos sesgos conservadores que limita las políticas sociales que quiere llevar a cabo un gobierno de izquierdas como el suyo.

En Chile ha ocurrido lo que seguramente pasaría en Colombia: una mayoría muy contundente ha rechazado modificar la constitución. Más del 62% ha votado en contra. La participación ha sido altísima, de un 83%. Chile ha dejado claro que, aunque quiere cambiar su carta magna, no será como lo ha propuesto el oficialismo.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS